Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 INTERNACIONAL MARTES 20 s 11 s 2007 ABC El pulso electoral Obama- Hillary se enturbia entre rumores de escándalo Su rivalidad se complica ante indicios de que la campaña de Clinton dispone de información escandalosa sobre Barack PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. La campaña de cara a las reñidas primarias de Estados Unidos- -que teóricamente debería ser una batalla de ideas, méritos y alternativas- -ha empezado durante este fin de semana a acercarse hasta la ciénaga de los escándalos personales sin necesidad de un gran empujón. Para remover el lodo ha sido suficiente que el columnista Robert Novak, celebre por su protagonismo en el caso de la espía delatada, se haya descolgado diciendo que el equipo de Hillary Clinton dispone de información escandalosa sobre su principal rival Barack Obama. Este indicio no detallado ha sido suficiente para que el carismático Obama haya salido a la palestra para defenderse de algo que todavía no es del dominio público, a modo de aperitivo de lo que puede suceder durante las próximas semanas en la campaña electoral de Estados Unidos sin claros favoritos. Barack Obama ha reprochado a la senadora de Nueva York utilizar las mismas estrategias de desprestigio indirecto aplicadas con efectividad por los republicanos contra John Kerry durante las presidenciales del 2004. El senador por Illinois ha recalcado que la ex primera dama habiéndose quejado tan a menudo de la política de destrucción personal, debe ser más rápida a la hora de respaldar o renunciar a estas tácticas Portavoces de la campaña de Hillary se han limitado a indicar que no tienen ni idea sobre estos rumores escandalosos. Lo cual no ha convencido a Obama, que pese a haber reconocido que experimentó en su juventud con drogas disfruta de una reputación personal bastante sólida. Este cuestionable descenso a las tácticas de descalificación personal también ha salpicado al bando republicano, a través de la modalidad de push- polls o llamadas telefónicas que con la excusa de realizar un sondeo de opinión diseminan mensajes negativos sobre determinados candidatos. En este caso, la víctima ha sido el candidato republicano Mitt Romney, con oleadas de estas llamadas encaminadas a cuestionar su religión mormona, su familia y su posición con respecto al aborto en los Estados de New Hampshire y Iowa, primeras y decisivas etapas del calendario de las primarias. En New Hampshire, donde todo tipo de propaganda electoral debe identificar claramen- te su origen, la oficina del fiscal general ha abierto una expeditiva investigación para identificar el origen de esta operación desacreditadora contra Romney. Y de hecho, sus rivales por la nominación presidencial del Partido Republicano se han apresurado a distanciarse de lo que John McCain ha calificado como actos de cobardía electoral. Un ejemplo clásico de push- poll es preguntar: Si usted supiera que el candidato x ha sido arrestado por asalto sexual, ¿estaría más o menos inclinado a votar por él? Manipulación en la que nada importan las respuestas de los encuestados ya que el objetivo de utilizar la excusa de un sondeo de opinión para divulgar rumores dañinos en circunscripciones electorales críticas. La principal asesora de contraterrorismo se suma al éxodo de altos cargos en la Casa Blanca P. RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Frances Fragos Townsend, la principal asesora de la Casa Blanca para cuestiones de terrorismo y seguridad doméstica, ha presentado ayer su dimisión sumándose al éxodo de altos cargos en la recta final de la Administración Bush. Townsend ha indicado abiertamente que no abandonará su puesto gubernamental en enero para invertir más tiempo en su familia sino para encontrar un trabajo mejor remunerado en el sector privado. El presidente Bush ha agradecido en un comunicado los servicios de su asesora, atribuyendo a esta fiscal casada y con dos hijos un papel integral en la formación de estrategias y políticas decisivas que mi gobierno ha utilizado para combatir el terror y proteger a los estadounidenses Durante su gestión de más de cuatro años, Townsend ha estado fundamentalmente encargada de asegurar la cooperación del FBI, la CIA y el Pentágono. La dimisión se Frances Townsend es la última baja entre los colaboradores más estrechos del presidente Bush. Una lista de dimisiones en cadena que incluye a su gurú electoral Karl Rove, su asesor político Dan Bartlett, su portavoz Tony Snow, la asesora de comunicación Karen Hughes y el fiscal general Alberto Gonzáles. El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Joshua Bolten, llegó a lanzar un ultimátum por el que todo alto cargo que no dimitiese antes del comienzo de este curso político, quedaba comprometido a continuar hasta el final del mandato presidencial en enero del 2008. Townsend ha indicado que su salida se ha visto retrasada para ultimar ciertas cuestiones de trabajo. Frances Fragos Townsend AP