Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Italia, protagonista de la gran lacra del deporte rey, la violencia LUNES 19 s 11 s 2007 ABC Viene de la página anterior medidas. Hasta que 13 de abril de 2005 se produjo el primer aviso de una enfermedad nacional que todo el planeta observó. Aquel día, un gol anulado a Cambiasso provocó la suspensión del partido Inter- Milán en la Liga de Campeones. El lanzamiento de objetos colocó a Italia como la vergüenza de Europa Se volvió a hablar mucho. Y se hizo poco. Ahora, dos años más tarde, tres fallecimientos en el plazo de diez meses han puesto al Gobierno, por fin, en alerta y a los clubes en posición de quitarse la careta. El primer suceso trágico se produjo el 26 de enero, en un partido del campeonato amateur Ermanno Licursi, dirigente del Sammartinese, recibió una paliza de los aficionados del Luzzi. Una semana después, el 2 de febrero, se iba a guardar un minuto de silencio por esta calamidad. Se rerservaron dos minutos, pero para dos semanas más tarde, pues el policía Filippo Raciti moría a consecuencia de los golpes recibidos por intentar frenar a los ultras del Catania y del Palermo. Comenzó entonces una aplicación de medidas políticas y policiales que han surtido cierto efecto, pero el cáncer persiste, pues los forofos continuaron recibiendo localidades de los clubes, dadas las amenazas sufridas por los directivos. Hay que ser menos hipócritas manifiesta Donadoni. Se aprobó la creación de un Observatorio, formado por policías y responsables de seguridad, según informa Alberto Cerruti desde Milán. El Observatorio tomó decisiones como las de prohibir que los forofos del Nápoles pudieran ver a su equipo en las canchas del Inter y del Roma, o que los del Milán acudieran a Génova. Pero cuando intentó imponer la disciplina inglesa, se topó con los intereses económicos. El fallecimiento de Gabriele Sandri ha vuelto a calentar Félix Guillén García Presidente de la Federación Española de Psicología del Deporte FÁCILMENTE MANIPULABLES o de Italia no es algo aislado. La temporada pasada hubo conflictos graves en Argentina o Brasil. Los países más propensos son aquellos en los que el fútbol tiene más peso y mueve mucho dinero, como Italia, Inglaterra, Grecia, España o incluso Alemania. No se da en los países nórdicos, por ejemplo y tampoco en el deporte en general. Sólo en el fútbol- -con alguna excepción muy aislada en el baloncesto- -porque es un deporte de masas, que mueve muchas personas con niveles socioculturales bajos, fácilmente manipulables, algo que aprovechan los grupos de ideología extremista para crear enfrentamientos. Esta violencia lamentablemente ha estado permitida desde hace muchos años, explícita e implícitamente, por dirigentes deportivos, presidentes y directivos de clubes o algunos jugadores. En muchos casos los clubes no impiden que estos aficionados radicales entren a los estadios. Desde los medios de comunicación tampoco se han puesto los medios para erradicarla. Comentarios de prensa, radio o televisión, donde se califica a un árbitro de delincuente o se le acusa de favorecer a un determinado equipo, pueden propiciar actos violentos. En Italia aunque intervenga un carabinieri que dispara, ha habido un enfrentamiento entre ultras de diferentes equipos. Hace un año hubo también otro incidente lamentable y no se hizo nada, porque siguen primando los intereses económicos. Se ha hablado de suspender la Liga durante varios partidos, pero no se va a hacer. En España también hay enfrentamientos entre aficionados y no es raro el partido en el que no hay algún incidente con un árbitro o apedrean las lunas de los autocares de los equipos rivales. Habría que hacer políticas educativas para erradicar la violencia. Trabajar con las categorías base- -los niños- -y con los padres de estos niños, que son luego los aficionados que van al fútbol. También en el colegio, en clases de educación física. Pero instituciones como la UEFA o la Federación Española de Fútbol apenas invierten en esto. L Juande Ramos sufrió un botellazo, en la cancha del Betis, que le dejó inconsciente clubes y de las televisiones, que exigen ofrecer los mejores encuentros en prime time Tras la muerte de Sandri, se detuvo a muchos violentos que se tomaron la justicia por su mano. sin embargo, muchos fueron soltados al cabo de dos días. Faltan leyes efectivas. Los directivos, por su parte, no se atreven a negar localidades a sus forofos, porque el campo se queda vacío. Negocio. Iván Ruggeri, presidente del Atalanta, regala ahora entradas para los niños. Coge la palabra de Cannavaro, quien manifestó desde Madrid que tengo la suerte de jugar en el extranjero, en un club que tie- FELIPE GUZMÁN Iberoamérica sufre esta plaga bajo el prisma de la pobreza y los secuestros se extienden de norte a sur el horno de la aplicación de medidas estrictas y el Observatorio ha chocado con un muro. Quiso copiar a la Premier y colocar partidos como el InterJuventus en horario diurno, con el fin de evitar el litigio del alcohol. Pero ha chocado con el negocio. Con la negativa de los ne una grada perfecta, llena de niños y sin violencia Los italianos que juegan en España observan con tristeza lo que sucede en su tierra. Moretti, defensa del Valencia, subrayaba que la solución no está en los equipos, sino en el Gobierno, que tendría que buscar una forma de solucionar esto según informa Raúl Cosín. Tanto los clubes como las autoridades deben poner fin a esta barbaridad señala Storari, portero del Levante. Kaká ha puesto el dedo en la herida: Si esto sigue así, podría considerar dejar de jugar en Italia La pérdida de prestigio del calcio es mortal. Argentina, con 144 muertos desde 1930, tiene a las barras bravas como mafias incontrolables T. G. -M. MADRID. Son como la mafia italiana, indestructibles, pues están introducidos, cuán si fueran carcoma, en el tronco de la sociedad. Las barras bravas han elevado a su país al liderato mundial de esta lacra. Argentina, con 144 fallecidos desde el año 1930, es la nación más violenta en la historia del fútbol. Otro estudio atribuye 230 muertos a los barras desde que el balompié argentino se hizo profesional, hace 77 años, pues también han ejecutado tragedias lejos de los campos. Hay ultras de otros países que acuden a Argentina para aprender sus tácticas. Estos grupos son en realidad guerrillas que trascienden al deporte y exigen su cuota económica y de poder en clubes como River y Boca, porque viven del balón. Cada vez que estos equipos traspasan un jugador, los bravas piden su porcentaje. Eso, si no amenazan a los dirigentes para impedir la operación. Jueces como Víctor Perrota han luchado sin descanso contra los barras Se encontró con un problema ajeno al fútbol: los radicales son inadaptados sociales, el germen de la pobreza y la desestructura social, y han encontrado en el deporte rey su identidad, su manera de obtener un falso respeto. Se les escucha porque inspiran miedo y hay que contrarrestar sus intentonas. El resultado es que Argentina vive altercados cada semana y los cierres de estadios no evitan las acusaciones contra directivos que les amparan. Para combatir esta situación, ex jueces, hinchas y ex árbitros han creado la organización Salvemos el Fútbol, que se presenta como acusación en los procesos judiciales por violencia y corrupción de los dirigentes.