Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 11 s 2007 Fórmula 1 DEPORTES 101 Trece millones por Alonso Briatore negocia a la baja y le ofrece menos que su contrato de 2006 y 2007 JOSÉ CARLOS CARABIAS MADRID. La impaciencia mediática, la intranquilidad de la parrilla de Fórmula 1, la incertidumbre de algunos patrocinadores y, en general, la confusión que provoca el tiempo de espera que ha decretado Fernando Alonso respecto a su futuro se ha traducido en cotización a la baja y negociaciones de intensidad superlativa. Y la madre del cordero es Renault y su jefe, Flavio Briatore. Todos aquellos que lo conocen al otro lado de la mesa, cuentan que el magnate italiano no da una puntada sin hilo por lo que al bolsillo se refiere. Su imagen de bon vivant de jaranero triunfador, universal estereotipo de corazón latino, se transforma en negociador implacable cuando de euros se habla. El estilo Ecclestone. Multimillonarios con el mismo pantalón desgastado cada fin de semana. Hace un mes, Naomi Campbell paseaba su figura de pantera por el paddock de Interlagos y tomaba café en el campamento de Renault, mientras su ex novio- -Briatore- -se acercaba al mánager de Alonso, Luis García Abad, y le plantaba un par de sonoros besos en la cara a modo de saludo, tan italiano él. Pasados treinta días, García Abad y Briatore siguen cumpliendo con tan festiva cortesía, pero nada es lo mismo. Y en ese sentido funciona la lógica, la menos común de las conciencias en la F 1. Y la lógica apunta a que Alonso ha quedado en una situación de cierta debilidad negociadora una vez que las dos mejores escuderías del mundo, Ferrari y McLaren, le han cerrado las puertas. Los italianos, con los contratos en vigor de Raikkonen y Massa. Y El polvo en el bolsillo del espía es igual que el del depósito de los Ferrari ABC ROMA. El polvo encontrado en los bolsillos del pantalón de Nigel Stepney, ex jefe de mecánicos de la escudería Ferrari, es igual que el que fue encontrado en el depósito del monoplaza del piloto finlandés Kimi Raikkonen, en la antesala de la salida de Maranello para participar en el Gran Premio de Mónaco de 2007. Así, al menos, evidenciarían los análisis realizados por los laboratorios químicos de la universidad de Módena, en el ámbito de la investigación que lleva la Fiscalía de dicha localidad sobre el presunto espionaje de la escudería McLarenMercedes a Ferrari, según indican diarios locales y recoge la agencia Efe. Según estas informaciones, los peritos de la citada universidad, nombrados por el juez de primera instancia que lleva el caso, han constatado la compatibilidad entre la sustancia a base de fosfato y de calcio que fue encontrada en el vehículo de Raikkonen, y los restos encontrados en los pantalones de Stepney, requisados por la policía en un registro de sus pertenencias personales en la fábrica de Maranello, sede de Ferrari próxima a Módena. Nigel Stepney suministró información secreta a Mike Coughlan, ingeniero aerodinámico de McLaren, y como consecuencia de ello la escudería de Ron Dennis fue multada con 72 millones y la pérdida de todos los puntos en el Mundial de constructores. Stepney fue despedido de Ferrari de forma fulminante y actualmente trabaja ligado a uno de los empresarios que aspiran a entrar en la Fórmula 1, David Richards, en la compañía automovilista Aston Martin. DE NUEVO CARA A CARA Flavio Briatore Desde el principio, Renault ha sido la escudería que ha pujado con más fuerza por la vuelta del asturiano. ABC publicó la noticia el pasado 8 de septiembre, en el Gran Premio de Monza, con el título Renault negocia el regreso de Alonso Fernando Alonso Continúa en paradero desconocido, pegado al teléfono móvil. Dijo durante la gira asiática de China y Japón que Renault no es la primera opción Su mánager ha negociado con Briatore. Flavio Briatore AP Fernando Alonso EPA los ingleses, por la trifulca suficientemente conocida. Así que Briatore, antiguo mánager de Fernando Alonso, actual propietario de los derechos de Kovalainen y Webber, ha hecho gala del estilo Ecclestone. Un contrato tibio, a la baja, sensiblemente inferior al que percibió el asturiano cuando se proclamó campeón del mundo por segunda vez en 2006 y al que ha disfrutado este año en McLaren. El piloto asturiano siempre ha dicho sin rubor que tenía mejor sueldo en su último año en Renault que en McLaren. Y no sólo él. Otros personajes del mundillo de la F 1 así lo atestiguan. Sucede que no se esperaba una oferta tan escasa. Determinados sectores de Renault cifran la cantidad en 13 millones anuales. Briatore no ha actuado bien con Fernando se escucha estos días entre bastidores. La teoría de la lógica apunta a que Alonso debería fichar por Renault. Un equipo en el que hi- zo carrera y al que sacó del pelotón intermedio con dos títulos mundiales. Briatore habría aprovechado la necesidad del piloto para negociar a la baja. Sin posibilidades en Ferrari, McLaren y BMW, el magnate propietario del Queens Park Rangers del fútbol británico le ha señalado la única puerta lógica con un sueldo que no cuadra con sus dos títulos mundiales. Un sesenta por ciento de posibilidades es muy optimista por parte de Briatore El piloto siempre ha dicho que tenía mejor sueldo en su último año en Renault que en McLaren Es conocido que el primer contrato de Fernando Alonso en la Fórmula 1 ascendió a medio millón de euros en Minardi, cedido por Renault. Con ese sueldo compitió en su primera carrera, el Gran Premio de Australia de 2001. Su caché actual es un misterio. Su mundo de asesores garantiza que ninguna de las cifras que se han publicado se acerca a lo que cobra en realidad Pero lo que nadie duda es que su valor actual está por encima de los trece millones de euros. La oferta no le ha gustado a Alonso y al decir de numerosas voces conocedoras de la negociación, el 60 por ciento del que habla Briatore es muy optimista El asturiano, probablemente para despistar, dijo en su momento que Renault no era la primera opción Si la cuerda de Renault se rompiese, quedan las vías conocidas. Toyota, que pone a Trulli en el disparadero, y Red Bull, con sus inversiones festivas en publicidad.