Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DEPORTES MARTES 20 s 11 s 2007 ABC FÚTBOL SALA BALONCESTO España no logra pasar del empate con Serbia en el Europeo de Oporto EFE OPORTO. La selección española cedió un empate ante la de Serbia (1- 1) y desperdició una excelente oportunidad de conseguir la clasificación para las semifinales del Europeo de fútbol sala que se disputa en la ciudad lusa de Oporto. El equipo de José Venancio López no supo convertir en goles su neta superioridad y, para su mayor desgracia, encajó el tanto del empate a falta de 36 segundos para el final del encuentro. España marcó siempre el ritmo, pero Serbia le plantó cara con una férrea y ordenada defensa que acabó por desorientar a los vigentes campeones del mundo y de Europa. No fue hasta el minuto 18 cuando España tomó la delantera. El tanto lo marcó Andreu, pero al menos la mitad del mérito fue de Marcelo, que robó el balón a un rival a quince metros de la portería y le regaló un pase que fue medio gol. El segundo tiempo se desarrolló según el mismo guión. Dominio abrumador de España ante un rival que construyó un muro delante de su portero y que se hizo con el empate en el último suspiro, gracias a un bonito gol de Rajic tras un saque de esquina. España tendrá que jugarse el pase a las semifinales el miércoles frente a Rusia, que ya está clasificada, tras vencer a Ucrania por 4- 1. Marc deja de ser el hermano de Pau El pívot del Akasvayu consigue su tercer MVP y ya es el mejor de la ACB MIGUEL ÁNGEL BARBERO MADRID. Dicen que las venganzas saben mejor en plato frío. Y deben de ser mucho más sabrosas cuando a uno le han ninguneado en su casa hasta la saciedad. El caso de Marc Gasol no deja de ser curioso. Con un potencial incuestionable, ha tenido que luchar siempre contra el estigma de ser el hermano de Pau, algo que tuvo que sobrellevar especialmente en el verano de 2006, cuando algunos insinuaron que fue a Japón por su condición fraternal y no por la deportiva. Afortunadamente para él (no así para el mayor de la familia) la lesión de Pau le abrió las puertas a la final de Saitama y ahí comenzó a cerrar más de una boca. Volvió a España con la medalla de oro al cuello y el caché revalorizado. Para todos menos para el entrenador del Barcelona, que prefirió cederlo al Akasvayu antes que ofrecerle minutos de calidad en unos azulgrana que aspiraban a priori a las máximas cotas. Sin embargo, a Dusko Ivanovic le salió el tiro por la culata. Los del Palau no dieron una a derechas y, por el contrario, los de Gerona sorprendieron ganando la Copa FIBA y terminaron de encumbrar a Marc. El pívot, con un galardón de mejor jugador de la semana incluido, se ganó de nuevo la internacionalidad por méritos propios y ya nadie cuestionó su presencia entre los doce de Pepu Hernández. Lo sucedido el pasado verano terminó de situar al de Sant Boi en la primera línea internacional. Sus actuaciones con la selección fueron de las más entonadas y recibió numerosos elogios por parte de la prensa y los expertos extranjeros. Pero lo mejor llegó del otro lado del Atlántico. En la noche del draft los Lakers le seleccionaron en la segunda ronda y le mostraron así el interés por su fichaje. Con ese caramelo a la vista era difícil no caer en la tentación. Pero una vez más, Marc Gasol lo tuvo claro. No quería ser el hermanísimo de nadie y llegar a la NBA por recomendación. Prefería aguantar un poco más en España y llegar más curtido como jugador y como persona. En su caso no necesitaría superar ningún periodo de adaptación (él se fue a vivir con Pau a Memphis desde el principio y fue la estrella de la liga colegial de la ciudad sureña) y sólo precisaría de un alto nivel de competición. El que podía ganar en la ACB. Sin embargo, el Barça no se decidió a ofrecérselo y en este caso fue el propio Marc el que tomó la iniciativa. No iba a jugar con quien no le quisiera, así que fue rotundo. Continuaría en la ACB, pero de nuevo con los gerundenses. Y la apuesta, hasta ahora, le está saliendo de cine. Su arranque liguero está siendo bastante digno (marchan en la séptima plaza) con unas labores de liderazgo del melenudo pívot impresionantes: ha ganado el premio de MVP de la jornada en tres de las ocho disputadas y su situación en las tablas no admite lugar a la duda. Es primero en anotación (17 6) tiros de 2 puntos (5 5) y valoración (25 1) segundo en tiros libres (4 7) y faltas recibidas (6) tercero en minutos jugados (31 4) séptimo en rebotes defensivos (4 5) y mates (0 9) y noveno en rebotes totales (6 4) Así es imposible no ser el mejor jugador de la liga. Ahora mismo me siento con mucha confianza comenta- El equipo confía en mí y eso me da fuerza. Además el equipo rival está pendiente de mi juego y eso hace que cuando el equipo gana te sientas mucho más partícipe Después de una racha de tres derrotas, el último triunfo en Manresa les devolvió la alegría y ahora son otros. Espero que esta sea la temporada del Akasvayu. Hemos cambiado un poco la filosofía, pero seguimos siendo un conjunto ambicioso y ganador. Los jugadores españoles debemos empujar a todo el equipo y marcar una línea de trabajo DE SAN BERNARDO Marc Gasol se ha convertido en uno de los hombres clave del Akasvayu Girona y ya prepara su salto a la NBA España 1- Serbia 1 España: Luis Amado, Torras, Kike, Javi Rodríguez, Daniel- -equipo inicial- Marcelo, Ortiz, Álvaro, Andreu y Werner, Serbia: Ranisavljevic, Peric, Soso, Pavicevic, Rajic- -equipo inicial- Dimic, Borojevic, Bogdanovic, Cvetanovic y Bojovic. Goles: 1- 0, m. 18: Andreu. 1- 1, m. 40: Rajic. Árbitros: Vladimir Colbasiuc (MKD) y Massimo Cumbo (ITA) Mostraron tarjeta amarilla a Kike. Celtics y Lakers retoman el protagonismo, años después M. Á. B. MADRID. Los aficionados más veteranos a la NBA se enamoraron de esta competición a base de los míticos enfrentamientos entre los Celtics y los Lakers. Los bostonianos representaban el clasicismo y la historia, mientras que los californianos eran el paradigma del showtime y el desenfado deportivo. El órgano del Boston Garden frente a las Laker Girls de Hollywood. Lamentablemente para ellos, los verdes dejaron de contar en 1986. Ése fue el año de su último anillo y ahí terminó su era. El desmembramiento del equipo ganador, junto a las tragedias de los años posteriores (fallecimientos de Len Bias y Reggie Lewis) dieron al traste con su reconstrucción. Los púrpuras, mientras, encontraron en el dúo Shaquille- Kobe un nuevo filón y nunca dejaron de estar en candelero. Este año, por fin, los dos equipos vuelven a tener opciones. Los célticos son líderes del Este (a pesar de perder ante Orlando 102- 104) y los angelinos segundos del Pacífico (su triunfo ante Chicago, 106- 78, fue el tercero seguido) por lo que el duelo está servido de nuevo. Ya lo dice el bolero: veinte años no son nada. Decíamos ayer... Otros resultados: Toronto, 100; Golden State, 106 (Calderón: 15 minutos, 4 puntos y 5 asistencias y Garbajosa no jugó) y Sacramento, 105; Detroit, 95.