Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es SÁBADO 24- -11- -2007 ABC La Ertzaintza interviene en un sabotaje de varios proetarras que se encadenaron en las obras del TAV a su paso por Luco (Álava) BLANCA CASTILLO La campaña etarra de acoso al AVE vasco causa la primera fuga de una empresa Excavaciones Ugarte reconoce que abandona su participación en las obras tras la campaña de coacción que ha venido sufriendo J. PAGOLA MADRID. La campaña de presión emprendida por la izquierda abertzale y, sobre todo, la amenaza de ETA contra la construcción de la red ferroviara vasca Y para el Tren de Alta Velocidad (TAV) se han cobrado ya su primera víctima: una de las empresas implicadas en las obras, Excavaciones Ugarte S. L. se ha desvinculado del proyecto al no poder soportar el acoso. Esta empresa, con sede en Irún, fue subcontratada por Altuna y Uría para ejecutar todas las excavaciones y movimientos de tierra en el tramo de la red ferroviaria actualmente en construcción, que abarca los municipios alaveses de Legutiano, Arrazua y Ubarrundia, y que próximamente se iban a extender a Urbina, también en Álava. Se da la circunstancia de que Altuna y Uría integraron, junto a otras cuatro empresas, una Unión Temporal encargada de construir la autovía de Leizarán que une Guipúzcoa con Navarra. Aquella Unión de Empresas también estuvo en el punto de mira de las pistolas, por lo que sus responsables decidieron entonces no comenzar las obras hasta que ETA anunciara que retiraba las amenazas. Al final, el Gobierno vasco negoció con Batasuna la modificación del trazado de la autovía exigida por ETA, que sólo por esta cesión al chantaje dejó de poner al proyecto en su punto de mira. De esta forma, Altuna, Uría y demás empresas comenzaron los trabajos en libertad vigilada La historia se repite. Ahora, Excavaciones Ugarte S. L. ha venido recibiendo presiones y amenazas en forma de concentraciones ante sus oficinas, pintadas en sus fachadas y hostigamiento a directivos y empleados. La gota que colmó el vaso fue una concentración que varias decenas de activistas llevaron a cabo el pasasdo 23 de agosto a las puertas de la factoría, para denunciar públicamente su implicación en esta destructiva infraestructura tan contestada por la sociedad vasca Miembros de la denominada Asamblea contra el Tren de Alta velocidad (AHT) movimiento controlado por Batasuna que instiga esta campaña de hostigamiento, aprovechó el acto intimidatorio para extender las amenazas a los propios trabajadores, a los que exigió, mediante un escrito entregado en mano, que paralicen las obras y respeten la voluntad contraria al TAV expresada mediante consultas populares. Exigimos a los trabajadores que dejen de colaborar con la imposición de este macroproyecto que están ejecutando a espaldas del pueblo, ignorando radicalmente la opinión de la comunidad afectada Y tras la amenaza, los proetarras recurrieron al chantaje mafioso de, o claudicas, o te atiendes a alas consecuencias, al advertir de que si no se detienen las obras seguirán fomentando la lucha y la respuesta popular contra la imposición de este proyecto desarrollista La concentración coactiva fue seguida de algunas pintadas en las que aparecía el nombre de algún dirigente o empleado, junto a la palabra cipa- Trabajadores hostigados