Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 La lucha antiterrorista s El frente judicial ESPAÑA 15 El juez no impone medidas al militante de ANV que amenazó de muerte a Otaola Ningún dirigente del PP acompañó a la alcaldesa, que se cruzó con el proetarra N. V. MADRID. El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, dejó ayer en libertad sin medidas cautelares al militante de ANV que amenazó de muerte a la alcaldesa de Lizarza, Regina Otaola, el pasado 7 de septiembre. El instructor justifica su decisión de no imponer medidas al imputado al menos las comparecencias semanales solicitadas por el fiscal en que no existe riesgo de fuga y en que se trata de un delito (el de amenazas) que no lleva aparejada pena grave. Los hechos tuvieron lugar durante las fiestas de esta localidad guipuzcoana, cuando la regidora, del PP, presidió la izada de la bandera española, junto con la vasca, en el balcón del Ayuntamiento. Una veintena de radicales se agolparon entonces en las puertas del consistorio e increparon a la alcaldesa por su decisión de que ondeara la española. Entre ellos estaba el imputado, Pedro María Olano, que ayer se negó a declarar, y otro individuo que fue detenido por la Ertzainzta por injurias. Otaola habla por el móvil momentos después de su declaración ante el juez Pedraz ra insultarle, en esta ocasión se sintió amenazada. Ya a las puertas de la Audiencia Nacional, Otaola, a quien no acompañó en ese trago ningún dirigente popular, pidió que se haga justicia y recordó que este radical se presentó como número dos de Acción Nacionalista Vasca (ANV) a las elecciones en las que ella fue elegida alcaldesa. Aunque los hechos fueron investigados en un primer momento en los juzgados ordinarios, la juez de Tolosa decidió inhibirse en favor de la Audiencia Nacional al considerar que la expresión proferida por Olano se encuadraba en las amenazas de carácter terrorista cuya investigación compete a este CHEMA BARROSO Vas a morir La alcaldesa Otaola, que apenas tardó diez minutos en declarar ante el juez, identificó a Olano- -con quien se cruzó en el pasillo- -como la persona que le dijo vas a morir y reiteró que, aunque no era la primera vez que este radical, vecino del pueblo, se dirigía a ella pa- tribunal. La causa recayó entonces por reparto en el juzgado del que Pedraz es titular. Concluidas las diligencias de instrucción, es previsible que una vez que se dé traslado a la Fiscalía para que formule su escrito de acusación, el juez Pedraz dicte auto de procesamiento y se señale la celebración del juicio oral.