Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 22- -11- -2007 ABC Muere Fernando Fernán- Gómez, el tiempo es ya amarillo Tierno y tímido, el genio emprendió el extraño viaje a los 86 años. Director, actor, ¡autor, autor! se baja el telón del cine español POR ANTONIO ASTORGA FOTO SIGEFREDO MADRID. A las seis de la tarde de ayer murió en La Paz Fernando Fernán- Gómez, un cruce de Leonardo y Cyrano con ojos de diablillo verde. 6 Goyas El viaje a ninguna parte 3; Belle epoque El abuelo Lázaro 1 Oscar Belle epoque 1 Oso de Oro de Berlín. triunfador en Venecia, San Sebastián... Ayer le lloraban cómicos- -él era uno de ellos- -y pícaros, señoritas de pitiminí y mendigos, vates y cuentistas, castañeras y loteros, pobres de la Gran Vía y hambrientos con cartel... camente después de que una muchacha en flor le encarara: Fernando, a ti no se te puede destruir, tú ya estás destruido Exnoctámbulo y ex- noctívago, en casa de Lola Flores conoció a Ava Gardner y a Frank Sinatra, a quien le pidió que cantase Saint Louis Blues La Voz le miró con cara de huele mierdas Después el animal más bello del mundo le susurró algo en inglés, y él pidió traducción a uno que pasaba por allí: Que dice que si tiene usted ganas de joder ahí tiene a mi mujer, que siempre está dispuesta Lo contó amarrado a La silla que le colocaron ante la cámara David Trueba y Luis Alegre, su penúltima seducción a la cámara. La última, y póstuma, será Fuera de carta de Nacho G. Velilla. En La silla confesaba que las mujeres no le atraían por cultas: Si necesito una maestra ya buscaré a alguien que me enseñe filosofía medieval ilustraba. Le gustaba cultivar la antipatía para liberarse, pero el traidor era su temperamento. Fue su temperamento quien mandaba a la al pesado de turno, y aunque las telebasuras repiqueten hoy esa imagen, bórrenla de sus ojos, y miren a Fernán- Gómez como lo que era: un genio tímido. Esa timidez le pero destilaba puro ternasco. Sospechaba que su humor se le había ido amargando con los años. De joven era feo, débil y tenía envidia de Paco Rabal y Jorge Mistral decía. Pero, ¿cómo se veía este Molière español -José Luis Garci dixit- -ante un espejo? Muy mal, más con una ventaja: No me he estropeado con el paso del tiempo. Ya estaba estropeado desde mi juventud disparaba. En En la ciudad sin límites Fernán- Gómez luchaba contra el Malvado Carabel cáncer. Llevaba un mes ingresado en la unidad de oncología de La Paz, donde ayer se extinguió una vida grande, enorme, que ha regalado 200 películas, dirigido 30, y escrito 29. F. F- G estuvo en los grandes hitos del cine, como en Esa pareja feliz (1953) debut en la dirección conjunta de Luis García Berlanga y Juan Antonio Bardem. Fernán- Gómez era un acorazado humanísimo, pintoresco, extravagante, cómico, lírico, trágico, poético. Rezumó amor hacia las vidas de aquellas gentes que viajaban en trenes de mala muerte por las ciudades de España levantando el tinglado de la antigua y moderna farsa, en muchos casos viajando a ninguna parte: Señoras y señores, con ustedes ¡los cómicos! Era uno de los nuestros. Pésame de los Reyes y los Príncipes de Asturias Sus Majestades los Reyes y los Príncipes de Asturias enviaron ayer sendos telegramas de condolencia a Emma Cohen, viuda de Fernando Fernán- Gómez, y hacen extensivos sus sentimientos de dolor a los hijos del actor. Los Reyes y los Príncipes destacaron su polifacética figura clave de las artes españolas -Diablo, mariposa, oso, ¿su animal preferido, don Fernando? -El perro. Porque aprendió a convivir con los hombres. Fernando Fernán- Gómez es el cine: la pantalla, el acomodador, el proyeccionista, y hasta el tipo que te vendía las palomitas. Soñaba con ser un rico pero el día que cayó la primera bomba sobre Madrid confiesa que se cagó Y entonces se dio cuenta de que no sería aventurero. Cuando Madrid dejó de ser una ciudad cercada comenzó a andar, a andar, a andar y llegó hasta... Leganés. ¡Vengo del mundo, de