Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 INTERNACIONAL www. abc. es internacional VIERNES 23- -11- -2007 ABC Colombia pone fin a la mediación de Venezuela con la guerrilla de las FARC Uribe pierde la paciencia al ver cómo Hugo Chávez se extralimitaba en sus atribuciones negociadoras ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, puso fin anteayer a la mediación que encomendó en agosto al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, para un canje de rehenes con la guerrilla colombiana FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) En Colombia siempre se vio como una utopía que el mandatario venezolano lograra que las FARC liberaran a los 45 secuestrados canjeables, como se conoce el grupo de personalidades, altos mandos militares y rehenes extranjeros que esta guerrilla quiere intercambiar por 500 rebeldes presos. La razón es sencilla. Colombia y Venezuela comparten una frontera de 2.219 kilómetros, escenario frecuente de secuestros, extorsiones y robos, muchas veces dirigidos por las FARC. Por eso, cuando la semana pasada, en la Cumbre Iberoamericana celebrada en Chile, el comisionado de paz colombiano, Luis Carlos Restrepo, entregó a Chávez fotos vía satélite y mapas que mostraban un campamento en territorio venezolano donde estaría Iván Márquez, miembro de la jefatura de las FARC, todos supieron que hasta ahí había llegado la intermediación. Uribe ya estaba aburrido con la manera como Chávez y la delegada colombiana, la senadora Piedad Córdoba, estaban manejando el tema. No le tenían en cuenta, había una agenda paralela, cartas no reveladas según contó a este diario una fuente del Palacio presidencial que pidió mantenerse en el anonimato. Desde el 5 de agosto pasado, cuando la senadora de la oposición, Piedad Córdoba, solicitó a Chávez su mediación para buscar la liberación de los secuestrados- -entre ellos, la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, de nacionalidad franco- colombiana- -varios hechos han terminado por rebosar el vaso a Uribe. Marulanda (Manuel Marulanda, máximo jefe de las FARC) te habla Chávez Espero una señal tuya dijo el Chávez y Uribe estrechan sus manos durante una cumbre bilateral a finales de agosto, cuando se decidió poner en marcha la mediación EFE Señal de Marulanda Sarkozy y la familia de Betancourt se oponen El Gobierno francés pidió ayer a Colombia que reconsidere su decisión de suspender el diálogo entre Hugo Chávez y las FARC, según informa Reuters desde París. El martes, el líder venezolano se reunió en la capital francesa con el presidente, Nicolas Sarkozy, quien apoyó desde el principio la mediación de Chávez. A pesar de que éste no fue capaz de llevar al Elíseo pruebas de que Ingrid Betancourt, cuya familia reside en Francia, sigue con vida, un portavoz presidencial reiteró su apoyo a la misión del presidente venezolano. Seguimos creyendo que el presidente Chávez es la mejor oportunidad de lograr la liberación de Ingrid Betancourt y los demás rehenes en manos de las FARC en Colombia explicó ayer David Matignon. Los familiares y amigos de Ingrid Betancourt, de quien no se tienen noticias desde 2003, insistieron ayer en su total confianza en Chávez, y solicitaron la intervención de Sarkozy para que no se abandone la vía de diálogo iniciada. Los familiares apelaron a la humanidad del mandatario venezolano. El embajador francés en Bogotá entregará en los próximos días una carta del presidente a Uribe, según Reuters. La respuesta llegó desde Bogotá, donde José Obdulio Gaviria, asesor de Uribe, declaró a la emisora Caracol Radio que la decisión de retirar la autorización a Chávez y a la senadora Córdoba es irreversible mandatario venezolano para pedir un encuentro con el líder de la guerrilla más antigua del continente, con 15.000 hombres alzados en armas. Uribe, un hombre que en cinco años de gobierno ha logrado el repliegue de las FARC, le pidió prudencia. Pero Chávez no escuchó: Si Marulanda quiere venir a Caracas, ponle un avión. Me lo pones en la raya (frontera) con cafecito y todo le dijo a Uribe desde la radio. El presidente colombiano, presionado por su homólogo francés, Nicolas Sarkozy, por la comunidad internacional y por los familiares de los secues-