Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 22- -11- -2007 ABC OBTENCIÓN DE CÉLULAS MADRE REPROGRAMADAS Y SU EMPLEO EN MEDICINA REGENERATIVA Estado de diferenciación celular ligado al desarrollo Embrión unicelular. Óvulo fecundado Blastocisto. Menos de una semana de desarrollo tras la fecundación Feto. Desarrollo en el útero hasta las 38 semanas de gestación Genes Menos diferenciadas 1 Recolección de células cutáneas Los investigadores han utilizado células de la piel de personas adultas (Yamanaka) o bien procedentes de fetos y de recién nacidos (Thomson) Recién nacido Más diferenciadas Hombre adulto Autotrasplante Los tejidos obtenidos tienen el código genético del paciente del que se obtuvieron las células cutáneas, por lo que eliminan el riesgo de rechazo en los autotrasplantes, aspecto básico en medicina regenerativa Introducción de genes como factores de transcripción Empleando virus como vector, se introducen en la célula grupos de cuatro genes reguladores de la transcripción, que desprograman las células diferenciadas hasta un estado embrionario 2 Reprogramación celular Esta reprogramación de las células somáticas adultas consigue revertirlas, de forma que se comporten en todos los aspectos como células madre embrionarias Cultivo en laboratorio Cultivadas en placas de Petri, las células reprogramadas se reproducen posteriormente en un medio compuesto por fibroblastos de ratón de laboratorio, que actúan como hábitat inocuo 3 7 Diferenciación 6 Mediante técnicascelular con ya empleadas 4 células madre embrionarias, se consigue la diferenciación celular hasta obtener distintos tipos de tejidos, en teoría todos y cada uno de los 220 tipos que conforman el ser humano Células nerviosas Células musculares Células sanguíneas 5 Desarrollo del cultivo en fibroblastos de ratón La ciencia se abre a la reprogramación celular sin abandonar la clonación Los expertos creen que la nueva técnica no resuelve todos los problemas de seguridad de las células madre embrionarias N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El debate sobre el uso de embriones y la clonación terapéutica toca fondo. Dos grupos científicos, en Japón y Estados Unidos, han demostrado que una célula adulta de la piel puede comportarse como si fuera embrionaria, es decir convertirse en una neurona, una célula muscular, cardiaca... o cualquiera de los más de 220 tipos celulares de un organismo humano. Es un hito científico que abre la puerta a la creación de tejidos y órganos de recambio, listos para trasplante, sin rechazo inmunológico ni reparos éticos. Para intentar curar ya no será necesario ni crear ni destruir embriones. Sin embargo, la nueva técnica de reprogramación celular no zanja todos los debates éticos y de seguridad de las células madre embrionarias. Aún hay dudas, pero pese a ellas, obligará a reconsiderar la investigación actual. Ian Wilmut, el padre de Dolly- -el primer animal clonado- -ya ha anunciado que abandonará esta polémica técnica en favor de la reprogramación celular. En España, los expertos que trabajan en células madre también se preparan para adaptarse a las nuevas reglas de juego. Eso sí, sin perder de vista la clonación terapéutica. A Carlos Simón, director del nodo valenciano del Banco Nacional de Células Madre, le cuesta disimular el entusiasmo. Parece tan sencillo, es tan atractivo, tan apasionante... Hace un año y medio nadie podía imaginar que manipulando unos cuantos genes pudiéramos revertir el proceso y convertir una célula adulta humana en embrionaria Como tantos otros grupos de investigación, el grupo de Simón también trabajaba en reprogramación celular. Ahora está convencido de que esta técnica eclipsará la clonación terapéutica. Wilmut es inteligente y ya ha hecho su apuesta. Eso no significa que debamos olvidarnos de técnicas anteriores. La reprogramación celular aún debe salvar muchos escollos El científico se refiere, por ejemplo, a la utilización de retrovirus para darle la vuelta al desarrollo biológico de las células adultas, una maniobra que lo inutiliza para un tratamiento clínico. O al riesgo de que estas células madre no se controlen y su utilización desencadene la aparición de tumores, como ocurre con las embrionarias. El camino hasta su aplicación en el hospital es largo. Si no se progresa, la clonación aún tendrá su sitio. Por eso la La Iglesia valora la nueva línea como un gran éxito J. BASTANTE MADRID. El canciller de la Pontificia Academia para la Vida de la Santa Sede, Ignacio Carrasco, valoró la noticia como un gran paso científico que avala las objeciones éticas planteadas por la Iglesia respecto a la clonación. Para Miguel Ruiz- Canela, profesor de bioética de la Universidad de Navarra, esta línea no plantea el problema ético que supone destruir embriones humanos Natalia López Moratalla, presidenta de la Sociedad Española de Bioética y Ética Médica, destacó que se van bajando del carro fracasado los que anteriormente apostaban por destruir embriones o utilizar óvulos... aunque falta nuestro ministro de Justicia reprogramación no cierra la puerta a la clonación, abre una nueva dice. Mejor, una técnica híbrida Abre puertas, no las cierra Desde el Instituto Salk de California, Juan Carlos Izpisúa tampoco cierra el paso a la clonación: Nos encontramos en un campo que está emergiendo, en el que aún hay muchas dudas y la información procedente de distintas estrategias puede ser decisiva La noticia ha cogido a los equipos de Izpisúa, en el Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona y en California, trabajando en una técnica que combina la reprogramación celular con clonación. Esta estrategia híbrida busca los beneficios de las dos técnicas. Sería la opción que nos haría avanzar con más posibilidades de éxito y nos permitirá generar células muy similares y con potencial terapéutico equiparable al de las células madres derivadas de blastocistos (óvulos fecundados con más de cinco días de desarrollo) Izpisúa asegura que los investigadores