la liberación! dijo a las gentes de allí, y les invitó a coñac. Se veía demasiado flaco, y poco agraciado físi- El traidor era su temperamento llevó a acompañar un día a Luis Lucia, que le anunció: Tengo ganas de pegarle a alguien Y Lucia se lió a mamporros con el vecino de barra. Fernando Fernán- Gómez nació circunstancialmente en Lima el 28 de agosto de 1921, durante una gira teatral de su madre, la actriz Carola Fernández- Gómez. Su abuela materna lo trajo a España con sólo unos meses de vida. En 1940 Jardiel lo descubrió en Los ladrones somos gente honrada Seductor, conversador delicioso, lírico, irónico, surrealista, barroco, disparatado, lo que no podíamos negarle a don Fernando era un encanto, un don personal. No le gustaba distinguirse por su ternura porque no estaba de moda, Manuel Gutiérrez Aragón Director de cine UN PERSONAJE Y UN PENSADOR F ernando Fernán- Gómez ha sido para todo el mundo mucho más que un actor o un director. Era un personaje de una época, en el que se encarna toda una manera de vivir y de entender el mundo, desde apurar la noche y salir a hacer obras de teatro o películas. Fernando es el hombre que más y mejor ha reflexionado sobre la profesión de actor en Europa, en títulos como El viaje a ninguna parte en conversaciones, en todo. Confieso que había personajes que sólo escribí porque sabía que los interpretaría Fernando. Cuando ya no los pudo hacer, tuve que dejar de escribirlos. Trabajando, Fernando Fernán- Gómez no era bromista o irónico, como podría pensarse. Era riguroso y concentrado, nada dado a la improvisación. Hacía su papel sin adornos. Ni siquiera era el típico actor que brindaba sugerencias. Fuera, tuve una gran amistad con él, pero en el trabajo no se prestaba a compadreos. Era muy estricto y ni siquiera le gustaba hablar de política o de fútbol. Compartimos teatro en el Centro Dramático Nacional, donde montábamos nuestras obras a la vez, pero nunca hizo ni una sola observación sobre el trabajo de los demás. Fernando, en definitiva, ha sido un hombre que vivía, actuaba y pensaba como un personaje, un hombre irrepetible que distinguía muy bien su papel como actor y como intelectual. Era un personaje cuando escribía, cuando actuaba, cuando hablaba, incluso cuando tomaba café. -Cuestión demasiado filosófica- -respondía- ¿Cómo vamos a llamar gran farsa a los miles de niños muertos de hambre en cualquier lugar? Llegó una noche, como su amigo Umbral, al Café Gijón, educadísimo, elegantísimo y con temperamento Ha sido un usado golfo madriles- -lo dibujaba el autor de Mortal y rosa lo cual le honra: muy usado por la vida y las mujeres Padeció la guerra como víctima, pero atizado por una posguerra durísima. Galdós, Víctor Hugo, Salgari fueron sus maestros literarios, y el teatro español le debe el resurgimiento de los clásicos. ¿Cómo le abonamos esa deuda? Simplemente diciéndolo susurraba. Cuando hablaba parecía Don Quijote. ¿Por qué? ¿Cree usted que estoy medio chalado? espetaba. ¡Válgame Dios! Señor de Albrit, es porque nos recuerda a los dibujos animados de Alonso Quijano a quien usted concedía ro- -Y la vida, ¿sigue siendo una gran farsa, señor Fernán- Gómez? tunda y poderosa voz Bueno, si es así no me molesto. Prefiero tener un grado de locura como el que tenía don Quijote, y no el de Hitler o cualquier personaje de esta calaña Labrador de amistades Fernán- Gómez labraba la amistad, y tenía muchísimos amigos: Manuel Alexandre, sus hermanos Rambal Umbral, Álvaro de Luna: Si he conservado unos cuantos amigos es porque he tenido la fortuna de tropezar con gente inteligente y comprensiva reconocía. De la amistad hablaba en El tiempo amarillo sus memorables memorias: Por encima del amor filial, del paternal, del fraterno, sitúa Montaigne la amistad Y de esa relación entre los hombres hace Epicuro la columna vertebral de su filosofía. Pero nos están poniendo difícil la amistad Trabajó mucho, tal vez demasiado. Escribía Terceras para