Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 CIENCIAyFUTURO MEDIO AMBIENTE LUNES 19 s 11 s 2007 ABC HÉROES DEL MEDIO AMBIENTE s KARL AMMANN LAS ONG ECOLOGISTAS VENDEN LA IDEA DE DAME UN CHEQUE Y DUERME TRANQUILO Llegó a África como gerente de un hotel y se prendó del continente. Su activismo ha hecho que la revista Time le distinga como Héroe Medioambiental ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Sus nueve libros y tres documentales le avalan como periodista y fotógrafo. Pero es su papel activo por el cuidado del continente africano el que le ha llevado a denunciar que no es oro todo lo que reluce en las donaciones a ONG. Karl Ammann, fotógrafo y periodista Un suizo experto en gestión hotelera llega a África en 1978 y se enamora del continente. Tras dos años en la reserva keniata de Maasai Mara publica su primer libro de fotografías: Cheetah. Desde 1988 ha denunciado activamente el bushmeat el tráfico de carne de animales salvajes que está diezmando la fauna. Su relación con los grandes simios es especialmente estrecha. Karl Ammann vive en Kenia y es autor de nueve libros y tres documentales. Ganador de prestigiosos galardones, como el de Héroe Medioambiental de la revista Time se dio cuenta de que mostrar el esplendor natural no moviliza a la gente para evitar su pérdida. Por eso, decidió no sólo retratar la belleza sino contar que la estamos destruyendo. La tarea es difícil porque distribuidores y editores prefieren mostrar sólo la cara feliz del conservacionismo: la destrucción y los ecocrímenes no son entretenidos denuncia. -Llegué aquí por primera vez hace 30 años y me impresionó la naturaleza, sobre todo su fauna. Y durante 30 años he vivido cómo se deterioraba. Que la gente no haga nada, que cada vez vaya peor. Por eso me convertí en activista medioambiental más involutariamente que voluntariamente. Me di cuenta de que, si podía hacer público lo que ocurría, quizás podría cambiarlo un poco. -Usted llega a África como gerente de hotel, ¿cómo acaba convirtiéndose en activista y periodista medioambiental? Karl Ammann vive en Kenia, y acaba de terminar tres documentales nuevas reservas. Las organizaciones ecologistas permanentemente venden la idea del siéntete bien Deme un cheque y así puede dormir tranquilo. Desde hace 30 años funciona así con donaciones y desde hace 30 años la situación va a peor. no hay auditorías independientes para ese presupuesto. Se controla el dinero, sí, pero no la eficiencia. ABC que acucian al Medio Ambiente? -Gracias al trabajo de personas como usted la opinión pública está mejor informada de los problemas medioambientales. ¿Ha ayudado eso a mejorar la situación? -Pero gente como usted nos recuerda lo que ocurre. -En África, en algunos aspectos ha ido a peor, no sólo en lo que a la Naturaleza concierne. La gente es más pobre que hace treinta años. Aún va bien en algunos Parques Nacionales pequeños y protegidos. Fuera de ahí, no quedará nada. ¿Cuál es entonces la respuesta? ¿Hay que presionar a nuestros Gobiernos para que modifiquen sus políticas medioambientales? -Mi tarea desde hace años es no dejar sitio a la excusa yo no lo sabía El problema es que las grandes organizaciones ecologistas creen que sólo reciben dinero si cuentan sus éxi- tos. Internet está llena de esas victorias ecológicas, la última sobre una nueva reserva en Congo. Allí ya hay 50 reservas y ni una sola está debidamente protegida. Pero se conceden -Entonces, ¿la defensa medioambiental es un negocio para algunos? -Por supuesto. Hay organizaciones que construyen sedes que cuestan 20 millones de dólares, el 80 por ciento del dinero es para gastos de personal. El principal problema es que -En los últimos años todo el mundo habla del calentamiento global. ¿Nos hace olvidar otras amenazas -En lo que a África respecta, se podría empezar con no comprar maderas tropicales. No hace falta ser científico para comprender que hay consecuencias duraderas si se tala un árbol con mil años de antigüedad. Podría ser un comienzo. Hay Cantones en Suiza que ya no compran maderas tropicales. No las necesitamos. Se pueden usar otros materiales. -Cuando la gente siente que un problema puede afectar a su forma de vida, se aprestan a hacer algo. Y los medios están también dispuestos a presentar el asunto. Pero ante problemas que no nos afectan directamente, la gente se lamenta, rellena un cheque y piensa que ya ha hecho algo. Y luego va a la tienda a comprar madera tropical. No dejo de decir que sólo quedan 200.000 chimpancés: todos cabrían en un gran estadio de fútbol. Estamos talando sus bosques y no pueden reproducirse. Son nuestros parientes más próximos: si no podemos hacer nada por ellos, no creo que podamos hacerlo contra el calentamiento del planeta. -Tengo tres documentales terminados y otro en posproducción. Uno se rodó en la frontera entre China y Birmania y muestra cómo entre esos dos países hay tráfico de animales vivos y muertos, pese a las Convenciones de la ONU. Nadie se preocupa. Otro trabajo, en África Central, muestra cómo los elefantes están siendo masacrados por su carne y no por su marfil. La carne da más dinero. El marfil ya no es el problema. -Su actuales proyectos... El problema es que las grandes organizaciones ecologistas creen que sólo reciben dinero si cuentan sus éxitos Desde hace 30 años se funciona con donaciones, y desde hace 30 años la situación va a peor Sólo quedan 200.000 chimpancés, estamos talando sus bosques y no pueden reproducirse Los elefantes están siendo masacrados por su carne y no por su marfil... Se gana más dinero con ella Más información sobre Ammann: http: karlammann. com