Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 25- -11- -2007 11 incapacidad del aparato del Estado central para imponerse a los aparatos estatales autonómicos? -Pregúnteselo usted a los políticos. Los políticos no ven las cosas como las ve usted. -Y el historiador, ¿cómo las ve? -El historiador las ve como las cuenta. Yo cuento abundantemente, de forma que es difícil pensar que la gente no sepa lo que uno piensa. ¿La Monarquía es la mejor forma de Estado posible? ¿Así en abstracto? -Tiene su atractivo; hay una opinión que es monárquica y una opinión que es republicana. Cada cosa tiene sus pros y sus contras, porque en la época constitucional de Europa hay diferentes formas de monarquía. Hay monarquías constitucionales y monarquías parlamentarias. En las monarquías constitucionales el Rey conservaba la última decisión en todos los negocios, mientras que en la monarquía parlamentaria los reyes son figuras emblemáticas, pero no tienen poder. El sistema parlamentarismo lo que hace es reducir el poder del Rey al prestigio, a la influencia. Y la influencia, en el mejor de los casos, se dedica a decir: Yo veo las cosas así pero no responsabiliza a nadie por el ejercicio de la influencia. El que toma la decisión es al que le corresponde constitucionalmente tomar las decisiones: las leyes las hace el Parlamento, los reglamentos los hace el Gobierno, y la Administración los aplica. Y todos estos sujetos toman sus decisiones de acuerdo a sus competencias. -En España. dad de disolver anticipadamente las Cortes. En Inglaterra se acabó antes que en ningún otro sitio. En segundo lugar, para gobernar se necesita la confianza del Rey. En Inglaterra eso dio lugar a una serie de debates en los cuales se dijo que sí, que debía contar con la confianza del Rey; hay un momento en el que se habla de dos confianzas, la del Rey y la de la Cámara, pero en definitiva eso fue un momento de una pelea, de un tránsito largo en el cual de la confianza del Rey se pasó a la confianza de la Cámara: para gobernar hay que tener la mayoría. Eso está en el siglo XVIII en Inglaterra, cuando nadie en Europa pensaba en cosas semejantes, ni siquiera en tener un Parlamento permanente. Y en tercer lugar, se necesita la sanción del Rey para legislar. Con estas tres piezas- -no estamos en ninguna abstracción, estamos en una realidad concreta- -se construye un sistema u otro. Si las tres piezas están en manos del Rey estamos, en una monarquía constitucional. Si las tres piezas están fuera de las manos del Rey, estamos en una monarquía parlamentaria. Tan sencillo, y claro, como eso. Una de las cosas curiosas es que los reyes en Europa, todos, han perdido, aunque las constituciones no se lo dejen, la última decisión, mientras que no hay presidente de la República que no tenga más poderes que cualquiera de los reyes que existen hoy en Europa. Luego, hay prácticas distintas, claro. ciedad está compuesta de unos que trabajan, otros que guerrean y otros que oran Algo perfectamente contemporáneo. El federalismo es un término que se invoca en un contexto que yo no lo veo muy claro Las consecuencias del nacionalismo son el nacionalismo. Es un discurso reactivo contra lo que ha sido la Ilustración No hay presidente de la República que no tenga más poderes que cualquiera de los reyes que existen hoy en Europa -Los que oran, los que luchan y los que trabajan, concepción que dio lugar a una organización estamental de la sociedad, que llega hasta la Revolución Liberal. La Edad Media y la Edad Moderna entera no conocieron otra forma de sociedad. Hay un capítulo dedicado a las guerras con armas blancas y otro dedicado a la guerra con armas de fuego, pero no hay un apartado dedicado a las guerras. No hay una descripción de ellas, ni grandes ni pequeñas. La que he dirigido es una Historia de Europa sui géneris que responde a un planteamiento diferente. El tipo común de Historia es una Historia que tiene como protagonista, como sujeto, al Estado. Entonces esa Historia tiene una historia interna que es política, administrativa, y de las relaciones exteriores: el comercio, la guerra y la paz. Por debajo de ese nivel hay una Historia local en la cual ninguno de estos temas se puede tratar más que, a lo sumo, como acontecimientos exteriores que llegan en forma de leyes, o de sucesos derivados de la guerra, y la sociedad sufre las consecuencias de esos actos y decisiones. individual es una institución, pero es una forma de propiedad distinta el mayorazgo. El mayorazgo es una institución, y las instituciones tienen unas vidas independientes y un tiempo histórico en el cual cambian y son sustituidas por otras que regulan las mismas áreas, pero lo hacen de una forma distinta. Un fenómeno muy significativo es que la economía se ha concebido siempre como un sistema de produccióndistribución controlada por el Poder y el Estado. -Exigiendo normas de calidad, imponiendo normas de circulación, de distribución, y fijando precios en forma de tasa. Curiosamente, hay una larga época de economía controlada con una relativa eficacia. Con dos ideas fundamentales: el abastecimiento de la población, de las cosas que se necesitan, y que por lo tanto deben estar controladas desde el Poder. -Se comparte. Y las constituciones, sin ser un fenómeno exclusivamente