Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 ESPAÑA 29 LIBERTAD Y EL NO PASA NADA no necesariamente como son. La creciente docilidad de los periodistas es también clave. Hace un par de generaciones, el número de periodistas que se licenciaban en España apenas llegaban a cien por promoción. En aquel entonces, había un centenar de periódicos. Pero hoy día son más de 12.000 periodistas los Hay un exceso de periodistas y un cultivo perfecto para reclutar a periodistas fieles s En España hay un progresivo deterioro de las libertades que reciben su título anualmente de las distintas facultades del país, y, sin embargo, el número de periódicos casi no ha variado. Por lo tanto, hay un exceso de periodistas y un cultivo perfecto para reclutar a periodistas fieles. En el Foro Arrupe llamó mucho la atención que hay voces importantes que podrían Jaime de Piniés Miembro de Foro Arrupe frenar el atropello de las libertades, pero son silentes. Periódicos que fueron ejemplares durante la Transición, y que siguen dando cobijo a grandes periodistas, tapan y no impiden el deterioro. Reina la negación de la verdad. El silencio cobra aún mayor volumen entre los miembros de la izquier- OS medios forman a la sociedad y la sociedad también forma los medios. En culturas muy desarrolladas, con una larga tradición democrática y liberal, los medios forman parte del entorno cultural que fomenta la libertad, el optimismo y la proyección hacia el futuro. Durante la Transición, y sobre todo durante la década de los 80, ese mismo espíritu de apertura y pluralidad reinaba en España. Sin embargo, y como sobriamente expuso don Hermann colaborador en Onda Cero, Telemadrid y ABC, además de miembro del Foro de Ermua, en el último Foro Arrupe, los medios también pueden ser feroces cómplices del totalitarismo. Es difícil imaginar, por ejemplo, que los nazis hubieran acaparado todo el poder, tras unas elecciones perfectamente democráticas, sin la anuencia y activa participación de los medios que llevaron progresivamente a las elites de Alemania a adherirse al mensaje de Hitler y de Goebels. La prensa y los medios son absolutamente vitales para crear y aupar demagogos. Algo parecido ha ocurrido en España, donde muchos vemos un progresivo deterioro de las libertades. Deterioro, en parte, debido a la precariedad laboral de los periodistas, a su escasa preparación y lo mal pagados que están. Al periodista se le trata por parte del medio para que actúe en actitud propia de la soldadesca con fiel acatamiento a la empresa y, a veces, al partido. El deterioro más notable se da en el País Vasco y en Cataluña, donde el pensamiento único y monolítico se impone cada vez con mayor ahínco. El corresponsal del Wall Street Journal que recientemente se atrevió a denunciar la imposición del vasco en Euskadi ha recibido amenazas de muerte. Las causas del declive de las libertades en España hay que buscarlas en las distintas fuerzas coactivas que incluyen a los nacionalismos y, a veces, al propio Gobierno que ejercita su correspondiente presión en las distintas redacciones para que las cosas sean reflejadas como convienen y L Los medios son absolutamente vitales para crear y aupar demagogos da y, muy en particular, en el PSOE. Tal vez rompan su silencio si la presente dirección del partido perdiera las próximas elecciones en marzo. Cabría esperar, en ese momento, otra izquierda, muy distinta a la actual; pero ahora las voces críticas están ausentes. El no pasa nada y el buen rollito están en boga. La pregunta que nos debemos hacer es si la situación actual aguanta otros cuatro años de degradación de nuestras libertades antes de convertirse en una enfermedad crónica a los ojos de todo el mundo, y no solamente para aquellos que quieren verlo.