Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Política exterior s La disputa política JUEVES 22 s 11 s 2007 ABC El PP tilda a Moratinos de buda feliz y cree que acabará pidiendo perdón a Chávez Tensos debates de la oposición con la vicepresidenta y el titular de Exteriores acerca de la política exterior L. AYLLÓN M. CALLEJA MADRID. Las discrepancias entre Gobierno y oposición sobre la política exterior a lo largo de la legislatura no han hecho más que crecer. Ayer, con la crisis con Venezuela de fondo, se hizo evidente en el Congreso y en el Senado- -en unas sesiones de preguntas y respuestas especialmente tensas- -la imposibilidad de alcanzar hoy un consenso en esta materia. El PP se mostró muy severo en sus críticas al Gobierno, al que acusó de no hacerse respetar en el exterior, y llegó a distribuir un gráfico con un mapa del mundo y una relación de los errores que considera ha cometido el Ejecutivo. El Gobierno, por boca de la vicepresidenta primera, Teresa Fernández de la Vega, y del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se defendió asegurando que han devuelto a España al camino de la paz y la legalidad internacional En la Cámara Baja, el secretario general del PP, Ángel Acebes, y el portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, acosaron a la vicepresidenta, utilizando sobre todo el incidente con Hugo Chávez en la Cumbre Iberoamericana de Chile. Acebes acusó a De la Vega de haber sido incapaz de preparar la Cumbre, aunque estuvo en verano doce días de gira por Iberoamérica, y criticó que el Gobierno esté mendigando un comunicado conjunto con Venezuela para decir que la crisis se ha resuelto, con lo que va a terminar pidiendo perdón a Chávez dijo. La vicepresidenta, en medio de numerosas interrupciones desde la bancada del Grupo Popular, rechazó todas las críticas, afirmando que la voz de España en el mundo es ahora más respetada que cuando se hacía lo que calificó de diplomacia vocinglera y extravagante y diplomacia de los pies encima de la mesa y el acento tejano Después, quien respondió a las preguntas de los populares fue el ministro de Exteriores. Por la mañana lo había hecho en el Senado. En el Congreso, los diputados del PP Jorge Moragas y José Ignacio Echániz echaron en cara a Moratinos que fue el primero que acusó al anterior Gobierno de haber apoyado un golpe de Estado en Venezuela en 2002, poniendo así en la diana de Chávez a las de seguir insistiendo en buscar confrontación y tensión con este asunto. Firmeza, sí; claridad, también; defensa de los intereses españoles, absolutamente, pero lo mejor es no utilizar la defensa de los intereses españoles como arma arrojadiza espetó al senador García Carnero, autor de la pregunta. El PP sostuvo, en cambio, que lo sucedido en la Cumbre Iberoamericana y las declaraciones en París no son sólo un incidente grave, sino la consecuencia de una errática política del Gobierno con el teniente coronel golpista y la evidencia pública de la falta de respeto y de la pérdida del peso político de España en el mundo. El último comentario le sentó especialmente mal a Moratinos, que aprovechó la siguiente pregunta para anunciar que España es invitada a la conferencia de paz de Annapolis, a la cual- -subrayó- -van únicamente los países del G- 8 ¿Tenemos o no influencia? señaló orgulloso. La senadora popular Soledad Becerril inquirió al ministro después por el nuevo Consejo Ejecutivo de Política Exterior, que va a presidir la vicepresidenta De la Vega, y no él. Moratinos argumentó que la creación de ese órgano- -cuando la legislatura está a punto de acabar- -servirá para adecuar la acción exterior a los retos y desafíos del siglo XXI. Página del Ministerio de Exteriores: http: www. mae. es Moratinos responde a las preguntas formuladas por el PP en el Congreso instituciones democráticas españolas Para Moragas, el ministro es incapaz de dirigir nuestra política exterior, que exige- -dijo- -un jefe de la diplomacia que no se agusane ante las fanfarronadas de otros Echániz, por su parte, pidió a Moratinos que deje de hacer el ridículo y ser el hazmerreír de Europa y que abandone su actitud de buda feliz y cambie su torpe política exterior Por la mañana en el Senado, sólo unas horas después de que el caudillo venezolano continuara con sus provocaciones y amenazas a España, Moratinos rechazó las acusaciones del PP, pero no incluyó ni un sólo reproche a la actitud de Chávez. Al contrario, insistió en FRANCISCO SECO templar los ánimos para intentar que no haya más ruido en la crisis con Venezuela. Así, envió un mensaje conciliador: Lo que tenemos que hacer es tratar de normalizar las relaciones con Venezuela, proteger a los españoles en aquel país y proteger nuestras inversiones Dicho esto, arremetió contra el PP, al que acusó Diplomacia vocinglera UN DÍA DE TROPEZONES En una jornada aciaga, los lapsus llevaron a Moratinos a decir que España entró en la OTAN con un Gobierno socialista y a situar a Ceuta y Melilla en Marruecos M. C. L. A. MADRID. Moratinos no tuvo ayer una jornada especialmente fina a la hora de expresarse ante los parlamentarios. Tres lapsus, de distinta entidad y relieve, provocaron murmullos en el Congreso o en el Senado cuando el ministro respondía a unas preguntas. Por la mañana, en el Pleno del Senado, aseguró sin titubear que España entró en la OTAN con el PSOE en el poder: No sé si a los socialistas nos va o no la OTAN, pero le puedo decir que España ingresó en la OTAN con un Gobierno socialista La afirmación sacó a los senadores de su habitual sopor y un rumor cruzó el hemiciclo de lado a lado. El ministro rectificó sólo en parte: Sí, señoría, se depositó con el Gobierno de UCD, me he equivocado, pero en la votación y en el referéndum fuimos los que dimos el apoyo general de toda la sociedad española Ya por la tarde, el escenario de los tropezones del ministro fue la Cámara Baja. Cuando respondía a una pregunta del diputado del PP Gustavo Arístegui sobre si consideraba que las relaciones con Marruecos están mejor ahora que en 2004, Moratinos se dispuso a echar en cara al PP sus críticas al viaje de los Reyes a Ceuta y Melilla, y preguntó: ¿Cuándo sus Majestades los Reyes han ido a Marruecos, a Ceuta y Melilla? lo que desencadenó los abucheos del Grupo Popular. Rápidamente, Moratinos intentó subsanar el error mencionando una segunda vez los nombres de Ceuta y Melilla, pero ya sin referirse a Marruecos. En los pasillos, el ministro comentó a los periodistas que, naturalmente, se había tratado de un lapsus. Lo curioso es que el mismo error lo cometió hace poco también el secretario de Organización del PSOE, José Blanco, hablando igualmente del viaje de los Reyes. Para cerrar una jornada aciaga en el capítulo de equivocaciones, el ministro aludió al hablar de la defensa de los españoles en el mundo a los jóvenes que han tenido que pagar una multa por llevarse una bandera de Letonia. Moratinos dijo que el hecho había sucedido en Lituania.