Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 37 No veo cómo se puede armonizar el islam con una Europa democrática Joseph Pérez s Hispanista francés Asume la tradición jacobina de la ciudadanía, defiende los servicios públicos, desconfía del giro de la política exterior francesa y cree en la escuela para integrar a los emigrantes POR TULIO DEMICHELI FOTO: SIGEFREDO MADRID. El pasado miércoles, Joseph Pérez dictó en la Academia de Historia una conferencia sobre la guerra civil y la posguerra vistas desde Francia, en la que puso en valor a intelectuales católicos, como Maritain, Mauriac o Bernanos. Al día siguiente conversó con ABC sobre asuntos más recientes, como las apuestas reformistas del presidente francés. El historiador francés de origen español Joseph Pérez, durante la entrevista Hugo, sino otra que pretende superar diferencias imponiéndose desde arriba. En Francia ha habido una respuesta contraria porque muchos sienten que políticas e instituciones propias desaparecerían con el pretexto de la uniformidad europea. Estoy pensando en nuestra concepción de los servicios públicos, que es jacobina y... en De Gaulle, quien en 1945 decide la nacionalización de ciertos sectores porque pensaba que la energía, el crédito, el correo o los transportes no debían someterse a intereses privados, por si entran en conflicto con el bien común. en la moral sexual, pero hay aspectos de su magisterio a los que no se alude, como la encíclica Centesimus annus, donde dice que el comunismo ha desaparecido en Europa, pero que eso no significa que tenga que triunfar el neoliberalismo que vemos. Al Estado le corresponde defender al débil y no dejarlo a merced del más fuerte. Soy muy jacobino... Si se pasean por Francia verán edificios modestos pero bien hechos de fines del XIX: pequeñas escuelas, estaciones de ferrocarril y estafetas de correos hoy cerradas, en venta. Allí, la III República puso todo su orgullo. integrador de la República. Mis padres llegaron en los años 20, nací en el Pirineo, me eduqué francés y formo parte de aquellas generaciones que se han asimilado gracias a la escuela. Este modelo está en crisis porque resulta más fácil asimilar españoles o italianos que árabes o turcos, por evidentes motivos culturales. Sin embargo, no creo que sea imposible. Ocurre que la escuela no está en condiciones de asumir esta responsabilidad. No funciona bien y falla el proceso. -Se ha ridiculizado mucho a los maestros franceses que en las colonias de África o Asia le hablaban a los niños de nuestros antepasados los galos Esos maestros no eran tontos y sabían que esos negritos y chinitos no tenían un antepasado galo. Lo importante no es el color de la piel, ni los cromosomas, sino la civilización. Aprended francés, haceos franceses y os transformáis en ciudadanos Es una vieja tradición griega, romana y cristiana. San Agustín era bereber. Ésa es la visión jacobina para los que entran: convertirse en ciudadanos, asumirse en la ley. Lo contrario se recomienda en Inglaterra o EE. UU. donde aceptan la formación de comunidades distintas- -el multiculturalismo. -La idea de que a partir del 68 se han perdido valores tradicionales como la familia, la autoridad, la responsabilidad o el entusiasmo por el trabajo se ha exagerado bastante. Sarkozy prometía mucho porque quería ser presidente, pero tengo la impresión de que de ideología, nada: lo mismo le da decir una cosa que otra. Aunque tiene, sin duda, algunas ideas claras. -Sarkozy culpó a la herencia del 68 de la abulia laboral y el descrédito de la moral del esfuerzo que inmovilizan a su sociedad. -Creo que hay que reformar lo que funciona mal, pero de ahí a considerar como privilegiados a los ferroviarios, ¡por Dios! Para mí, la idea de reforma siempre ha tenido un sentido positivo: ir a mejor. Actualmente, reforma en el vocabulario político significa algo distinto: volver atrás, al XIX, deshacer lo que se ha hecho, y en francés eso se llama reacción -Una ruptura tremenda. La idea clásica de De Gaulle era mantener cierta autonomía e independencia nacional, y no ponerse automáticamente al lado de la superpotencia. ¿No es necesario reformar lastres en el sector público, en el modelo sindical o en los calendarios laborales? ¿Cómo se hacía cuando usted era un crío? ¿Puede caerse en un liberalismo extremo, en la ley de la selva? -Se ha criticado mucho a Juan Pablo II por su posición -El mayor reto actual quizá sea la incorporación masiva de emigrantes. ¿Cómo resolverlo? -Yo soy un ejemplo del modelo ¡Si otros jefes de Estado reaccionaran como el Rey! Joseph Pérez considera que el Rey Juan Carlos se ha mostrado muy enérgico y con dignidad al protestar contra unos ataques, que pueden ser críticos, pero que en ningún caso podían llegar al tono insultante de Chávez. ¡Si otros jefes de Estado reaccionaran ante determinadas circunstancias como él, a lo mejor las cosas estarían mejor! Don Juan Carlos atajó la manera en que se insultaba no sólo a un determinado político, sino a España misma En su opinión, el modelo español de transición sin violencia y sin que nadie se sintiera en la necesidad de saldar cuentas atrasadas. ha -También se ha dado un vuelco a la política atlántica tradicional. ¿Por qué se volvió la espalda a la Constitución europea? -Creo que la ampliación ha sido precipitada. No es ésta la Unión de la que hablaba Víctor debido de tener, así sea indirectamente, gran importancia para Iberoamérica. Pero las circunstancias no eran las mismas. En 1975, la dictadura se prolongaba aquí 40 años y las nuevas generaciones veían aquello en el pasado. En Argentina, Chile o Uruguay son los hijos y los mismos protagonistas de la represión militar los que están vivos, parece comprensible que se reclame justicia por lo pasado Por último, considera que hoy España lo está haciendo muy bien, no tratando de recuperar una posición definitivamente perdida- -no va ser otra vez la Madre Patria- sino como puente entre Iberoamérica, Europa y el resto del mundo, por las responsabilidades que tuvo y por compartir una lengua y una literatura universales que constituyen un área cultural -Si se concibe una Europa de tipo geográfico, es absurdo incorporar a Turquía, cuyo mayor territorio está en Asia. Desde el punto de vista cultural, yo no soy decididamente hostil a su incorporación si acata los fundamentos de la Europa cristiana, heredera de la antigüedad griega, romana y judía. Lo importante es ese legado. Si los turcos aceptan secularizarse, ¿por qué no? Ahora bien, si lo que se persigue es introducir en Europa a naciones que pretendan mantenerse fieles a sus costumbres tradicionales, políticas, sociales y religiosas, como es el caso de Turquía, yo no veo cómo armonizar el islam, tal y como se practica hoy día, con los valores y las instituciones de la Europa democrática. -Turquía aspira a integrarse en la UE. Pero, ¿es europea?