Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 ESPAÑA www. abc. es VIERNES 23- -11- -2007 ABC ESTIMACIÓN DE VOTO PROBABLE SI SE CONVOCARAN ELECCIONES GENERALES Barómetro octubre. (Entre parántesis, resultados barómetro julio) En porcentaje Resultados 14- 3- 2004. En porcentaje %I U CiU ERC PNV OTROS IU PP 5,5 (6,1) 3,1 (2,9) 2,1 (1,9) 1,5 (1,5) PSOE PP 4,9 37,6 42,6 CiU ERC PNV OTROS 3,2 2,5 1,6 ABC 37,4 PSOE (37,0) 39,7 (40,5) 10,7 (10,1) 7,6 El PP recorta a 2,3 puntos la ventaja del PSOE, lastrado por la crisis económica El CIS pronostica un empate técnico a cuatro meses de las elecciones s El giro españolista de Zapatero se revela ineficaz J. L. LORENTE MADRID. El giro españolista emprendido por el Gobierno de Zapatero en el verano no ha tenido el éxito esperado para el PSOE. Los socialistas no sólo no se despegan de los populares, sino que son éstos los que recortan distancias al partido mayoritario. Así lo refleja la encuesta que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) entregó ayer en el Congreso. A cuatro meses de las elecciones generales, el PSOE sólo aventaja en 2,3 puntos al PP (hace cuatro meses la distancia era del 3.5 por ciento) Los populares recuperan así 1,2 puntos con respecto a la encuesta del CIS del pasado mes de julio. El barómetro- -realizado con 2.493 entrevistas entre los días 22 y 29 de octubre- -otorga al PSOE la victoria en las elecciones con el 39,7 por ciento de los votos, ocho décimas menos que hace cuatro meses. Se rompe así la tendencia al alza que los socialistas mantenían desde comienzos de año (38,8 por ciento en enero, 39,6 en abril y 40,5 en julio) Esa caída en la estimación de voto de los socialistas demuestra que la crisis de las infraestructuras ferroviarias catalanas- -que se acrecentó por aquellos días- la polémica sobre los símbolos nacionales que se produjo con motivo de la Fiesta Nacional y el incremento de precios en la cesta de la compra han pasado factura a la formación que lidera Zapatero. El sondeo deja claro también que las promesas sobre salud bucodental, subida de pensiones, plan de vivienda, incremento del salario mínimo, etcétera, y los mensajes de fortaleza de la economía española (anunciados por Zapatero en la última semana de octubre) no han calado en la ciudadanía. Cabe destacar que el sondeo fue elaborado antes de la sentencia del 11- M y las crisis diplomática con Marruecos y Venezuela, por lo que estos importantes hechos de la vida política española no han podido influir- -ni a favor ni en contra- -en la estimación de voto de los socialistas en el barómetro de octubre. Pese a todo, el PSOE se encuentra lejos del 42,6 por ciento de los votos que cosechó en las elecciones generales del 14 de marzo de 2004. Por su parte, el CIS da al PP una estimación del 37,4 por ciento de los sufragios, cuatro décimas más que en julio. Este leve crecimiento de los populares refleja que el electorado del principal grupo de la oposición no ha tenido en cuenta las disputas internas del PP por la elaboración de las listas electorales y el debate abierto por determinados dirigentes del partido sobre la sucesión de Rajoy. Los populares mantienen desde hace seis meses una mínima tendencia al alza (36,6 por ciento de estimación de voto en abril, 37 en julio y 37,4 en octubre) De todas formas, la formación política de Rajoy no termina de arrancar- -pese a sus promesas electorales- ya que ni siquiera supera el 37,6 por ciento de los sufragios que consiguió el 14- M. Tras los dos partidos mayoritarios se sitúa Izquierda Unida, que según el CIS obtendría el 5,5 por ciento de los votos, seis décimas menos que en julio. La cuarta fuerza política en número de sufragios sería CiU, con un voto estimado del 3,1 por ciento que mejora su anterior 2,9. También crece ERC, al pasar del 1,9 a un 2,1 por ciento, en tanto que el PNV repite el 1,5 por ciento de julio. Más de la mitad de los encuestados dice tener ya decidido que votará a uno de los grandes partidos, el 32,5 por ciento al PSOE y el 22,4 al PP; es decir, un diferencia de 10 puntos entre ambos en intención directa de voto. Como se ha demostrado a lo largo de los años, los populares tienen mayor voto oculto que los socialistas. Sumando las simpatías por una u otra formación que dicen sentir los que no anticipan su voto, el CIS calcula un 37,4 por ciento de votos para los socialistas y un 24,7 para los populares, con lo que se repite el margen de 13 puntos que se dio en julio. Las tripas del sondeo- -aquella parte de la encuesta que el CIS registra en el Congreso pero no entrega a los medios de comunicación- -reflejan datos muy significativos. El primero, que el electorado popular es más fiel que el socialista. El 82,6 por ciento de los ciudadanos que se decantaron por el PP en 2004 volverán a votar al partido de Rajoy. En cambio, el 74,1 por ciento del electorado socialista repetirá sufragio en los próximos comicios. También es significativo que el 5,1 por ciento de los votantes del PSOE en 2004 dicen ahora que elegirán una lista del PP. En sentido contrario, sólo el 1,7 por ciento del electorado popular se pasará al socialista. El barómetro también estima una tendencia al voto útil entre los partidos de la izquierda. Nada menos que el 10,8 por ciento de los encuestados que votaron a IU en las generales El PP no arranca La crisis ferroviaria, la guerra de los símbolos y la subida de precios pasan factura a los socialistas El aluvión de promesas electorales no ha hecho despegar ni a socialistas ni a populares en el sondeo Narciso Michavila Director del gabinete de Análisis Demoscópico- GAD ¿LLEGARÁ EL PSOE A FIN DE MES? LOS ESPAÑOLES, NO falta de cien largos días para las elecciones generales, el CIS ha publicado su estimación de voto. Los datos vienen a confirmar lo extensamente intuido: crece aún más la percepción de crisis económica. De hecho, desde 1996 no había dos barómetros consecutivos donde fueran más los pesi- A mistas que los optimistas respecto a la marcha de la economía. De la economía nacional y de las economías familiares: los problemas económicos personales han ido aumentando los últimos meses hasta situarse en primer lugar; junto con la vivienda para los jóvenes y las pensiones para los mayores. Para los entrevistados por el CIS, la economía no es la ciencia de las cifras macroeconómicas, sino el arte de conseguir llegar a fin de mes. Ahí caben pocas interpretaciones. En el terreno político también se confirman las percepciones mayoritarias: el resultado electoral sigue siendo muy incierto, más que en el barómetro de julio debido al recorte de distancia del PP en casi tres puntos desde el inicio de la legislatura; uno desde julio. El CIS contabiliza 600.000 electores que votaron al PSOE en 2004 y lo harían ahora por el PP. La cantidad es elevada pero insuficiente para que se produzca la alternancia del gobierno. La clave estará en la capacidad de cada partido para movilizar a sus propios votantes. Ahí, el PP cuenta con la ventaja de que su líder es mejor valorado por sus votantes (6,8 sobre 10) que Zapatero por los suyos (6,6) además, la fidelidad de voto al PP es 9 puntos superior al PSOE (83 frente a 74) Blanco y Zapatero son conscientes de que esa es su mayor amenaza, de ahí que dediquen más tiempo a hablar del PP y su candidato que de su propio partido.