Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA SÁBADO 24 s 11 s 2007 ABC Carlos Rodríguez Braun El Banco de España se desmarca del Gobierno y prevé alzas del IPC hasta abril Vincula el crecimiento del 3 para 2008 a que la crisis tenga una duración limitada ABC MADRID. El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, aseguró ayer que el IPC seguirá experimentado repuntes en los próximos meses, pero indicó que, a partir del abril, comenzará a reducir sus tasas, siempre y cuando no se produzcan efectos de segunda ronda. En este sentido, el gobernador del Banco de España precisó que, si no se produce este efecto, el IPC podría situarse entre el 2 y el 3 al final del próximo año. Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Senado, Fernández Ordóñez indicó que el aumento de la inflación en la zona euro ha sido inesperado y no se podía prever En este contexto, afirmó que el Banco Central Europeo (BCE) debe estar dispuesto a actuar (subiendo los tipos de interés) si observa efectos de segunda ronda Fernández Ordóñez dijo que las perspectivas de inflación en la zona euro para el medio plazo siguen ancladas El problema es ver qué va a suceder por parte de los empresarios y las negociaciones salariales en Europa, donde en algunos mercados hay cierta falta de holgura añadió. El gobernador mantuvo en el entorno del 3 %l a previsión de crecimiento de la economía española en 2008, pero condicionó este incremento al supuesto razonable de que las turbulencias (en referencia a la crisis crediticia) tengan una duración limitada En su intervención, Fernández Ordóñez destacó que el PIB se aproxima de forma gradual hacia tasas en el entorno del 3 si bien matizó que a lo largo de estos meses han sucedido cuatro cosas que están complicando las perspectivas Por un lado, señaló que la desaceleración de la economía estadounidense puede ser más profunda de lo previsto, lo que se conjugaría con una mayor reducción de las tasas de crecimiento en todo el mundo, debido al endurecimiento en la concesión de crédito. Asimismo, se refirió al crecimiento espectacular el precio del petróleo y alimentos y a la creciente fortaleza del euro, que ya se cambia por 1,492 dólares. Tras insistir en que aún es pronto para calibrar las consecuencias de las turbulencias financieras en el plano interna- TEMOR RECAUDATORIO raíz de la propuesta fiscal del PP hemos observado esta semana el predominio del santo temor a la pérdida de recaudación. Cabe reconocer la habilidad de Rajoy al aprovechar la sensibilidad fiscal, porque el debate tributario electoral ha llegado para quedarse. El atractivo de las propuestas de rebaja de impuestos ha sido nuevamente ratificado por la precipitada y hostil reacción de los socialistas, que prueba que los populares les han ganado esta vez por la mano, como editorializó ABC el miércoles. Dentro de poco contraatacará el PSOE con propuestas en Renta y Sociedades, que venderá como justas y sensatas. Serán poca cosa. Ante la pregunta de si los amigos de la libertad debemos celebrar la propuesta del PP sin matiz alguno, creo que no debemos, por dos razones. Una es que no sabemos en qué consiste lo que el PP ha hecho adrede para dosificar los mensajes y no perder la iniciativa. Más adelante desvelarán aspectos centrales como el grado de la exención. La segunda razón es el pánico recaudatorio, merced al cual todos los partidos declaran incuestionable el gasto público, es decir, la presión fiscal. De ahí que los socialistas hayan insistido en el coste de la reforma, y los conservadores hayan jurado por su honor que Hacienda no va a perder ni un euro. Ambas reacciones son característicamente antiliberales. Subrayar el coste de una bajada de impuestos, en efecto, revela magro aprecio por la libertad, porque esa medida se caracteriza por sus beneficios, puesto que (perdón por utilizar un lenguaje tipo Smiley) extiende los derechos de los ciudadanos a conservar lo que es suyo. Ahora bien, tampoco ilusiona la prédica lafferiana de la derecha. El argumento de que unos impuestos menores dinamizan la actividad económica y por tanto mantienen o elevan la recaudación es verosímil pero peligroso, dado que convierte los menores impuestos- -es decir, la mayor libertad ciudadana- -no en un fin en sí mismo sino en un medio para allegar fondos a Hacienda. crb thinkingheads. com A Fernández Ordóñez, ayer, durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Senado cional, Fernández Ordóñez sí precisó que el análisis de las perspectivas económicas está rodeado de un grado de incertidumbre mayor de la habitual Así, indicó que es altamente probable que la crisis crediticia termine repercutiendo en una ralentización de las tasas de crecimiento mayor de lo que se anticipaba antes del verano. En este contexto, señaló que se espera un cierto endurecimiento en la concesión de créditos a familias y empresas y unas perspectivas bastante menos halagüeñas para EE. UU. ya que las dificultades de su sector inmobiliario son mayores que hace unos meses. Con todo, indicó que una vez se supere la fase más crítica se producirá una valoración más ajustada del riesgo y un aumento de la disciplina en los mercados financieros EFE El análisis de las perspectivas está rodeado de un grado de incertidumbre mayor de la habitual Desaceleración gradual Fernández Ordóñez reclama prudencia con el incremento del salario mínimo El gobernador del Banco de España consideró que debe estudiarse con prudencia el incremento del salario mínimo interprofesional (SMI) debido al impacto que puedan tener en la formación de costes y precios y en la generación de empleo En su intervención ante el Senado, Fernández Ordóñez también señaló que deberían analizarse elementos institucionales como las cláusulas de salvaguarda, que podrían disminuir la sensibilidad de los salarios al cambio de ciclo económico. El gobernador insistió en la necesidad de aumentar la flexibilidad y eficiencia del mercado de trabajo para facilitar la reasignación del empleo entre los distintos sectores y evitar que el cambio de ciclo provoque descensos en la ocupación, como ha ocurrido en el pasado. En cualquier caso valoró que los costes laborales estén teniendo este año una trayectoria de moderación En el ámbito nacional, el gobernador del Banco de España aseguró que la inversión residencial está moderando su ritmo de avance de forma algo más marcada prolongando la pauta de desaceleración gradual que viene mostrando desde principios de 2006. En este contexto, constató una normal adaptación de las familias a unas condiciones monetarias y financieras menos holgadas con una moderación del consumo interno, si bien, dijo que parece difícil que la inversión productiva pueda compensar la menor aportación del gasto de las familias En el capítulo de las cuentas públicas, Fernández Ordóñez precisó que el superávit superará en 2007 el 1,3 previsto inicialmente y se acercará al resultado de 2006, cuando se situó en el 1,8 Precisó que si se produjera un resultado en las cifras de recaudación del año 2007 más holgado de los previsto, se debería trasladar a la previsión presupuestaria para 2008 y permitir, por tanto, la consecución de un superávit también más elevado en el próximo año. Lo importante es que los márgenes adicionales que puedan surgir por el lado de los ingresos no redunden en un incremento del gasto sino en la generación de un mayor superávit añadió.