Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23- -11- -2007 La última función de Fernán- Gómez CULTURAyESPECTÁCULOS 89 José Luis López Vázquez llega a la capilla ardiente en compañía de su hijo Raphael, ante el féretro FOTOS: JAIME GARCÍA Y POOL Rafael Álvarez, el Brujo El actor Álvaro de Luna, gran amigo de Fernán- Gómez bra, el comentario adecuado fino, inteligente, maravilloso. Yo entablé una amistad entrañable, la pena es que luego no ha tenido una relación continua, pero una vez aquí cada uno tiende a hacer su trabajo, y a vivir la vida que tenía establecida desde hace años. Pero siempre que hemos coincidido nos hemos llevado muy bien. Yo sólo albergo ahora un sentimiento: tristeza. Estoy triste, porque aunque no coindíamos mucho, el recuerdo de él, lo entrañable de Fernando FernánGómez lo voy, y lo vamos, a echar muchísimo en falta. Era descomunal, único, un continente, como escribe Oti en ABC. Fernando era culto, simpático, agradable. Y es cierto que es un grande de España como ha escrito en estas páginas José Luis Garci, porque Fernando Fernán- Gómez ha ocupado los primeros lugares en todos los sectores importantes de este país: literatura, poesía, ensayo, teatro, televisión, cine... Fernando FernánGómez tocaba todos los palos de una forma eminente, de una manera admirable. EL TALENTO DESCOMUNAL Sólo albergo ahora un sentimiento: tristeza. Estoy triste porque voy a echar mucho en falta a Fernando Fernán- Gómez, un hombre entrañable y admirable Teatro de La Comedia, y desde el primer momento- -aparte de la admiración que sentía por él, porque le conocía de su trabajo como actor- -nos comunicamos: fue el conocimiento personal, y una especie de locura. Porque Fernando era un hombre que es posible que no tenga una Prensa muy proclive a la admiración, pero él sí era un hombre absolutamente admirable, simpático, gracioso, entrañable. Fernando era amigo tuyo y tenía un talento descomunal. Y una persona muy tierna. Yo tuve la gran ventaja de hacer, en el año 1991, una película con él titulada Marcelino pan y vino que era un remake de la película de Ladislao Vajda. Viajamos juntos a Italia, a un pueblecito de la Umbria llamado Pié di Lucco, y estuve prácticamente dos meses pegado a Fernando: menos dormir con él lo hice todo. Allí en los Apeninos íbamos a rodar a un sitio que se llama San Pietro in Valle. Allí, al pie de los Apeninos, desayunábamos juntos, viajábamos hasta San Pietro juntos, comíamos juntos, merendábamos juntos, y luego volvíamos otra vez a Pié di Lucco juntos, y nos quedaba sólo cenar juntos, sentarnos en la terraza juntos, tomarnos un par de pelotazos, y hablar, y hablar, y hablar, juntos. Fue maravilloso compartir esos días italianos hasta las dos de la mañana, hora en la que nos acostábamos, pero tengo que aclarar una cosa: no juntos, era la única vez que no estábamos juntos. Fernando era único. Podías hablar de todo con él: siempre tenía la pala- Alfredo Landa Actor onocí personalmente a Fernando Fernán- Gómez durante el rodaje de la película Ninette y un señor de Murcia en la mitad de los años sesenta, que él dirigió, escribió e interpretó el papel protagonista, el de Andrés Martínez. Papel que estrenó Juanjo Menéndez, y que luego le sustituyó José María Montiel. Fernando la dirigió y la interpretó magníficamente. Yo hice de Armando Espinosa. Fue un rodaje maravilloso, basado en la función que yo estaba haciendo en el C