Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20- -11- -2007 Jonathan Rhys- Meyers, detenido por embriaguez y alteración del orden público 97 Alejandro Sanz quiere cantar en Caracas a pesar de Chávez El cantante desafía al mandatario y le dice que le eche si no le quiere en Venezuela POR LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. Le guste o no al presidente Hugo Chávez, Alejandro Sanz cantará en Caracas el próximo 14 de febrero, después de que el Gobierno venezolano suspendiera un concierto suyo el pasado noviembre por razones políticas aún no justificadas. El ministro del Poder Popular para la Educación Superior, Luis Acuña, decidió cancelar la presentación del cantante español en el Poliedro de Caracas, a pesar del contrato que había firmado con la empresa organizadora Evenpro y a sus 8.000 localidades ya vendidas. Las razones por las que el Gobierno venezolano prohibió a Sanz cantar en el Poliedro se deben principalmente a que en febrero del 2004, durante su última gira por Caracas, que coincidió con el proceso de recogida de firmas para solicitar el referéndum revocatorio del mandatario, el cantante manifestó que no le gustaba Chávez, y además que si se entregaran tres millones de firmas para que él se fuera, dejaría de cantar de inmediato Quizás por la semejanza de las situaciones, puesto que el próximo 2 de diciembre Chávez ha convocado otro referéndum para cambiar la Constitución, no hayan querido que Sanz hiciera acto de presencia. Sin embargo, sus representantes ya le han cambiado el lugar del concierto. Será en el Estadio de la Universidad Central de Venezuela donde reaparezca el cantante el día de los Enamorados, aunque Chávez se ponga a cantar rancheras dijo Sanz a Telemundo. Hay mucha gente allí que quiere ver ese concierto. Voy a ir, voy a cantar y si Chávez no quiere que cante, me tendrá que echar Además, adelantó que ya había superado el malestar que le había producido su reciente virosis gripal y que le obligó a suspender parcialmente su gira por Iberoamérica. También confió en que la Justicia norteamericana sabría actuar en la querella que ha interpuesto por la extorsión de que fue objeto en el caso de su hijo. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LA HIJA DE MARSÓ, DE LA CÁRCEL A LA FAMA ras más de un año en prisión, la hija de Paco Marsó quedó en libertad el pasado viernes. La condena por un delito de robo impuesta por el juez fue de dos años y como Diana Martín no tenía antecedentes y se había reparado la responsabilidad civil, ya no había nada que le impidiera recuperar la libertad y abandonar la cárcel de Granada donde ingresó, al igual que su pareja, Enrique Llorente, el 24 de octubre de 2006 tras ser detenidos por la Policía, acusados de cuatro atracos en la zona norte de Granada. Desde el instante en que se supo que la detenida era hija del productor teatral y ex marido de Concha Velasco, Francisco Marsó, el suceso pasó a formar parte de las crónicas rosas y se sumó a las declaraciones que tanto Marsó como Velasco hicieron de esta noticia, que les cogió en plena separación matrimonial. La actriz empezaba una nueva vida separada del que había sido su marido durante más de veinte años y hasta daba por terminados sus vínculos profesionales, puesto que emprendió nuevos proyectos con otro representante. Por su parte, Marsó aparecía en los platós de televisión para confesar sus pecados (infidelidades, juego... pero se declaró inocente ante los que le acusaban de vivir de la Velasco y arruinarla a deudas. Allá cuentas. Dicen que el tiempo pone a cada cual en su sitio y aquí el presente demuestra cómo están las cosas. A estas alturas de la historia, Concha Velasco vive en un apartamento que compró junto al de sus hijos en una zona nueva de Madrid; protagoniza la serie Herederos en TVE, ha estrenado dos películas y va pagando las deudas que quedan con Hacienda. En cuanto a Marsó, el viernes protagonizó su primer bolo televisivo con su hija Diana. Recién salida de la cárcel y en directo en Dónde estás corazón Hagan caja, señores. T Sanz, durante el concierto Voces Solidarias en Lima FE El príncipe Alberto preside los actos de la fiesta nacional MÓNACO. Alberto II presidió ayer las ceremonias de la fiesta nacional de Mónaco, acompañado por sus hermanas, Carolina y Estefanía, pero sin Charlene Wittstock, la nadadora surafricana que la Prensa del corazón considera su novia. Vestido con uniforme de gala, el príncipe apareció en el balcón del palacio, según la tradición, y saludó a los cientos de personas que estaban congregadas. Entre los 8.000 ciudadanos del Principado la apuesta de los últimos días fue la posible presencia en los festejos de Charlene, lo que habría dado un carácter casi oficial e irreversible a los rumores de matrimonio que planean en los últimos meses. El príncipe estuvo acompañado por sus dos hermanas, Carolina y Estefanía AP