Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 24 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 37 Un naufragio en la Antártida hace recordar el Titanic Un crucero de turistas chocó con un iceberg, pero todos fueron evacuados CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. El fantasma del Titanic recorrió de proa a popa el Linoblad Explorer El crucero de placer, con centenar y medio de turistas a bordo, se iba a pique en aguas de la Antártida. Un iceberg había roto el casco del buque con bandera de Liberia y tripulación británica. Faltaban diez minutos para la una de la madrugada de ayer. Tres horas más tarde, el capitán dio la orden de abandonar el barco en los botes salvavidas y las 154 personas que la escucharon la cumplieron al pie de la letra. Entre estos no había españoles, la mayoría eran ingleses, holandeses y estadounidenses. Todos están sanos y salvos en el último confín del continente, en Punta Arenas (Chile) No hubo heridos ni muertos. Al final todo fue un susto pero la aventura del Explorer no la olvidará ninguno de los tripulantes y pasajeros. Los náufragos abordaron ordenadamente ocho botes semirígidos y seis balsas salvavidas. Se encontraba a unos 96 kilómetros de la Península Antártica. Por fortuna, los sistemas de comunicación funcionaron como un reloj y el barco NordNorge (noruego) que se encontraba en las proximidades, pudo corregir su rumbo a tiempo y rescatar a todos. A las cinco y cuarto de la mañana el Capitán y el primer oficial abandonaron el buque. Está previsto que todos sean trasladados hoy a la base chilena Eduardo Frei, en la Antártida, la misma que visitó el Rey Juan Carlos hace unos años junto al ex presidente Ricardo Lagos. De allí, varios Hércules de la Fuerza Aérea Chilena co- El Linoblad Explorer se hunde entre los hielos tras chocar contra un iceberg menzaron a trasladarlos a tierra firme, a Punta Arenas. Entre tanto, el Explorer hacía agua. A unos mil kilómetros de Ushuaia, cerca de la Península Antártida, el buque se escoraba 22 grados. Aunque en su casco figura el nombre de Linoblad Explorer, todos los informes se referían al crucero por el segundo nombre. El barco fue construido en 1969 y reacondicionado en 1993 para dedicarse exclusivamente a travesías en la Antártida. Propiedad e la compañía Gap Adventures, medía 75 metros de eslora y 14 de manga. Según South American Experiencia una de las operadoras de turismo que ofrecía la travesía, el casco tenía un doble re- AFP fuerzo para poder resistir las temperaturas polares. El paquete vacacional incluía una travesía de 19 días con todos los servicios y comidas por 7.500 euros por persona. ABC. es Vídeo del naufragio en abc. es internacional