Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Bloqueo en el Tribunal Constitucional s La crisis de las recusaciones JUEVES 22 s 11 s 2007 ABC Gobierno y PP mantienen el bloqueo del TC al insistir en su guerra de recusaciones La validez de la carta de seis magistrados divide aún más a las partes, que se reprochan la crisis del órgano NATI VILLANUEVA MADRID. Lejos de acercar posiciones e intentar buscar una solución a la situación de bloqueo del Tribunal Constitucional (TC) la carta suscrita por seis magistrados que desvirtúa las recusaciones presentadas por el PP no ha hecho sino ahondar en las diferencias entre Gobierno y PP. En las alegaciones presentadas ayer ante el TC ambos se reprochan haber puesto la función jurisdiccional de este órgano al borde del precipicio. Tras las abstenciones, ya admitidas, de la presidenta y vicepresidente del TC, y ante la imposibilidad de resolver las cinco recusaciones planteadas por ambas partes (tres por el PP y dos por el Gobierno) sin que participen los propios afectados (el quórum mínimo es de ocho vocales) el Pleno del TC había puesto la pelota en el tejado de los que habían promovido esas impugnaciones para que aportaran alguna solución a la situación de bloqueo. Contaban para ello con un elemento nuevo: la carta que seis magistrados (la presidenta, el vicepresidente, el vocal conservador Ramón Rodríguez Arribas y los tres recusados por el PP) enviaron al presidente en funciones Vicente Conde negando los motivos de las recusaciones planteadas por el PP. Los populares las habían basado en que, según un texto supuestamente periodístico, Pascual Sala, Pablo Pérez Tremps y Manuel Aragón habrían anticiparon su opinión acerca del recurso presentado contra la reforma de la Ley Orgánica del TC en una reunión con Casas. Estaban, por tanto, contaminados Y como elemento nuevo, ha sido precisamente esta misiva la que no ha contribuido al acercamiento entre Gobierno y PP. Si el primero esperaba que este desmentido en forma de misiva iba a servir al PP para reconsiderar sus recusaciones, se equivocaba de plano. Dicen los populares que con esta carta se constituye artificialmente un medio de prueba que, además, ha devenido falso Se amparan para ello en un escrito del conservador Rodríguez Arribas, pese a que este vocal ha confirmado que en aquella reunión (en la que participaron los tres recusados) no se habló de la constitucionalidad Los argumentos Bloqueo del TC. El PP se defiende y asegura que no ha sido él, sino el Gobierno, quien ha puesto al órgano en esta difícil situación pues fue el primero que promovió las recusaciones. La Abogacía del Estado acusa al PP de haber basado sus recusaciones en datos inciertos o ficticios Recusaciones. Los populares son partidarios de acumularlas, que los cinco recusados participen en el debate de sus propias recusaciones y que se empiecen a debatir las que se presentaron primero, es decir, las dos del Gobierno. La Abogacía del Estado pide al TC que rechace ad limine las tres presentadas por el PP al no tener ya ninguna base que las fundamente. Carta- desmentido. Para el PP se ha constituido artificialmente un medio de prueba para el Gobierno este escrito ha desmontado un bulo yendo prueba Precisamente por su condición de abstenida, el PP le recomienda que permanezca cuando menos silente y fuera de este proceso salvo cuando sea emplazada para prueba Por su parte, la Abogacía del Estado asegura que el presidente del Pleno (Vicente Conde, en funciones) tiene potestad para decidir el orden de tramitación de las recusaciones. En este caso es la recusación presentada posteriormente (las tres del PP) la que realmente pone en peligro el ejercicio de la función jurisdiccional constitucional, puesto que es la que impediría reunir el quórum necesario. Manifestaciones rechazadas El ministro Bermejo, ayer, en el Senado promovidas por ellos y no las dos presentadas por el Gobierno. (La hipotética inadmisión de esas tres garantizaría el quórum necesario para poder estudiar las de Rodríguez Zapata y García Calvo sin necesidad de contar con su presencia en el Pleno, lo que supondría, comentan algunas fuentes, el triunfo de los progresistas) La excepcionalidad motivada por los problemas de quórum en la composición del Tribunal no puede servir de paraguas para el olvido manifiesto de todas las normas procesales EFE de la ley reformadora de la LOTC El PP mantiene que el asunto tratado en esa cita fue la cuestión de fondo que el recurso principal plantea es decir, el mecanismo más adecuado para proceder ante el término del mandato de la presidenta y el vicepresidente Todos o ninguno Una prueba artificial En sus alegaciones, los populares mantienen que el asunto tratado en esa reunión es el mismo que ha motivado la recusación (por parte del Gobierno) de García Calvo y Rodríguez Zapata, lo que les lleva a asegurar que o son todos los magistrados recusables o no lo es ninguno, porque todos han formado o manifestado opinión sobre el asunto de fondo sometido a enjuiciamiento Por ello, el PP opta por la acumulación de las recusaciones, es decir, que sean los cinco magistrados afectados los que decidan sobre sus propias recusaciones en un Pleno que estaría integrado por diez vocales (todos menos la presidenta y el vicepresidente, cuyas abstenciones han sido admitidas) Además, muestra su disconformidad con que las recusaciones no se vean por orden cronológico y se haya decidido someter a debate primero las tres sostiene el Partido Popular. El partido no ahorra críticas a la presidenta del Tribunal, a la que culpa de haberle puesto en el punto de mira de esta crisis, cuando es claro quién comenzó el incidente: el Gobierno Además, califica las declaraciones de Casas sobre los intentos intolerables de desestabilizar el TC de insólitas y critica su inusitado activismo, que primero le lleva a recabar internamente las opiniones predeterminantes, luego se abstiene y otro día le lleva a firmar una carta preconstitu- El Gobierno diferencia unas y otras impugnaciones, pues si las suyas se fundamentan en las manifestaciones contenidas en un documento escrito que es remitido oficialmente a la presidenta del Tribunal, las del PP se basan en supuestas manifestaciones vertidas en una reunión de magistrados y han sido radical e indiscutiblemente rechazadas como contrarias a la verdad de los hechos por todos y cada uno de los intervinientes en dicha reunión Por este motivo, prosigue el Gobierno, las recusaciones del PP contra Sala, Aragón y Pérez- Tremps han de ser rechazadas ad limine al ser inciertos o ficticios los motivos que las justifican. ABC. es Alegaciones del Grupo Popular y de la Abogacía del Estado ante el TC en abc. es españa El PSOE y sus socios amenazan al PP con reformas legales en el CGPJ J. L. L. MADRID. Los socialistas y los grupos minoritarios del Congreso dieron ayer otra vuelta de tuerca en su estrategia de presión al PP para renovar a su gusto el Consejo General del Poder Judicial. El frente común que han formado el PSOE y sus socios celebró ayer otra reunión- -en la que, como hace quince días, volvió a faltar el Grupo Popular- -con el objetivo de dar a conocer nuevas medidas que fuercen un cambio de postura en el principal partido de la oposición. Se trataría de establecer reformas legales que eviten situaciones de bloqueo en el CGPJ, como el que existe desde hace un año. Fuentes judiciales consideran que es probable que las iniciativas de los socialistas y sus aliados se limiten a fijar un plazo máximo para el Consejo en funciones. En cualquier caso, el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido, admitió que las reformas- -que no podrán aprobarse antes de que acabe la legislatura- -no afectarán a la mayoría cualificada que establece la Constitución para la elección de los miembros del CGPJ.