Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 s 11 s 2007 ESPAÑA 23 Un bebé de 18 días muere desangrado tras sufrir una circuncisión casera La víctima, de origen nigeriano, vivía con sus padres en Tarragona s La Policía busca a una mujer también de esa nacionalidad como autora del delito JANOT GUIL TARRAGONA. Agentes de la Policía Nacional buscan desde el pasado martes a una mujer nigeriana acusada de haber practicado una circuncisión casera y sin garantías sanitarias a un bebé de 18 días de esta misma nacionalidad, que residía en Tarragona con sus padres y que murió desangrado el pasado domingo tras ser sometido a esta intervención. Los padres de la víctima, que están en situación irregular en España, declararon anteayer ante la juez, aunque de momento no han sido imputados de ningún delito y están en libertad, aunque no se descarta que su situación pueda cambiar en breve. Pese a ser originarios del mismo país africano, la mujer que realizó la circuncisión, que tuvo lugar en el domicilio donde vivían los padres con la víctima, no es ni familiar ni amiga de ellos. De hecho, se cree que la pareja contactó con ella en un locutorio. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona que lleva el caso imputa a la mujer que está siendo buscada por la Policía, cuya identidad se desconoce, un delito de homicidio imprudente. Al cierre de esta edición, fuentes policiales aseguraron que la sospechosa, de la que sólo se tiene una descripción, aún no había podido ser localizada. Desde el entorno de los padres se especulaba con la posibilidad de que se haya refugiado en Sevilla. Los hechos sucedieron hacia las nueve y media de la noche del del pasado domingo en un domicilio del barrio del Pilar, en la ciudad de Tarragona, donde vivía la pareja y su bebé. La vivienda pertenece a unos familiares suyos. Servicios sanitarios, dotaciones policiales y una comisión judicial se desplazaron hasta la vivienda tras recibir el aviso de la muerte de la criatura. A su llegada, el forense sólo pudo certificar el fallecimiento del bebé, que en un primer momento se pensó que podría haberse ahogado tras tragarse su propio vómito. Sin embargo, el forense constató después que el pequeño presentaba una herida sangrante en el pene debida a que recientemente se le había practicado la circuncisión, un extremo que finalmente confirmó la autopsia, que fue entregada ayer a la juez del caso. Según concluyó el informe forense, el bebé falleció a causa de un shock hipovolémico (una afección de emergencia en la cual la pérdida severa de sangre y líquido hace que el corazón sea incapaz de bombear suficiente) tras perder mucha sangre de una herida localizada en el pene. La juez instructora del caso tomó anteayer declaración a los padres de la víctima en calidad de testigos, un día antes de conocer el resultado de la autopsia. Al parecer, los progenitores del bebé fallecido habrían implicado en los hechos a la Los padres del bebé, que están en situación irregular, no han sido imputados por ahora de ningún delito La víctima falleció a causa de un shock hipovolémico provocado por una hemorragia masiva Investigación del Consistorio mujer que ahora se intenta localizar y detener. Por su parte, el Ayuntamiento de Tarragona confirmó ayer que iniciará una investigación sobre los hechos. Además, desde la Dirección General de la Infancia de al Generalitat se ha requerido información sobre lo sucedido. Según declaró a ABC la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento tarraconense, Victoria Pelegrín, se hará un seguimiento para esclarecer conceptos y saber las circunstancias exactas que rodearon los hechos. Victoria Pelegrín explicó que los padres se pusieron en contacto con los Servicios Sociales pocos días antes del parto para solicitar ayuda económica para afrontarlo y preparar la canastilla En ese momento, no se identificó ninguna problemática relevante, ni nada que supusiera que se debía hacer un seguimiento específico, como un riesgo de maltrato explicó Pelegrín. A la espera de recabar más información, la edil afirmó que, en principio creen que el bebé nació en un hospital y no en la casa donde viven sus padres. Asimismo, la edil afirmó que no se tenía constancia de que hubiera una persona en Tarragona que practicara la circuncisión fuera del sistema sanitario.