Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL Tribuna Abierta SÁBADO 24 s 11 s 2007 ABC Oswaldo Payá CUBA Y VENEZUELA, PUEBLOS LIBRES Y AMIGOS L AXVIICumbreIberoamericana celebrada en Santiago de Chile ha vuelto ha mostrar al mundo los grandes lazos ideológicos que unen a Cuba y Venezuela con otros países y la cada vez mayor distancia que les separa de los regímenes democráticos. El complejo de que Cuba, para sobrevivir, tiene que ser subsidiada y sostenida por una potencia que menoscabe nuestra soberanía y manipule nuestro pueblo como un instrumento para intereses ajenos, ha sido impuesto con el comunismo. El pueblo cubano siempre vivió de su propio trabajo y creatividad, nadie sostenía a Cuba, ni la subsidiaba y dominaba. El padre Félix Varela nos enseñó, muy temprano, cuando se forjaba nuestra identidad como nación independiente, que Cuba debía ser tan isla en lo político, como en lo geográfico. El canciller cubano Felipe Pérez Roque declaraba en Nueva York que Cuba estaría dispuesta a renunciar a su soberanía para integrarse en un gran bloque de naciones latinoamericanas y caribeñas Si esta afirmación es grave, lo es más la razón por la que él puede decir cualquier cosa sin contar con los cubanos. Puede hablar así en nombre del pueblo cubano porque los cubanos, en Cuba, ahora no tenemos voz y vivimos bajo un orden sin derechos. Esa declaración ni siquiera es conocida por la mayoría del pueblo cubano. enía razón el padre Félix Varela cuando en toda su enseñanza humanista y patriótica afirmaba quela soberanía nacional es inseparable de la soberanía popular. Un pueblo sin derechos no es soberano e independiente y viceversa. Debemos recordar que decenas de cubanos fueron detenidos en marzo de 2003 y condenados después bajo la injuriosa y falsa acusación deatentar contralaindependencia nacional. El propio Pérez Roque calumnió y ofendió repetidamente a esos prisioneros que, aun teniendo la verdad, no podían defenderse. Sin embargo, es ahora el canciller quien sí anunciaqueCuba pudiera ceder su soberanía y su bandera. Lo que hemos hecho y hacemos nosotros y los hoy Prisioneros de la Primavera de Cuba es defender la soberanía e independencia nacional, defendiendo los derechos de los cubanos y la soberanía popular, algo que de manera pacífica, transparente y radical se defiende y reivindica en el Proyecto Varela. Y por eso estánencarcelados nuestros hermanos, sufriendo prisión injus- Amamos al pueblo venezolano y le deseamos la prosperidad, la paz y la libertad, pero lo queremos como amigo. Ambos pueblos queremos ser libres y amigos. Creemos que eso es lo que quiere el pueblo venezolano, que seguramente tampoco quiere dos presidentes, ni ninguna confederación afirmó en Cuba que ambos países son un mismo país y van hacia una confederación de repúblicas bolivarianas, martianas, caribeñas y suramericanas. Ya antes había dicho que Cuba tenía dos presidentes, considerándose él mismo uno de estos dos. Por una parte, si esa confederación se realizara como la fusión de los regímenes que ahora imperan, respectivamente, en Cuba y en Venezuela, dicha confederación, no sería ni bolivariana ni martiana, pues sería para la opresión y no para la libertad. Por otra parte, Cuba no va a confederarse ni fusionarse con nadie. Cuba es hermana de Latinoamérica y, aunque no ha tenido la solidaridad de parte de la mayoría de la familia latinoamericana, es parte inseparable de esa familia. l carácter autocrático del régimen de Chávez y sus aspiraciones de perpetuarse en el poder ya están clarificados. Parece haber una comunidad de intereses entre los dos regímenes que se enlazan en un proceso de realimentación. No me refiero al servicio humanitario, y por eso positivo, que ofrecen los médicos cubanos en Venezuela, sino alenlace político que se afirma en la dependencia forzada de la economía cubana del petrodólar venezolano y que parece otorgarle al presidente Chávez la potestad de decir también él y también en Cuba y de Cuba lo que le parezca. Más allá de las declaraciones insultantes de Chávez y del canciller del Gobierno cubano está el peligro de que el presidente Chávez convierta nuestro país en instrumento de sus aspiraciones hegemónicas, envolviéndolo en su frenesí de confrontación, que en nada responde a los legítimos intereses y dignidad de nuestros pueblos, ni a la defensa de nuestra independencia nacional, algo que el pueblo de Cuba siempre sabrá defender por sí mismo. Se convierte entonces el petrodólar venezolano en petrodolor para el pueblo cubano. Amamos al pueblo venezolano y le deseamos la prosperidad, la paz y la libertad, pero lo queremos como amigo. Ambos pueblos queremos ser libres y amigos. Creemos que eso es lo que quiere el pueblo venezolano, que seguramente tampoco quiere dos presidentes, ni ninguna confederación. Este es el mismo concepto y el mismo fundamento que tenemos para las relaciones con los vecinos del norte, donde vive una parte importante del pueblo cubano, y con todos los estados del mundo: relaciones entre pueblos y estados independientes y soberanos, respetuosos de la autodeterminación de cada cual. Otra vez: pueblos amigos, pero libres e independientes. Nosotros, los cubanos, somos a nuestra manera, amigos y hermanos de toda la humanidad, pero siempre nosotros mismos. E T ta en condiciones crueles e inhumanas. Para anular la soberanía del pueblo cubano tuvieron que negar los derechos que reclama el Proyecto Varela y ordenar la genuflexión de la Asamblea Nacional del Poder Popular, donde sus miembros, uno auno, fueron partícipes del despojo del derecho de la soberanía del pueblo cubano, para establecer de manera forzada en la Constitución que elsistema político, económico y social es irrevocable Ahora comprenderán todos en el mundo por qué el Proyecto Varela fue y es tan atacado en fuego cruzado desde muchos poderes y por qué a muchos de sus promotores los mantienen en prisión cruel e inhumana. Porque el reclamar los derechos fundamentales sigue siendo la demanda radical de la libertad y los derechos de las personas, que es el fundamento y es el recurso principaldela defensa de lasoberanía e independencia nacional. Cuba es hogar de todos, patria de todos los cubanos y quiere ser amigo, solidario y hermano de todos los pueblos, razas y culturas, pero los cubanos jamás han consentido ni consentirán que nuestra Patria no sea indepen- diente y soberana. espués, Ricardo Alarcón reinterpreta y trata de arreglar el lapsus del canciller, haciendo una aclaración para el resto del mundo, no para el pueblo de Cuba, ya que millones de cubanos desconocen el ofrecimiento o el anuncio del canciller del Gobierno cubano. AFP afirma que el señor Alarcón dijo: Él PÉREZ ROQUE no dijo cederla a España ni a Estados Unidos, él dijo cederla el día que tengamos la patria grande, la patria unida por la que luchó esa bandera toda su historia agregó, al mencionar que la Unión Europea tiene su propia bandera y moneda (fin de la cita de AFP) Porque los cubanos no cederíamos nuestra bandera y soberanía ni a Estados Unidos, ni a España, ni a nadie y tampoco a ninguna patria grande. Y todos sabemos que las amenazas e insultos repetidos a nuestra soberanía se están concretando en la injerencia arrogante del presidente Hugo Chávez y su poder en la vida de Cuba. Podemos ver un antecedente de esta expresión del señor Felipe Pérez Roque en la declaración de Hugo Chávez cuando el pasado 14 de octubre D