Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero El pollo expiatorio CONTRA ESPAÑA M ientras la importancia de la lengua española continúa creciendo en los EE. UU. algunos observadores denuncian el proyecto populista revolucionario de arruinar el histórico liderazgo de España en el Cono Sur, beneficiándose de la pasividad gubernamental. El Tiempo colombiano destaca un análisis de Pedro Medellín Torres, que afirma: Se equivocan los españoles si creen que Hugo Chávez está actuando para atenuar la crisis interna de Venezuela. En realidad, su enfrentamiento con el Rey de España tiene otro propósito: cerrar el paso a la iniciativa española de liderar un proyecto de integración latinoamericana Y agrega: Chávez y sus aliados en la región, visibles e invisibles, quieren hacer saber que el liderazgo español estaría llegando a su fin, y que las próximas cumbres iberoamericanas, si las hay, serán a otro precio En Venezuela, El Universal publica un análisis de Michael Rowan, que comenta de este modo el contexto interno en el que se inscribe tal proyecto populista revolucionario: Chávez es el último capítulo de una triste historia de colapso. Venezuela es un petro- estado que olvidó cómo ser productivo. Sólo el petróleo impide la muerte de Venezuela. Todo sueño de democracia ha quedado despedazado En Buenos Aires, La Prensa recuerda otro aspecto internacional del mismo proyecto que está intentando marginar a España de las Américas: Chávez consolida su alianza con los ayatolás iraníes Por su parte, el Diario de América no olvida la escala parisina de Hugo Chávez, y escribe en su editorial: El dictador venezolano prosigue su gira diplomática intentando afianzar sus alianzas antioccidentales, intentando abrir una brecha en Occidente Cuando la diplomacia gubernamental española se percibe invisible ante tal arco de maniobras paralelas, destinadas a minar la influencia de España en las Américas, el Guardian londinense nos recuerda: Por vez primera en la historia, los hombres españoles se instalan en el podio de los más populares en los EE. UU La inquietud que está causando el reciente repunte de la inflación ha llevado a los analistas a centrar su atención en los alimentos. Sorprende que el aumento del precio del pollo de 2,8 a 3,0 euros kilo sea uno de los factores que más ha contribuido a esa súbita perturbación de los precios. A no ser que la ponderación de ese tipo de carne en el IPC español esté tan alejada de la realidad como la ponderación de la vivienda, que es de un 10 por ciento, cuando el gasto real que supone, según cifras recientes del INE, es de un 25 por ciento. La cuestión es que el BCE ha avistado la sombra monstruosa de la inflación precisamente en los dos meses siguientes a su decisión de inyectar medio billón de euros en la economía europea. Maldita casualidad. Porque inyectar, en este caso, no significa sacar al mercado dinero ya existente, sino crearlo ex nihilo, según ha reconocido Paul Samuelson, lo que disipa cualquier duda sobre el efecto inflacionario de tal medida. Medio billón no es ninguna tontería, es la mitad del PIB español. Si combinamos ese dato con el de que cada punto adicional de inflación equivale a un impuesto regresivo... que supone 400 millones de recaudación extra de IRPF (Miguel Sebastián) la conclusión es obvia: Trichet nos vende la moto de que su prioridad es la lucha contra la inflación, pero su verdadera obsesión es el crecimiento de la economía. A costa de los contribuyentes, como vemos, y para alivio tanto de quienes se endeudaron imprudentemente en los últimos años como de los líderes políticos. José Luis Heredero Cervantes Suiza El radio de acción del AVE a Barcelona Sábado 17 de noviembre, a las cuatro de la tarde, tras haber abonado el precio del billete (56 euros) me dispongo a tomar el abarrotado tren Altaria (antiguo Talgo) Madrid- Sevilla. El tren sale de Atocha con 45 minutos de retraso y llega finalmente a Sevilla con más de una hora de retraso sobre el horario previsto. A la llegada a Sevilla, a los pasajeros nos es imposible reclamar porque los trabajadores de Renfe- operadora están de huelga. Vuelvo de nuevo al día siguiente para intentar al menos recuperar la parte del importe de mi billete y, sorprendentemente, me dicen que Renfe ha decidido suspender unilateralmente su compromiso de puntualidad por (pásmense) los problemas surgidos en las obras de llegada lán. En un mundo tan competitivo como el actual nos preocupa que nuestros hijos salgan tan mal preparados en la lengua oficial del Estado y, por cierto, segunda lengua más hablada en el mundo occidental. Carmen Gutiérrez Barcelona