Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 20 s 11 s 2007 MADRID 55 DIMES Y DIRETES Rafael Puyol Fundación Instituto de Empresa ¿POR QUÉ NO SE CALLAN? L Fomento liberará este espacio antes de las Navidades, pero las obras volverán a la Puerta del Sol después de las fiestas SIGEFREDO Vecinos y comerciantes, indignados ante el retraso de las obras de Sol Los trabajos de la estación de Cercanías deberían haber finalizado en mayo de este año y se prolongarán hasta octubre de 2009, con consecuencias nefastas L. TOSCANO MADRID. Los vecinos afectados por las obras de la futura estación de Cercanías de Sol se mostraron ayer indignados ante la confirmación de la prolongación de las obras hasta octubre de 2009 cuando, en teoría, deberían haber finalizado en mayo de este año. Así, la Asociación de Vecinos y Comerciantes de Montera y Adyacentes (AMYA) denunció ayer que la situación se hace cada vez más insostenible en la zona y criticó la falta de transparencia del Ministerio de Fomento que no les ha informado de los motivos concretos de este retraso en la apertura de las estaciones de más de dos años. Así, en la última reunión de la Comisión Ciudadana de seguimiento de las obras de Sol, Gran Vía y Montera, celebrada ayer, en la que estuvieron presentes representantes de la Junta de Distrito de Centro y del Ministerio de Fomento, las distintas asociaciones de vecinos de la zona mostraron su desacuerdo ante el modo en el que se están desarrollando los acontecimientos relacionados con la futura estación de Cercanías de Sol. Según explicó ayer el portavoz de AMYA, Juan Ramírez, el retraso en las obras está teniendo una repercusión muy negativa en los negocios de las calles en las que Fomento está realizando los trabajos. Como ejemplo, Ramírez explicó que en la calle Montera hay siete locales afectados por las vallas, de los que dos han cerrado sus puertas en los últimos cinco años. Además, uno de los cinco locales restantes, ha cambiado cuatro veces de uso, y otros dos, han modificado su actividad en dos ocasiones. modo, engañados, ya que, en un principio, prometieron desde el Ministerio que se crearían nuevos accesos a la futura estación de Cercanías, por los que pasarían 20.000 viajeros a la hora. Sin embargo, ahora todo apunta a que se mantendrán las salidas existentes y no se construirá ninguna nueva. El problema del ruido del que se quejan los comerciantes también influye en los vecinos que llevan ya años sin poder abrir la ventana, teniendo que soportar diariamente los sonidos de hormigoneras, martillos eléctricos y camiones, y la suciedad que generan las tareas de esta índole. Además, AMYA considera que el retraso en las obras está afectando también a la idiosincrasia y a la identidad de Montera como calle. En este sentido, Ramírez comentó que, después de su peatonalización, solo la mitad de la vía puede contar con una alfombra urbana porque la otra mitad tiene que mantener el asfalto para soportar las decenas de camiones que cada día van y vienen a las obras. Por otro lado, los vecinos y comerciantes de la zona expresaron su desasosiego ante la falta de información del Ministerio de Fomento. El portavoz de AMYA explicó que el hallazgo de restos arqueológicos de la Iglesia del Buen Suceso, del siglo XVII, en Sol, no justifican, tal y como insiste Fomento, el enorme retraso de las obras ya que, según Ramírez, cuando se encontraron los restos de la Iglesia, los trabajos de la estación ya sufrían una demora de un año. Esta falta de información hace sospechar a los vecinos que puede que exista un problema grave que se esté intentando ocultar desde el Ministerio. Una vez que Fomento ha confirmado las nuevas fechas a los representantes de los vecinos, estos no descartan tomar medidas de presión al respecto. Desde AMYA, Ramírez aseguró que convocarán una asamblea en breve en la que, entre todos los miembros de la asociación, se tome alguna determinación al respecto. Suciedad en los domicilios Comerciantes engañados Se mantienen en pie, tal y como estaban antes del inicio de las obras en 2002, un sex- shop y un locutorio, donde se están recibiendo numerosas quejas de los clientes molestos por el ruido que les impide utilizar sus servicios con comodidad. Desde AMYA, explicaron ayer que los comerciantes de Montera se sienten, en cierto Algunos negocios de la calle Montera han tenido que cerrar ante la falta de clientes por las vallas Los afectados critican la falta de información de Fomento, ya que no ha explicado los motivos de la demora a del Rey fue una intervención tajante, pero oportuna a la incontinencia e inconsistencia verbal de un presidente que como su maestro de oratoria, Fidel Castro, habla más de lo necesario. El ¿Por qué no te callas? ha hecho fortuna y ya se utiliza en España como una expresión justa que demuestra firmeza y exige respeto para el país. ¡Pero, a cuantas otras cosas se podría extender la frase sin salir de casa! ¿Por qué no te callas ETA y dejas vivir en paz a esta sociedad? ¿Por qué no se callan los políticos de cualquier signo que con sus intervenciones permanentemente acusatorias, crispan la vida de la ciudadanía? ¿Por qué no se callan los maltratadores de mujeres, de ancianos o de niños? ¿Por qué no se callan los que quieren hacer de España lo que nunca fue? ¿Por qué no se callan los especuladores que juegan alegremente con el dinero del prójimo? ¿Por qué no callan los violentos de la calle o de los espectáculos que amedrentan a la gente y destrozan lo ajeno? ¿Por qué no se callan los que destruyen inmisericordes el patrimonio ambiental comprometido? ¿Por qué no se callan los pederastas que atentan contra la integridad física y moral de nuestra infancia? ¿Por qué no se callan los traficantes de drogas, ilusionistas de sueños efímeros e inútiles que lastran el futuro de una juventud tan escasa, como necesaria? ¿Por qué no se callan los racistas y xenófobos que ven en cualquier extranjero un objetivo de su cólera infundada? ¿Por qué no se callan los intolerantes con las ideas que no comparten? ¿Por qué no se callan los que no tienen nada interesante que decir? Ya sé que estoy describiendo un país tan imposible, como deseable. Los bocazas de palabra o acción no van a permitir que lo tengamos nunca. Pero viviríamos mucho mejor si todos los que hablan demasiado se callasen, al menos un poquito... por favor.