Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 20 s 11 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero Quiero dar las gracias LA BURROCRACIA Y ESPAÑA E l eco que no cesa de cuatro palabras de Don Juan Carlos hace más audible el silencio de la diplomacia gubernamental. En Buenos Aires, Joaquín Morales Solá cita a Néstor Kircher, afirmando: Don Juan Carlos es el mejor político de España y uno de los mejores políticos del mundo Y agrega, por su cuenta: Kirchner y su esposa, quizá más Cristina que él, huyen de cualquier distanciamiento con el monarca español En ese marco, Jackson Diehl escribe en el Washington Post: Más que dirigirse a Chávez, el Rey de España debería haber preguntado a los jefes de Estado reunidos: ¿Porqué no habláis más alto? Diehl agrega: Chávez se ha hecho con el control del Congreso, las estaciones de TV, la industria petrolífera, y puede gobernar por decreto Desde la óptica del analista del Washington Post, Chávez ha tomado un rumbo inquietante e imprevisible, para la prosperidad y libertades públicas, de Venezuela y todo el Cono Sur americano. Ante tal evolución, las palabras de Don Juan Carlos son percibidas en Washington como una advertencia, poniendo de manifiesto los riesgos de la cobardía y el silencio de los gobernantes de América y España. Esos riesgos, silenciados oficialmente en Madrid, son denunciados al unísono en todo el continente americano. Richard Webb habla de Burrocracia en El Comercio peruano. Luis Fernando Valero publica en El Faro panameño un artículo titulado: El excremento del diablo Y afirma: Las elites venezolanas fueron corruptas y dilapidaron los recursos petroleros, auspiciando la llegada al poder de personajes como Chávez, que podrá parecer un bocazas y un demagogo populista, pero sabe que el dinero del petróleo compra muchas conciencias En Buenos Aires, Emilio J. Cárdenas publica en La Nación un análisis denunciando los riesgos de una emergente confederación cubano- venezolana que propague la guerra ideológica del populismo revolucionario allí donde España está dejando de ejercer una influencia tangible. En España estamos acostumbrados a criticar, sobre todo a la clase médica, pero no estamos habituados a reconocer un trabajo bien hecho, no sé si por envidia o simplemente porque creemos que es su obligación. Sin embargo quiero dar las gracias- -no recuerdo el nombre de todos y pido perdón por no poder nombrarlos uno a uno- -a las personas que atendieron a Fer, mi nieto. A Jesús y Lali, que llamaron al 112 y respondieron en segundos; al Samur, Summa, Cruz Roja, voluntarios, psicólogos, policía (Manuel, Ramón y sus compañeros) y al Hospital del Niño Jesús, del primero al último de sus trabajadores, celadores, auxiliares, enfermeras, médicos, vigilantes... En especial al servicio de Neurocirugía, UCI y Sala San Dario. Al doctor Cordobés, que aunque sus palabras al salir de quirófano nos estremecieron, con sus manos y su equipo le salvaron la vida. Sor Concepción, gracias por cuidarlos a los dos, soy abuela, pero también madre, y usted supo entender a mi hija y le dio el cariño y las palabras que necesitaba. Al doctor López y a todo el equipo de rehabilitación, Fer ya anda gracias a vosotros. A los cardiólogos del Gregorio Marañon que se desplazaron para poder atenderle. Nunca vi tanta rapidez, profesionalidad, determinación, organización y sobre todo cariño y apoyo a Fer y a todos nosotros. Sin ellos no habríamos podido mantenernos en pie. Todavía quedan personas buenas y sensibles que entienden el dolor de los demás. Gracias también a todas aquellas personas que han preguntado, llamado, rezado, llorado y animado, y a todos los que me han facilitado el trabajo y mi vida para que pudiera ocuparme de mis hijos y mi nieto. Jamás podré olvidaros. Fer está en casa, pero, aunque no hubiera sido así, esta carta sería la misma. Un beso para todos. Paloma Gómez Correo electrónico Familias numerosas A finales de la semana pasada salió la noticia de que el Gobierno, parece ser que para obtener el apoyo de IU en los Presupuestos, pretender ampliar los pocos beneficios que tenemos las familias numerosas a los solteros o divorciados con dos hijos. Primero fue incluir a los viudos con dos hijos, en lugar de mejorar sus pensiones de viudedad y orfandad, como sería