Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA La lucha antiterrorista s Manifestación contra ANV JUEVES 22 s 11 s 2007 ABC Edurne Uriarte Rajoy y Aznar no acudirán el sábado a la manifestación de la AVT contra ANV El líder del PP telefonea a Alcaraz para expresar su apoyo y disculparse por su ausencia CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Después de su habitual pelea de los miércoles con el jefe del Ejecutivo- -esta vez a cuenta de la inflación- el líder del PP, Mariano Rajoy, telefoneó al presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, para comunicarle que no acudirá a la manifestación que la Asociación ha convocado para este sábado. Tras días de dudas y, también, de presiones de un sector del partido que ha abogado firmemente por implicarse de lleno en la manifestación, Rajoy no ha podido conciliar su agenda preelectoral con la convocatoria de la AVT. En la conversación con Alcaraz, el candidato popular transmitió todo su apoyo a las reivindicaciones de las víctimas, tal y como se ha puesto de manifiesto a lo largo de la legislatura señalaron fuentes próximas a Rajoy. Además, subrayó que el PP comparte las tres demandas de la cita del sábado, esto es, la ilegalización de ANV y del PCTV y la derogación de la moción de mayo de 2005 que hablaba de una salida negociada con ETA. Explicó Rajoy a su interlocutor, según las mismas fuentes consultadas por ABC, que el PP enviará una representación amplia y sólida a la manifestación, cuya delegación estará encabezada por Esperanza Aguirre- -que acude también en calidad de presidenta de la Comunidad de Madrid- -y por el secretario general del PP, Ángel Acebes. Esta será la primera manifestación convocada por la AVT y el Foro de Ermua desde junio de 2005 que no contará con la presencia de Rajoy (salvo la de Sevilla de octubre de 2006) El líder del PP ha acudido a un total de seis manifestaciones contra la política antiterrorista del Gobierno en el periodo comprendido entre el 4 de junio de 2005 y el 10 de marzo del presente año, esta última convocada por el PP. Los populares defienden su plena identificación con las víctimas del terrorismo y rechazan que se interprete como un alejamiento la inasistencia de Rajoy, que atribuyen a problemas de agenda generados por un acto, ese mismo sábado, en Almería. A esta interpretación contribuye, sin duda, el hecho de que el líder del primer partido de la oposición ha hecho en otras ocasiones lo posible y lo AZNAR Y MAYOR COMO COARTADAS sto de que Ibarretxe quiera usar a Aznar y Mayor Oreja de coartada para sus acuerdos con ETA es algo así como un neonazi juzgado por exaltación del nazismo pidiendo de coartadas a los estudiosos del nazismo o a sus perseguidores. Porque llegaron a hablar con los criminales. Ridículo, grotesco, delirante. Con un problema añadido en el caso de Ibarretxe, que su historia de la coartada es real. Acaba de ocurrir. Y con otra diferencia no menos sustancial. El neonazi no se atrevería a tal despropósito. Además de neonazi, se convertiría en un idiota. Y bastante tendría con lo de neonazi, al menos, delante de los tribunales. Con ETA y los nacionalistas de por medio, los idiotas somos los demás. De opositores de ETA a sostenedores de sus tratos con Ibarretxe. Claro que ese papel de idiocia obligada ha sido ampliamente cultivado por los más variados sectores, no sólo por el infinito cinismo de los nacionalistas. La conversión de los principales artífices de la lucha del Estado contra ETA en testigos de Ibarretxe se produce por una constante y ampliamente compartida frivolización de la negociación con el terrorismo. Por la disolución de las fronteras entre la ley y los delincuentes, entre los principios del Estado de Derecho y la ciénaga terrorista. Situándonos en el más benévolo de los supuestos, en el de la ignorancia, la negociación de Zapatero ha constituido la culminación de esa frivolización, la ruptura de todos los límites éticos y legales en el tratamiento del terrorismo. Por ese motivo, Zapatero sí es una coartada para Ibarretxe. Ha hecho lo mismo que él. Lo que ocurre es que ya hay dos subordinados suyos imputados por ello. Por el delito de desobediencia al Supremo. Por avalar públicamente a un partido ilegalizado. El PSOE, como Ibarretxe, se ha esforzado por convencernos de que eso es lo mismo que hicieron Aznar y Mayor. Pero entre los contactos de Estado con criminales y la negociación política con ellos existe una diferencia legal y democrática esencial que es la que se está juzgando en la sociedad y, ahora, también en los tribunales. E Rajoy y Aznar coincidieron ayer en el homenaje a Gabriel Cisneros imposible por estar presente en la cita. Tal es así, que el 25 de febrero de 2006, por ejemplo, el PP llegó a contratar un avión privado para que Rajoy y todos sus dirigentes llegaran a la manifestación de ese día después de participar en Santiago en un homenaje a Manuel Fraga. A esta cita tampoco acudirá el presidente de honor del PP, José María Aznar, también un JAIME GARCÍA Génova niega que exista ningún tipo de distanciamiento con la Asociación de Víctimas, con las que compartimos sus reivindicaciones Seis manifestaciones asiduo a este tipo de convocatorias, porque el sábado le pilla llegando a Washington desde Brasil para dar clase toda la semana que viene en la universidad de Georgetown. Asimismo, no está confirmada la presencia del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, quien aprovecha muchos fines de semana para participar en actos de campaña electoral. El olvido de la Fiscalía también obliga al Supremo a absolver al etarra Setién N. V. MADRID. Pese a que existe una prueba de su participación en el secuestro del empresario José María Aldaya, la Justicia ha absuelto al etarra Gregorio Vicario Setién de haber participado en la captura y custodia del industrial que durante 341 días permaneció cautivo en un zulo etarra. El terrorista se ha visto beneficiado por el olvido del fiscal Ignacio Gordillo, que no presentó en el juicio la principal prueba: una maquinilla de afeitar hallada en el zulo con el ADN del terrorista. Ayer, el Supremo ratificó la sentencia de la Audiencia Nacional que absolvió al etarra al desestimar por unanimidad los recursos de casación interpuestos por el Ministerio Fiscal y la AVT. En la vista celebrada en el Alto Tribunal, la Fiscalía pidió que fuera anulado el fallo absolutorio y condenase a 17 años de prisión el etarra. Argumentó que la resolución incurrió en una infracción del derecho a la tutela efectiva, así como en un error en la apreciación de la prueba. Explicó que el fiscal Gordillo no pudo aportar el dato genético porque llegó al Tribunal cuando la investigación ya había concluido. Pero para el Ministerio Público, el hecho de que el fiscal no propusiera la prueba a tiempo no es objeción para que el Tribunal la hubiese incorporado atendiendo a su gran importancia. No obstante, la Fiscalía, que hizo autocrítica reconoció que Gordillo pudo perfectamente haber pedido la incorporación de la prueba genética por la que ahora el etarra estaría condenado y no absuelto.