del AVE a Barcelona. La pregunta que me hago (y le hago al amable empleado) es inmediata: ¿qué tienen que ver dos trayectos distantes entre sí más de mil kilómetros? Salgo con una sensación de tomadura de pelo absoluta. A la ministra- loctite (agarrada al sillón con pegamento, porque aquí no dimite absolutamente nadie) ese mismo día se le llena la boca diciendo que el tren de Cercanías será gratis hasta que terminen las obras del AVE. ¿Con qué pretende pagarlo, señora, con lo que se están ahorrando suprimiendo unilateralmente los compromisos de puntualidad? Esto es de país tercermundista. Que dista mucho de merecer el Gobierno que tiene. José M Aristóteles Magán Perales. Sevilla celona a otras provincias puede deteriorar la armonía y buena convivencia que reina entre los pueblos de ambas comunidades. Pero, sobre todo, insto al Gobierno aragonés a que nos defienda frente a esta agresión, que puede poner en peligro la calidad de vida de nuestras gentes, y que deje claro que Aragón no quiere convertirse en el vertedero de Cataluña. Francisco Javier Pérez Fauquet Vencillón (Huesca) El español en la escuela Rajoy acierta al defender la enseñanza de la lengua española en todas las comunidades autónomas. Muchos padres que vivimos en Cataluña, Galicia o el País Vasco nos encontramos con que nuestros hijos tienen un pésimo dominio de la ortografía y la gramática en español porque no se les enseña de forma mínimamente adecuada en la escuela. En Cataluña, por ejemplo, según un reciente estudio, sólo uno de cada tres niños catalanes de doce años es capaz de superar un nivel mínimo de dominio de la ortografía castellana, algo lógico si tenemos en cuenta que todas las asignaturas y todo el material escrito son únicamente en cata- Hace pocos días se celebró en la población catalana de Gimenells (Lérida) una jornada reivindicativa contra un vertedero que se quiere construir en este pueblo, que limita con Aragón y que acogería los residuos urbanos procedentes de Barcelona y otros puntos de Cataluña. Como vecino de Vencillón (Huesca) decidí acudir para enterarme de cuál era la situación y de cómo la instalación de este vertedero podía afectar a nuestros pueblos. Hablando con los asistentes me enteré de que la Administración catalana, para solucionar el problema de los residuos generados por Barcelona y su área metropolitana, está planeando la ubi- Aragón no quiere ser el vertedero de Cataluña cación de numerosos vertederos en la provincia de Lérida y, algunos de ellos, en municipios limítrofes con Huesca. ¿Qué pasará con nuestros pueblos, con nuestras gentes, si estos proyectos se ejecutan? ¿Debemos convertirnos en el vertedero de Cataluña? ¿Qué piensa hacer el Gobierno aragonés ante estos hechos? Recordemos que la contaminación de las aguas, los malos olores y los impactos negativos sobre el territorio (tanto a nivel ecológico como económico y social) que supone la construcción de un vertedero no conocen límites entre comunidades autónomas. Concretamente, en el caso del vertedero de Gimenells el problema es más grave, ya que las aguas que se recogen en el valle donde quiere construirse van a parar al río Cinca. ¿Qué ocurre con nuestros vecinos catalanes? Como aragonés al que afectaría negativamente la construcción de un vertedero en Gimenells, pido a la Administración catalana que detenga esta muestra de insolidaridad y que recuerde que trasladar los problemas de Bar- El fracaso escolar El Informe Pisa, edición tras edición, ha estado insistiendo en que para superar el fracaso escolar se deben reforzar las competencias básicas como Lengua, Matemáticas y Ciencias. Por el contrario, el nuevo Bachillerato introduce asignaturas nuevas y obligatorias que no sólo no refuerzan esos conocimientos instrumentales, sino que les restan horas. Primero fue la Educación para la Ciudadanía y ahora la de Ciencias para el Mundo Contemporáneo, que se acaba de implantar y sobre la que ya se han manifestado en contra la Asociación Nacional de Catedráticos de Bachillerato y la Federación de Religiosos de la Enseñanza. La solución a los problemas de la enseñanza requiere el consenso y la unidad entre los sectores implicados, pero el Gobierno parece empeñado en introducir la división y la polémica al promover asignaturas de contenido ideológico, sobre las que caben opiniones diversas. En EpC es la concepción de la sexualidad y de la familia; en las Ciencias para el Mundo Contemporáneo, el origen de la vida, la reproducción asistida y la clonación. Es posible que los alumnos salgan más progres pero continuarán a la cola en Lengua, Matemáticas y Ciencias. Anna Batista Majem Gerona