Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 DEPORTES LUNES 19 s 11 s 2007 ABC Raúl duerme en una habitación secreta Hace más de un año transformó su dormitorio en una cámara de hipoxia que simula una estancia en altura (aire empobrecido por una mezcla de oxígeno con nitrógeno) para mejorar su resistencia JULIÁN ÁVILA MADRID. La aparición de Raúl en el fútbol de elite (29 de octubre de 1994) cuando su cuerpo aún no estaba formado para la alta competición le ocasionó un contratiempo. Temporada tras temporada, a pleno rendimiento en el Real Madrid y en la selección española, no encontró un amplio hueco para moldear los músculos. Nunca dio la espalda a la competición aunque no estuviese en las mejores condiciones físicas. Tenía que parar y descansar, pero él hacía oídos sordos. Hasta que sufrió una grave lesión de rodilla a finales del 2005, con un parón de seis meses. Este periodo le sirvió para pasar por el taller con el objetivo de adaptar su machacado cuerpo cargado de kilómetros y golpes al paso de la edad y a las nuevas necesidades. De la mano de su fisioterapeuta y amigo personal, Pedro Chue- ca, y apoyado por toda la estructura médica del Real Madrid inició un viaje por el camino de la ciencia en búsqueda de la pócima mágica de la eterna juventud. Se metió en el gimnasio, cogió volumen en las piernas, fortaleció los cuádriceps, aumentó ligeramente el tren superior... Ahora las piernas que tengo no parecen mías. Las he potenciado tanto que ni yo mismo creo que sean mías precisó en una entrevista a ABC después de la lesión. Se cuida al milímetro, hasta el punto de convertirse en un obseso de la comida, de las horas de descanso en mitad del día, del sueño, de su estado físico en definitiva. Mente, cuerpo y espíritu. Aumentó las horas en la camilla en manos de los fisioterapeutas, se ejercitó en la nieve, comprobó los beneficios con agua a punto de congelarse... Se entregó a la ciencia más vanguardista para encontrar una fórmula que le permitiese combinar su edad (en el tramo de los treinta) con la alta competición. En su búsqueda de la excelencia, de la eterna juventud, sin rebasar los límites de la legalidad, pisó los terrenos de la física. El último grito era las cámaras de hipoxia. La vida figurada en altura. Como los ciclistas. Primero con una simple mascarilla, luego con las tiendas transportables y así hasta el último grito, una habitación blindada. Muchos aficiona- Búsqueda de la eterna juventud dos y profesionales se preguntan cómo es posible que en las dos últimas temporadas Raúl engulla tantos kilómetros sin parar a repostar. No estamos hablando de una aplicación nueva en el ámbito del deporte. El empleo de la altitud como herramienta de entrenamiento arrancó en los años sesenta. Se comprobó que en altura el rendimiento físico era mucho mayor, pero que de modo natural sólo se podía hacer en determinados puntos y en cortos espacios de tiempo, con el correspondiente periodo de adaptación. En realidad fue tras los Juegos Olímpicos de México 1964, en los que se empeoró en la mayoría de las especialidades por efecto de la altura (México DF está a 2.300 metros) aunque algunas mejoraron- -como el famoso récord de Beamon en salto de longitud- Lo curioso fue que luego, al volver al nivel del mar, muchos atletas mejoraron sus marcas. Ahí empieza la historia. Desde entonces se ha trabajado mucho en encontrar fórmulas más aplicables y sencillas y tomó gran popularidad la técnica denominada LHTL living high training low vivir arriba y entrenarse abajo) ya que entrenarse en altura exige muchos ajustes de las cargas de trabajo que son realmente complejos. En este grupo se incluye la hipoxia normobárica domiciliaria, que son los apartamentos que utilizan dilución de nitrógeno o las tiendas que empobrecen de oxígeno el aire. Conocidas las ventajas lo idóneo era encontrar una fórmula que permitiese combinar las ventajas de la altitud con el trabajo en el hábitat natural del deportista. En la montaña, ambientes en los que hay menos disponibi- Vivir arriba y entrenarse abajo IGNACIO GIL Raúl es el segundo jugador de campo del Madrid, después de Sergio Ramos, que más minutos ha jugado con Bernd Schuster El método eleva el hematocrito y la concentración de hemoglobina; optimiza el entrenamiento y se mejora el rendimiento físico La Agencia Mundial Antidopaje no prohíbe su uso en deportistas