Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 s 11 s 2007 ESPAÑA 27 Senegaleses repatriados protestan en Dakar por el reparto de trabajo en España Tildan de fiasco el procedimiento utilizado por el gobierno senegalés, aunque Joan Clos asegura en la capital africana que el programa sigue adelante y sin retrasos ERENA CALVO. ENVIADA ESPECIAL DAKAR. Llegarán a Dakar entre hoy y mañana y reivindican mayor transparencia en la gestión de los 2.700 empleos que el Ministerio de Trabajo ha puesto a disposición de Senegal. Unos empleos pactados con el Gobierno de Abdoulaye Wade para que sus ciudadanos puedan emigrar a España por cauces legales. Los manifestantes, un grupo de una treintena de personas de la localidad de Touba, partieron hacia Dakar hace unos días. Son senegaleses repatriados por el Ejecutivo español en los últimos meses después de que alcanzaran las costas canarias a bordo de embarcaciones clandestinas. Desde 2006 ya son más de cuarenta mil los indocumentados que han llegado a las Islas a través de esta vía. En esta región (Touba) son muchos los jóvenes que salieron en cayucos y que han visto frustradas sus expectativas después de que les enviaran de vuelta a casa. Se quejan de que los contratos de trabajo que ha puesto España a disposición de los senegaleses para los próximos dos años se están repartiendo sin seguir criterios objetivos y de que se podría estar beneficiando a determinados grupos de personas relacionadas de algún modo con la Administración Los manifestantes iniciaron la marcha en Touba hace ya dos días y su llegada a la capital se espera para las próximas horas, aunque hay que tener en cuenta que el trayecto lo hacen a pie y que son más de 200 kilómetros los que tienen que recorrer, por lo que podrían alcanzar Dakar más tarde de lo previsto explican medios de comunicación locales. El anuncio de la marcha ha pillado al ministro de Industria español, Joan Clos, en la capital de Senegal, donde estos días se está celebrando un encuentro empresarial España África Occidental organizado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) y que se enmarca en las acciones del Plan África. Durante su visita, Clos tiene previsto, además, reunirse con el presidente Wade y firmar con las autoridades de Senegal un acuerdo para la promoción de las inversiones entre España y Senegal. Preguntado por los contratos de trabajo, el ministro Clos afirmó que por parte de España todo marcha según lo previsto y que no se esperan retrasos en la ejecución de este programa. Esta es la vía correcta para todos, las contrataciones legales, y estamos trabajando duro en ello dijo el titular de Industria. En estos momentos, estamos gestionando dos mil empleos para senegaleses en el sector de la pesca de altura y otros 700 en el sector de la agricultura en especial, para la recogida de la fresa en Huelva, afirmó Joan Clos. Sin embargo, lejos de apaciguar los ánimos de los senegaleses, la distribución de los puestos de trabajo en España ha generado cierto nerviosismo entre la población senegalesa, que reclama las mismas oportunidades para todos en un país en el que la situación económica ahoga a un elevado porcentaje de familias. Ahora, los manifestantes de Touba esperan poder reunirse con el presidente senegalés para transmitirle sus inquietudes y, según medios locales, sus intenciones son organizar manifestaciones pacíficas. Todo esto sucede además a sólo un día de las protestas de los vendedores ambulantes de Dakar, que paralizaron la ciudad por completo este miércoles incendiando vehículos oficiales y cortando carreteras. Manifestaciones que se saldaron con la detención de decenas de personas. En esta ocasión, los manifestantes criticaban la decisión del Gobierno de Senegal de restringir la venta ambulante, cuando es el único modo de subsistencia de la mayoría de la población En medio de esta situación, el ministro senegalés de Micro Finanzas y Cooperación Descentralizada, Abdourahim Agne, demandó un esfuerzo a los inversores españoles para que se asienten en su país y así ayudar en el crecimiento de la riqueza de Senegal, y por ende, a erradicar la inmigración ilegal España, dijo el ministro senegalés, ha aportado esperanza en este sentido a nuestro país, pero no conseguiremos nada si no vamos de la mano Agne también tuvo unas palabras para la problemática de los menores inmigrantes senegaleses residentes en centros españoles, en especial en Canarias. Las instalaciones de acogida de las Islas, habilitadas como medida de urgencia tras la oleada de embarcaciones clandestinas en las costas canarias en 2006, albergan a cerca de medio millar de chicos, muchos de ellos senegaleses. Situación que representantes gubernamentales de este país pudieron conocer hace algunas semanas en una visita a Tenerife. El ministro Agne no descartó la posibilidad de que se dé luz verde a su repatriación. En estos momentos (durante la mañana de ayer) hay una delegación de políticos de Tenerife reunidos con el presidente Wade para tratar este asunto Los menores senegaleses internados en centros de Canarias o de otras Comunidades sabemos que están muy bien atendidos, pero son nuestros niños, nuestros hijos y debemos preocuparnos por ellos Que España les proteja, continuó, no significa que debamos escurrir el bulto Dejaba así el ministro abierta la posibilidad de cooperar con España en la repatriación de sus menores, tal y como de hecho se espera que comience a hacer Marruecos tras la rúbrica de un memorando entre ambos países. En el caso de los menores senegaleses, dos técnicos de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) viajaron en julio a Canarias para conocer la situación y examinar las posibles prácticas de retorno voluntario y reagrupación familiar. Preocupación Esfuerzo inversor Nerviosismo Los manifestantes se quejan de que el empleo se está repartiendo sin seguir criterios objetivos Todo esto sucede a sólo un día de las protestas de los vendedores ambulantes de Dakar, que paralizaron la ciudad por completo Sin criterios objetivos Los repatraidos llegan hoy a una Dakar sacudida por los recientes conflictos provocados por los vendedores ambulantes AFP