europeo, ni siquiera originariamente europeo, son un sistema que va creando una identidad política en Europa. Comprendemos bastante bien los sistemas políticos de los otros países, no todo lo bien que comprendemos el propio, porque en las instituciones hay matices. Las instituciones sociales sólo se comprenden a nivel continental porque se han producido y se han desarrollado a nivel del continente: el feudalismo, por ejemplo, el régimen señorial. Multitud de realidades importantes. -Subsiste, y llega hasta la Revolución Liberal. La idea de que los gremios deben organizar la producción, la distribución... Son ideas comunes que existen en todas partes de Europa. No es la experiencia que hemos tenido durante tres cuartos de siglo de dos mundos separados, distintos, muy distintos en muchas cosas, como eran el comunista y el capitalista. ¿Cómo controla el Poder ese sistema económico? -La Monarquía absoluta es una institución europea... ¿Cuáles eran las facultades capitales de los reyes para construir un sistema u otro? -Pero que además es cambiante. Esa es la influencia, que puede ser muy poderosa. Pero la influencia no determina. Por ejemplo: por la influencia que ejercen mis discursos usted no puede hacer una cosa, y después decir que el responsable soy yo, porque el que ha tomado la decisión es usted, que se supone que es una persona libre. La influencia ha existido mucho en las relaciones, y en las relaciones científicas son manifiestas, o en las artísticas. Por ejemplo: Picasso era Picasso. No creo que Picasso predicara nunca nada a nadie, pero existía. Y le bastaba existir y pintar para influir. Los que cambiaron su estilo por la influencia de Picasso le pueden responsabilizar: ¡Pues no he conseguido el éxito que esperaba! pero su poder es evidentemente nulo. No hay decisión que dependa de su voluntad. ¿La Monarquía tiene un poder que no está escrito, pero que es real? -Evidentemente, la imagen de un padre puede verse afectada por la imagen de la actuación de sus hijos. El Rey controla su actuación, pero no controla la actuación de su entorno familiar. Ahí también se encuentra la situación de ejercer una influencia. Hubo una época en la que se consideraba que el matrimonio era una cuestión política. El matrimonio debía contribuir a mejorar la condición económica y material de los contrayentes y de sus familias. Después aparece no el amor, sino el problema de la primacía de los sentimientos sobre el razonamiento. Se impone el sentimiento sobre el interés. A nadie le ha importado, las bodas se han hecho, y hay países donde se siguen haciendo por las familias en función de los intereses de los individuos. El caso del Rey no es distinto del caso de un particular- -La Reina Isabel II y el Duque de ¿Uno de los problemas de la Monarquía es la excesiva publicidad de las vidas de los miembros de sus familia reales? -En su historia social de Europa hay un capítulo sobre la sociedad estamental, visible para los contemporáneos del año 1000, con esta cita de un obispo: La so- se está volviendo cada vez más monótono. Hay muchos divorcios, y longevidad. Antes nadie cumplía las bodas de oro; tendrán que inventarse nuevos títulos para cuando lleguemos a las bodas con centenario. -Que a mí me interesa mucho, y había tratado puntualmente en alguna ocasión, -con el libro Textos fundamentales para la Historia cuando comencé mi carrera como catedrático en Salamanca- y es una Historia que contempla un tipo de realidades distintas de las que tienen como sujeto los Estados. Son las instituciones: realidades sociales, normas, costumbres, prácticas, que caracterizan una sociedad, y que se refieren a las personas y a su condición: la esclavitud, la libertad... Realidades económicas y jurídica como la propiedad, la familia, el sistema de penas, el mercado, la banca, todas instituciones con un valor muy significativo. Las formas de propiedad son las instituciones. Por ejemplo, la propiedad ¿Existe otra Historia? ¿La idea del precio justo se encuentra ya en Roma? La Historia ha creado realidades muy sólidas En El constitucionalismo en la Historia Artola sistematiza magistralmente la vigencia efectiva de los grandes y esenciales principios del constitucionalismo moderno: progresivo fortalecimiento del Estado, rehabilitación de la ciudadanía como condición de igualdad y reintegración a los poderes centrales de la capacidad de decisión. -En primer lugar, la capaci- -Una bodas de diamante. Eso Edimburgo acaban de celebrar su sesenta aniversario de boda. ¿Unas bodas para la eternidad? ¿Esos principios son la única alternativa frente a los planteamientos secesionistas vasco y catalán? -La Historia no está cerrada. La historia está determinada, en parte, por el pasado, es decir, que ofrece posibilidad, y la Historia ha creado realidades muy sólidas, ha creado Estados, ha creado pueblos, ha creado las lenguas, y ha creado las culturas, aunque en las culturas hay un desacuerdo: desde mi punto de vista, la cultura es lo más amplio, tanto o más aún que las instituciones. Cuando hablamos de Renacimiento es como cuando hablamos de feudalismo: su desarrollo se da en toda Europa, no es simplemente una exportación italiana. No son productos que se exportan; son ideas que se comunican, y que dan lugar a nuevas ideas.