Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20- -11- -2007 MADRID 57 La Asamblea exige más recursos para eliminar esperas El pleno de la Asamblea de Madrid aprobó recientemente, con la abstención del PSOE e IU, una proposición no de ley del PP que instaba al Gobierno de la Nación a dotar de mayores recursos a las oficinas de extranjería, para eliminar las largas colas de espera y mejorar las condiciones en que esa espera se produce El portavoz de Inmigración del PP, Borja Carabante, considera indigno y humillante el trato que reciben en las oficinas de extranjería los rumanos y búlgaros que viven en Madrid y quieren regular su situación. Desde abril la nacionalidad mayoritaria entre los inmigrantes empadronados en la Comunidad es la rumana (170.357 ciudadanos) mientras que los ciudadanos procedentes de Bulgaria (28.132) también tienen una importante representación. Desde el 1 de enero, fecha de ingreso en la UE de Rumanía y Bulgaria, los ciudadanos de esos países pueden residir en España legalmente con pleno derecho, por lo que a la hora de llevar a cabo los trámites para su permiso de residencia se producen largas colas de esas miles de personas ante las oficinas de extranjería, relató Carabante. La Comunidad destinará 1,3 millones a sensibilizar sobre la inmigración ABC MADRID. El consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández- Lasquetty, afirmó ayer que la Comunidad destinará 1,3 millones de euros en 2008 para la realización de campañas de sensibilización para fomentar la integración de los inmigrantes y luchar contra la xenofobia. Fernández- Lasquetty, que compareció en la Comisión de Presupuestos en la Asamblea de Madrid, señaló que esta inversión se lleva a cabo a través de diferentes iniciativas en las que participa la Comunidad en favor de la sensibilización de la población madrileña en materia de la inmigración y contra la xenofobia y el racismo como son las subvenciones o convenios con asociaciones especializadas, ONG, o asociaciones de vecinos. El objetivo es que los madrileños nos sigamos sintiendo como en casa y que no sea incompatible con que los nuevos madrileños, que han llegado y están ayudando a que la región crezca, también lo hagan explicó el consejero tras su comparecencia en la Comisión de Presupuestos y Hacienda. Asimismo, Fernández- Lasquetty indicó que el presupuesto de su Consejería para este año asciende a 87,5 millones de euros, y que el conjunto del presupuesto para integración de la Inmigración, se eleva a 1.600 millones de euros, sumando el esfuerzo que se hace desde las diferentes consejerías Por otra parte, el titular madrileño de Inmigración y Cooperación recordó que la Comunidad duplicará el presupuesto de Cooperación para esta legislatura, para lo que, por primera vez en su historia, en 2008 alcanzará los 40,5 millones de euros para Cooperación. Todo esto se enmarca, además, según denunció el viernes Lasquetty, dentro de la discriminación que sufre Madrid en cuanto al dinero que recibe del Gobierno para inmigración, menor que del que va dirigido a otras comunidades, cuando se supone que la cantidad debería ser inversamente proporcional a la cantidad de inmigrantes recibidos También, acusó, la reducción del fondo para inmigración de los Presupuestos Generales del Estado aprobados por el PSOE para 2008, que ha pasado de los 200 millones previstos a 187, 20 menos de lo previsto a repartir entre todas las regiones Carabanchel: cárcel, refugio y hospital La historia la cárcel de Carabanchel, uno de los recintos donde ahora se concentran centenares de inmigrantes cada mañana para solucionar algún trámite de su residencia en España, es corta pero muy intensa. Desde hace varios meses, el antiguo edificio donde se encontraba la residencia de los funcionarios de prisiones se ha convertido en un albergue improvisado donde varios grupos de rumanos se han hecho fuertes, al convertir el edificio en terreno propio. Allí duermen, cocinan, se asean como pueden, descansan, y discuten. La imagen que ofrece el recinto es dantesca. Entre los enseres que fueron abandonados allí por los últimos funcionarios, se encuentran colchones, cocinas improvisadas y un importante almacén de chatarrería. Nadie se atreve a entrar allí, incluso los sin techo que durante varios meses lo habían hecho, porque es muy peligroso relatan algunos que duermen en las cercanías. Para evitar que Carabanchel sea sinónimo de conflictos, presos o delincuencia, los vecinos esperan ansiosos la construcción del nuevo hospital, que servirá para aliviar el colapso del Clínico. La Comunidad está dispuesta a afrontar la obra, siempre que el Ministerio del Interior ceda definitivamente los terrenos para llevarla a cabo. do de descuideros que se encargan de arruinar la mañana de muchos ciudadanos. La fila de personas llega, incluso hasta la Puerta del Sol, pero los propios funcionarios reconocen que no se puede hacer mucho más. En este caso, dependen del Ministerio de Justicia. Tampoco están muy contentos con la ampliación de plantilla e instalaciones. El problema es que estas oficinas son un punto esencial para recoger cualquier papel y no hay descentralización aseguran dos funcionarias del centro. Al igual que en la Oficina de Extranjeros de Carabanchel, la presencia masiva de inmigrantes delata falta de previsión y de mayores instalaciones. Dar números como cita previa Para aliviar esta situación, desde hace varios meses se ha optado por el reparto de números para dejar claro desde primera hora quién tiene posibilidades de acceder al centro. Es la opción por la que se han decantado en la Oficina de Extranjeros Comunitarios. Porque los ciudadanos europeos tampoco se libran de las aglomeraciones. Desde el pasado mes de julio, el Ministerio del Interior ha habilitado esta sede en la plaza del Campillo de Mundo Nuevo (Arganzuela) para aliviar la carga en la oficina de General Pardiñas (ahora dedicada exclusivamente a búlgaros y rumanos) A estas oficinas acuden ciudadanos de la Unión Europea que buscan los papeles necesarios para vivir o trabajar en España. Incluso, hasta allí se acercan los estudiantes que residen temporalmente en Madrid. ¿El problema? De nuevo, las esperas, aunque sólo se reparten 60 números cada mañana. Porque esta solución no evita que varias decenas de personas se congreguen por si hay suerte según comenta Niccola, un italiano que lleva apenas un mes residiendo en España. Ya me habían advertido que habría mucha gente explica este europeo, aunque creo que en Italia pasa lo mismo admite. Aquí no pernoctan los usuarios, porque el Ministerio del Interior ha habilitado un teléfono para informarse antes de desplazarse. Yo lo utilicé, pero no me ha servido de nada porque al final, las dos o tres horas de espera no te las quita nadie afirma Per, un danés que ya ha admitido que España es singular, sobre todo para los extranjeros Discriminación a Madrid