más lógico si realmente quieren apoyarles y ayudarles. Numerosa, según el diccionario de la Real Academia Española, significa que incluye gran cantidad de personas pero este Gobierno parece empeñado en desvirtuar el significado de las palabras, familia, laicismo... ahora toca numerosa. Que no se sientan eufóricos los futuros miembros de las nuevas familias numerosas sus beneficios serán realmente escasos. Deberían ser ellos los primeros en quejarse por este engaño. Desde las Asociaciones de Familias Numerosas llevan años denunciando la no aplicación de ciertos beneficios que por ley son obligatorios, como el transporte en Cataluña, y pidiendo el reconocimiento que nos corresponde como motor de la nación por nuestro aporte social, así como la equiparación y protección con el resto de Europa. Me siento, como madre de familia numerosa (ocho hijos) totalmente desamparada por un Gobierno que sólo gobierna para unos pocos y sus propios intereses. Emilia Tarifa. Correo electrónico se mucho para recordar protestas similares por parte de los mismos contra la construcción de la línea de Alta Tensión con Francia o las ampliaciones del puerto y el aeropuerto de Barcelona. Determinados partidos que tienen responsabilidades de Gobierno en Cataluña han optado por la oposición por sistema a la construcción de cualquier infraestructura, produciéndose una curiosa paradoja: por una parte, exigen que el Estado invierta y, por otra parte, impiden que el Estado invierta. ¿En qué quedamos? Quizás a algunos partidos políticos catalanes les sobra victimismo y les falta asumir de forma seria el papel de gobernantes. María Torrijos Barcelona El muro de las lamentaciones Hace unos años estuve en Tierra Santa para conocer los lu- gares donde nació, vivió y murió Cristo, el Hijo de Dios. De ese viaje me traje el mal recuerdo de lo que me ocurrió en la visita a la sinagoga para hombres que hay junto al Muro de las Lamentaciones, algo parecido a lo que les ha ocurrido en días pasados a unos cristianos austriacos. A un acompañante y a mí se nos negó la entrada al lugar porque nos negamos a quitarnos una insignia de la solapa con la cruz de Tierra Santa. Lo nuestro no fue provocación, porque desconocíamos dicho detalle, no así en la mezquita de Omar, donde se nos advirtió que deberíamos visitarla sin calzado, lo que hicimos. La paradoja de este asunto está en que los mismos que son intransigentes desean que los demás no lo seamos con ellos, y así desde siglos. Deseo volver a esa tierra, a la tierra del Antiguo y Nuevo Testamento, que es mi tierra como cristiano que soy, y espero ser feliz en Jerusalén, co- mo en otros tantos sitios puestos por Dios para la salvación del mundo. Carlos Cordero Barrosdo Guadalupe (Cáceres) Incoherencia de la izquierda catalana En Cataluña, partidos políticos de la izquierda como ERC e ICV han vuelto a manifestarse este fin de semana contra la construcción del Cuarto Cinturón de Barcelona por parte del Ministerio de Fomento. No hay que remontar- En la reciente Cumbre Iberoamericana Hugo Chávez contó con un claro apoyo en sus ataques a España: Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, en el curso de cuyo discurso Don Juan Carlos se levantó, abandonando la sala ante los ataques que se vertían contra España y sus empresas. Ha sido a raíz de ese episodio que hemos sabido la cuantía de las ayudas que recibe ese país procedentes del nuestro. Porque resulta que es precisamente Nicaragua el país del mundo que más ayuda oficial al desarrollo recibe de España: concretamente 250 millones de euros entre 2004 y 2006, y Zapatero le ha condonado una deuda de 644 millones. Siendo así las cosas, ¿alguien entiende el trato pésimo que nos dispensan? ¿es esperable ese gesto de desagradecimiento? ¿Tenemos derecho a reconsiderar a quien ayudamos o dejamos de ayudar? Porque ni entiendo la postura nicaragüense ni tampoco la de la diplomacia española. Inmaculada Couto Palomar Correo electrónico La ayuda española a Nicaragua Fe de errores Por un error de transcipción, en la información sobre el Banco Madrid publicada en las páginas de Economía del pasado domingo se aseguraba que esta entidad pertenece al grupo Caja Madrid, cuando lo correcto sería decir que es filial de la Caja de Ahorros de Guipúzcoa y San Sebastián, la Kutxa.