Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 ESPAÑA MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 ABC RELIGIÓN Los obispos aplauden la vuelta al espíritu de Tarancón Positiva acogida al discurso del presidente de la Conferencia, Ricardo Blázquez JESÚS BASTANTE MADRID. Los ecos del discurso moderado e integrador pronunciado por el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, el pasado lunes, fueron los protagonistas de la segunda jornada de la Asamblea Plenaria del Episcopado, en la que los obispos aprobaron los Presupuestos de la Casa de la Iglesia para el próximo año y un ambicioso documento en el que se ofrece una completa respuesta de los cristianos ante el fenómeno de la inmigración. La recuperación del espíritu de Tarancón y la reivindicación de su apuesta por la concordia, la pluralidad y el diálogo fue bien aceptada por la mayor parte de la Asamblea, compuesta por una mayoría de prelados que, como recordó el lunes el Nuncio de Su Santidad, Manuel Monteiro de Castro, no lo eran durante la Transición y los primeros años de la Democracia. Para algunos obispos consultados por ABC, el discurso inaugural pronunciado por Blázquez sonaba a despedida Otros, mayoría en el Episcopado, consideraban que ha sido un discurso programático e integrador que buscaba sumar las distintas sensibilidades, tanto en lo político como en lo social Para el cardenal de Sevilla, Carlos Amigo, lo que el presidente dijo refleja realmente su pensamiento, que fue respetuosísimo con todas las situaciones El purpurado aseguró que Blázquez mide mucho las palabras por lo que pueden estar seguros de que él dijo realmente lo que es ahora el pensamiento del presidente de la Conferencia Episcopal Eso sí: Amigo reclamó leer íntegro el discurso puesto que sacar una frase del total puede producir malestar en unos y aplausos en otros Sí parece claro que la de esta semana es una Asamblea distinta, por varios motivos. En primer lugar, por su corta duración: los trabajos finalizan el jueves, pero ya ayer buena parte de los cardenales empezaron a marcharse hacia Roma, donde este fin de semana tendrá lugar un Consistorio de cardenales, en el que Benedicto XVI erigirá como príncipes de la Iglesia a los arzobispos de Valencia (Agustín GarcíaGasco) y Barcelona (Lluís Martínez Sistach) así como al jesuita Urbano Navarrete. En segundo término, por el clima preelectoral vivido en la misma, con continuos corrillos y apartes entre los prelados más representativos. La presencia del cardenal Rouco en la sala sirvió para acallar algunos rumores que hablaban de importantes diferencias entre el presidente del Episcopa- do y el arzobispo de Madrid, quien también tuvo tiempo de departir, en tono preocupado, con el vicepresidente y cardenal de Toledo, Antonio Cañizares. La cercanía de los comicios y su coincidencia con las elecciones generales preocupa al grueso del Episcopado, consciente de que salga quien salga se harán lecturas políticas de las elecciones en la Casa de la Iglesia. Entretanto, las reacciones políticas al discurso pronunciado ayer por el líder de la Iglesia española, en especial en lo referente a la petición de perdón ante algunas actuaciones concretas y a la denuncia de una memoria selectiva que pueda reabrir heridas y atizar rencores La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, consideraba una buena noticia la petición de perdón llevada a cabo por Blázquez. En declaraciones a Punto Radio, Salgado recalcó que las palabras del presidente de la Conferencia Episcopal van a contribuir a cerrar algunas heridas aunque matizó que parece que a monseñor Blázquez no le ha gustado la Ley de Memoria Histórica Para el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, la declaración de Blázquez es una buena decisión, a la que damos la máxima importancia porque estamos ante el presidente de la Conferencia Episcopal El secretario general del Partido Popular, Ángel Acebes, subrayó en declaraciones a Telecinco que la Iglesia de lo que habla es de conciliación, de acuerdo mientras que la futura ley de Memoria Histórica no nos trae nada bueno a los españoles Para Acebes, el gran hallazgo es ponernos todos de acuerdo en mirar hacia el futuro, por nosotros y por nuestros hijos porque ¿quién gana algo con este debate? se preguntó el dirigente popular. Heridas y acuerdos Clima preelectoral Sumar sensibilidades Lo que el presidente dijo refleja realmente su pensamiento, que fue respetuosísimo con todas las situaciones afirma Amigo Vallejo Las palabras de Blázquez van a contribuir a cerrar algunas heridas dice Elena Salgado Blázquez, en la sesión plenaria de la Conferencia Episcopal JAIME GARCÍA Asociaciones cristianas reivindican la inmensa figura del cardenal J. B. MADRID. El cardenal Tarancón es parte de la Historia con mayúsculas. De la Historia de la Iglesia y de España. Don Vicente fue el cambio En los momentos de incertidumbre, Tarancón se reveló como un hombre con amplitud de miras, que supo enfrentarse a la tentación del inmovilismo Así recuerda al que fuera presidente del Episcopado español entre 1971 y 1981 el padre Ángel García, fundador y presidente de Mensajeros de la Paz. Esta asociación, junto a otros grupos cristianos y familiares y colaboradores de Tarancón- -como el que fuera su secretario personal, el padre Martín Patino- -hicieron ayer público un manifiesto titulado Tarancón, el cardenal del cambio en el que, coincidiendo con el centenario de su nacimiento, queremos recordar la inmensa figura del cardenal Tarancón Asimismo, el 28 de noviembre, coincidiendo con la fecha de su fallecimiento, el padre Ángel dedicará a Tarancón la presentación oficial de su biografía, y lanzará la propuesta para que sea declarado venerable Al día siguiente, Mensajeros de la Paz ha convocado una mesa redonda para glosar la memoria del cardenal del cambio. En la misma (19,30 horas, en el Centro Cultural de la Delegación del Principado de Asturias en Madrid) participarán, entre otros, los dos sobrinos del cardenal: Juan José y Vicente; el ex ministro de Defensa José Bono, y el que fuera secretario personal de Tarancón, padre Martín Patino.