Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 CULTURAyESPECTÁCULOS Muere uno de los mayores creadores de la danza del siglo XX VIERNES 23 s 11 s 2007 ABC Alicia Alonso Directora del Ballet Nacional de Cuba INMENSO CREADOR on la muerte de Maurice Béjart el arte pierde a un inmenso creador, uno de los grandes coreógrafos de todas las épocas. Fue un artista de imaginación portentosa, que además era un filósofo de su arte. Un detalle significativo es que, a pesar de su estética innovadora, tuvo la inteligencia de comprender y la sensibilidad de amar la tradición clásica. Lo recuerdo en sus palabras sobre el ballet Giselle paradigma del romanticismo. Me escribía en 1970: a menudo he visto C el ballet Giselle pero muy raramente he experimentado la emoción de encontrar una Giselle en verdad, un personaje ideal se había sobrepuesto a la realidad Luego me decía soñar con las grandes figuras míticas del pasado, que tanto le hubiera gustado ver bailar. Es notable que un vanguardista como él tuviera esa sensibilidad, esa cultura. En Béjart tuve a un admirador y amigo muy querido; y el Ballet Nacional de Cuba a un entusiasta valedor. Nos visitó en Cuba, dio a nuestra Compañía algunos de sus ballets y nunca nos faltaron sus mensajes, su aliento. Creo que las huellas de este creador permanecerán por siempre en el arte de la danza. Quiso que sus cenizas sean esparcidas en Ostende El ex ministro francés de Cultura, Jack Lang, dijo que había derribado los muros que separan a los seres humanos y a las culturas ABC BRUSELAS. Maurice Béjart envió una carta a un buen amigo, el escritor e historiógrafo Michel Robert, en la que pedía ser naturalizado belga y recordaba su deseo de que sus cenizas descansaran en las arenas de la ciudad costera de Ostende. Me gustaría poder leer algún día en una bibliografía mía: Maurice Béjart, coreógrafo belga señalaba Béjart en la carta que ayer hizo pública Robert, y en la que el artista dejaba claro que se sentía más cercano a Bélgica que a Francia, su país natal. Robert, quien difundió la carta íntegra a través de la agencia Belga, es también concejal de Ixelles, uno de los distritos de Bruselas, y dijo que Béjart revisó en septiembre pasado el texto de la carta y le autorizó a divulgarlo. Creo que ha llegado el momento de oficializar mi relación eterna con este país decía el coreógrafo refiriéndose a los más de treinta años en los que vivió en Bélgica, en los que trabajó especialmente en La Monnaie, principal escenario de ballet y ópera de Bélgica. En su carta, Béjart reafirmaba su amor por Bruselas, por Valonia, por Flandes y, en especial, por Ostende, la ciu- Fue un artista de imaginación portentosa Nacho Duato Director de la Compañía Nacional de danza INTEGRAL a personalidad de Maurice Béjart en el mundo de la danza es irrepetible. Es y será uno de los coreógrafos más influyentes del siglo XX, un revolucionario de la danza, un artista integral, implicado en todas las formas del arte (dirigía cine, escribía libros, pintaba... Es y será un padre para todos los que nos hemos empeñado en hacer de la danza nuestra vida. Esta mañana me levanté con la noticia de su muerte y ARTISTA L me produjo una tristeza profunda. El año pasado celebró su ochenta cumpleaños y su ilusión y su pasión por la danza seguían intactas. Maurice deja un vacío en el mundo de la danza que no será posible cubrir sino con su recuerdo y el de su obra. Particularmente, me unía a él una amistad antigua, pero mantenida a través de los años a través de pocos pero intensos encuentros. Le conocí cuando yo tenía 22 años, en su escuela Mudra de Bruselas. Allí permanecí, bajo su tutela artística, durante dos años. Su arrolladora personalidad y su increíble carisma son responsables de mi amor por esta profesión. Era un enamorado de España. Hablaba español con fluidez y el hecho de que yo fuera el único español en su compañía contribuyó a que desde el principio conectáramos muy bien. Siempre le recordaré con cariño y profunda admiración. Béjart, durante un ensayo en los años setenta dad que quiso que fuese su última morada, situada en el noroeste del país a orillas del Mar del Norte. Adoro Ostende por el aire vigoroso que allí se puede respirar y por su cielo oscuro describía el coreógrafo. A pesar de sus deseos de esconder su origen francés, el ex ministro galo de Cultura Jack Lang, le describió como un hombre abierto a todas las cul- ABC turas, apóstol del mestizaje y el encuentro. Su muerte es para mí un desgarramiento, Béjart es una leyenda declaró a Afp. Era un hombre universal que lanzó un mensaje de creatividad. Y como creador, era un ciudadano del mundo que ha construido puentes entre las creencias y derribó los muros que separan a los seres humanos y a las culturas