Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN MIÉRCOLES 21 s 11 s 2007 ABC AD LIBITUM LA LECCIÓN DE TARANCÓN AURA escribió en su día que, muy probablemente, las cosas hubieran ido mejor para España si, para preparar la Transición, la Providencia hubiera ejercido su poderosa influencia y el cardenal Vicente Enrique y Tarancón hubiera ocupado el lugar de Carlos Arias Navarro. Por no dejar sedes vacantes- -el mayor de todos los peligros políticos- -éste se hubiera revestido con la púrpura de aquél. No fue así y aún lo seguimos pagando. El casting no es lo que mejor funciona en la tragicomedia nacional y eso daña mucho al espectáculo e impide que los espectadores, los ciudadanos, terminen por creer y aceptar el arM. MARTÍN gumento de la función. FERRAND Tarancón fue una pieza clave- -providencial, si atendemos a su oficio- -para que la sociedad española sirviera de base para el cambio de la Ley a la Ley (Torcuato Fernández Miranda) que nos permitió, sin mayores alborotos, saltar de una dictadura políticamente hemipléjica a una democracia parlamentaria en la que todo el cuerpo nacional tuviera capacidad de movimiento. Los más radicales en la nostalgia y el inmovilismo gritaban contra el cardenal- Tarancón al paredón pero el buen sentido y su mejor ejemplo sirvió, en inteligente cooperación con todas las fuerzas democráticas del momento, para zanjar la cuestión y, con ansias de libertad, empezar una nueva etapa en nuestra convivencia. Ahora, quizás a manera de despedida, el presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, nos propone el ejemplo del legado de Tarancón: concordia, pluralidad y diálogo Sólo cabe decir amén. La crispación de estos últimos años carece de sentido y, aunque el propio Blázquez admite culpas de la Iglesia en la Guerra Civil, ese era ya un asunto olvidado que revive, ignoro en beneficio de quién, por un montón de razones que, en respeto al centenario del nacimiento de Tarancón, conviene pasar por alto. A la Iglesia no le cupo tomar partido en la Guerra Civil ni en sus preparativos y de ahí que sea discutible un nuevo examen de su conciencia colectiva, un mero ejercicio autocrítico en un lenguaje más laico. Los católicos escaparon de la quema de la República y luego, en aplicación de la españolísima y fatal ley del péndulo, pasearon a Franco bajo palio e incurrieron en excesos que sí necesitarían revisión y disculpa. Los españoles somos, creyentes o no, fundamentalmente cristianos. Cristianos en la civilización y en la cultura. En ese marco no es bueno cultivar el rencor y, menos todavía, fijar la vista en los agravios del pasado. Según la prédica de Blázquez, conviene seguir a Tarancón y trabajar por una España nueva en la que no queden resquicios para los fantasmas del pasado Me lo dijo Tarancón, mientras nos fumábamos un magnífico cigarro- -un Rey del Mundo -en la colonia del Metropolitano, en un convento de clausura en el que unas monjas sabias y piadosas le prestaban albergue y discreción para sus encuentros. VISTO Y NO VISTO ZIDANES Y PAVONES DEL PSOE tor de supermercado, un politólogo argentino, un experto GUAL que la Asamblea francesa tuvo La Montaña en cambios climáticos, una novelista antifranquista, el sola República española tenía El Olimpo un rinconcipista Pettit y ese inevitable toque blue de la keniana Mallo en el Congreso para un selecto grupo de intelectuaathai, Nobel de la Paz tras de culpar a Occidente de haber les Al servicio de la República creado el sida para exterminar a la raza negra. ¿Por qué Rodríguez, que viene de la Revolución francesa pasanno Shikwati, tan keniano como Maathai y tan economista do por la Segunda República española, parece dispuesto a como Rifkin, pero que dice cosas tan inteligentes como montarse su olimpillo como González su bodeguilla. Para que se detenga la ayuda al Tercer Mundo, empezando por hacer de Ortega tiene a Suso de Toro, hijo de Minerva y de las montañas de ropa usada, ya que en África nauno de los gigantes que quisieron escalar el cielo. die pasa frío? Y para hacer de Marañón, tiene a D. Bernat, fruto- -Si Occidente cancelara las transferencias, de los amores de Venus y Esculapio. Tampoco fallos africanos de a pie ni siquiera se darían cuenta. ta Prieto, pues ahí está Mi Maleni, que, al menos Sólo los funcionarios y burócratas lo lamentaen volumen, ahí le anda. (Los Aves de Mi Maleni rían. son como la locomotora de Campoamor, que iba a Pero, con Z de zidanes y P de pavones, Rodrítreinta por hora y decía que era un león con meleguez, que se cree en deuda con el prójimo y está rena de centella Mas Garrido, el diputado del suelto a saldarla con nuestro dinero, ya ha promeGran Proyecto Simio que se ha pillado un berrinIGNACIO che por la agresividad del Rey con el militarón RUIZ- QUINTANO tido destinar el 0,7 por ciento del PIB a los países pobres. ¡Por los pobres del mundo! levantó su coChávez, y Torrijos, el comunista sevillano y munipa en un brindis con Chávez. Y al grito de auxilio ha acudicipal que en verano leyó la solapa de La rama dorada de do Clinton, el tipo que empleó el poder más grande de la Frazer y quiere que la Navidad pase a llamarse Condumio Tierra en quilarse a una becaria con la complacencia de del Solsticio Hiemal. la prensa progresista, es decir, con la prensa, que la tomó Pero los intelectuales, como dijo un dictador jerezano, contra el fiscal. son la Campsa de la sabiduría, y ya sabemos que eso supo- -El asunto Lewinsky es una conspiración de la derene que, además de lata, hay que dar espectáculo, y para cha- -declaró Hillary, que es nombre de varón. (Eso le didar espectáculo hacen falta extranjeros. Florentino Pérez ce Robert Mitchum a Deborah Kerr en The Grass is Greellevó al fútbol la fórmula de Zidanes y Pavones que el maner de Stanley Donen, con Cary Grant y Jean Simons. dridista Rubalcaba- ¡cráneo privilegiado! -quiere traer Hillary se lo pusieron sus padres por la decepción de al socialismo. Intelectuales autóctonos, o pavones, que que no fuera varón. piensen por comida, e intelectuales foráneos, o zidanes, Espíritu navideño- -espíritu solsticial, para entenderque piensen por dinero. A por los zidanes han mandado al nos- el de esta Hillary, con más puntas en la frente que ministro Caldera, que, para no equivocarse de cerebros, un saco de caracoles. ¿Fiesta solsticial? Los mejicanos como el Igor (Marty Feldman) del jovencito Frankestein, ofrecían al sol corazones humeantes de hombres para ha hecho una redada de progres que tiembla el misterio. mantenerlo vigoroso y habilitarlo para correr su camino- ¡Los mejores intelectuales del mundo! ¡De lo bueno, por el cielo. Foxá vio a Arruza cenar guachinango o lenlo mejor! ¡De lo mejor, lo superior! guado en lugar de guajolote o pavo porque alguien había Catorce famosos con peana de sabios que, como los dioadvertido que hoy es vigilia ses homéricos, se dignan a bajar hasta las murallas de- ¡De los corazones extirpados a la vigilia! ConvengaTroya para luchar entre los humanos como un guerrero mos que la Iglesia ha suavizado los sacrificios. más. Un asesor de Shröeder, una asesora de Royal, un au- B I