Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 GENTE www. abc. es gente MIÉRCOLES 21- -11- -2007 ABC A pesar de los esfuerzos, los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para salvar la vida de la desafortunada Princesa POOL El último grito de Lady Di Según el rocambolesco testimonio de un médico de emergencias, Diana de Gales gritó y rechazó el suero de los médicos que intentaron salvarla en París tras el accidente que segó su vida en el puente llamado de L Alma de la capital parisina POR J. ALBIOL MADRID. Diana Spencer gritó desesperadamente en la noche parisina palabras incoherentes según la versión de un especialista que atendió a la Princesa de Gales tras sufrir el trágico accidente de tráfico que acabó con su vida. El testimonio del doctor Jean- Marc Martino- -especialista en emergencias- se dio a conocer en la investigación judicial británica encargada para esclarecer la muerte de Lady Di, que empezó el pasado octubre en el Tribunal Superior de Londres. Dos teorías se barajan: la conspiración, o el accidente de tráfico, según informa Efe. Diana de Gales murió a sus treinta y seis años el último día del mes de agosto de 1997, junto a su novio, Dodi Al Fayed, de cuarenta y dos, y al chófer del vehículo, Henri Paul, tras estamparse el automóvil en el que viajaban contra una columna del túnel bajo el puente del Alma cuando era perseguido por varios paparazzi El profesor André Lienhart, encargado de investigar y rastrear para un juez francés todas las luces y las sombras del tratamiento médico que se dispensó a Diana de Gales, recapituló ayer, por vídeo- conferencia desde París, las palabras de Martino que encerraban lo que dijo Lady Di tras el fatal accidente. Según la reconstrucción del testimonio, ientras los servicios de emergencia atendían a Lady Di entre la chatarra del automóvil, Martino escuchó a la Princesa gritar y decir cosas en inglés que eran comprensibles, pero incoherentes relató Lienhart. El médico, del Service d Aide Medicale d Urgence (Servicio de Ayuda Médica de Urgencia, SAMU) de Francia, supervisó los cuidados prestados a la Princesa desde el momento del accidente hasta su traslado al Hospital parisino de Pitie- Salpetriere. Se asegura que la Princesa estaba muy agitada y rechazó el tratamiento de manera que el SAMU parisino tuvo que inyectarle algunos fármacos (sedantes) para reducir la agitación y que aceptara el tratamiento especificó Lienhart. Como consecuencia de la tensión que padecía de Lady Di, un efectivo del SAMU se vio obligado a agarrar con fuerza un brazo de la Princesa para que se le pudiera administrar suero. Pero Diana de Gales, prisionera de un estado nervioso, retiró el primer suero El jurado de la investigación judicial británica debe establecer ahora si la muerte de la Princesa de Gales fue producto de una conspiración o de un trágico accidente Dos investigaciones policiales previas, una en Francia y otra en el Reino Unido, concluyeron que el suceso se debió a un accidente causado porque el conductor conducía muy rápido y bajo la influencia del alcohol. Lo cierto es que la leyenda sobre la Princesa seguirá viva por mucho tiempo, ayer sin ir más lejos una foto en blanco y negro de Diana realizada por el fotógrafo Mario Testino alcanzó la cifra de 46.000 libras (unos 64.155 euros) en una subasta celebrada en la casa Phillips de Pury en Londres. Un efectivo del SAMU tuvo que agarrar con fuerza un brazo de Lady Di para poder administrarle el suero