Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID SÁBADO 24 s 11 s 2007 ABC ¡Aúpa tuna! La Orquesta de Pulso y Púa de la Complutense, con 77 tunos que peinan canas, celebra sus 25 años de existencia. Hoy ofrece un concierto a beneficio de dos ONG POR MARÍA ISABEL SERRANO FOTO DE SAN BERNARDO MADRID. La única condición para formar parte de la Orquesta de Pulso y Púa de la Universidad Complutense es haber sido tuno. Pero no tuno de malo, sino tuno de tuna, de rondalla. Y los 77 integrantes de esa orquesta lo cumplen a rajatabla. Los pillamos ensayando para su concierto de hoy, día 24, en el Teatro Monumental de Madrid, en la plaza de Antón Martín. ¡Qué alegría. Me dicen que va muy bien la venta de entradas! nos comenta Fernando Álvarez, presidente de esta especial estudiantina donde casi todos peinan canas. Será su concierto 373 y, como la mayoría, benéfico. La recaudación será para dos ONG: la Asociación Esclerosis Múltiple de Madrid y Atenpace, dedicada a niños y jóvenes con parálisis cerebral. El concierto de hoy va a ser muy especial, también, por otros motivos. La Orquesta de Pulso y Púa de la Universidad Complutense cumple veinticinco años. Nunca se deja de ser tuno recuerda Álvarez. Él, a sus 71 años, ingeniero industrial jubilado, toca el laud. La orquesta está compuesta por bandurrias, laúdes, guitarras y percusión. También tienes cantantes con una voz, por cierto, que les sale a raudales. La edad no les ha restado potencia en sus cuerdas vocales. Una maravilla. De sus 77 miembros, el más anciano es Juan Álamo, 93 años y maestro jubilado. Se dice de él que rondó, en sus años mozos, a Miguel de Unamuno y, en el año 1934, al entonces presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora. El más joven de la rondalla es José Antonio Pozo, 37 años. En esta tuna de veteranos nos encontramos con médicos, ingenieros, veterinarios, economistas y farmacéuticos. Voz a raudales Un ensayo de los veteranos tunos antes de su concierto de esta tarde Ensayan en el colegio mayor Nuestra Señora de África. Semana tras semana; truene, llueva o haga calor. Sus edades no son obstáculo. Les dirige José Luis Ráez, profesor de Música en la Facultad de Ciencias de la Educación. En realidad, la Orquesta de Pulso y Púa de la Universidad Complutense es la manifestación de una idea romántica porque tiene su origen en la Asociación de Antiguos Tunos de la Universidad de Madrid. Estamos ante una agrupación musical que ha ganado prestigio a medida que ha ido dándose a conocer en ámbitos musicales nacionales e internacionales. Es una entidad sin ánimo de lucro que se rige por el deseo de convertir en una actividad cultural lo que, en principio, nació como divertimento. Nos cuentan que la Asociación de Antiguos Tunos se constituyó en 1982. En 1990 fue adoptada por la Complutense como orquesta propia. Su repertorio es muy variado. Interpretan, además de las típicas canciones de estudiantina, a Albéniz, Alonso, Bretón, Falla, Granados, Lope Lucena, Luna, Padilla, Serrano, Tárrega y Soutullo. Entre los extranjeros, Bach, Beethoven, Mozart, Schubert y Vivaldi.