Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19- -11- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 79 La guerra pasa, las galaxias quedan De vez en cuando, expertos internacionales coinciden en solicitar que el gobierno norteamericano investigue los ovnis. Cuando estas peticiones no naufragan ante un muro de frivolidad o de silencio, hacen emerger la discreta evidencia de que los Estados Unidos ya llevan muchas décadas de investigaciones encubiertas. Tienen nombres y apellidos las personas que hablan de investigaciones conjuntas entre Washington y Londres... y hasta de Washington con Teherán en los años 70. Como se esforzó en subrayar el congresista Kucinich, ver un ovni sólo significa ver lo que las siglas dicen: un objeto volador no identificado. Puede ser un platillo volante repleto de extraterrestres o puede ser un avión, o incluso una nave espacial llena de terrícolas volando por donde no debieran. El clímax de la Guerra Fría coincidió con el apogeo de estos estudios, por razones evidentes. Al decaer esta amenaza, decayó también el interés por una investigación coherente y sostenida. O por lo menos pública. También en Rusia vuelven a estar de moda... hace una década, una cámara de televisión captaba esta imagen sobre Moscú AP Los ovnis sobrevuelan EE. UU. Un tercio de los norteamericanos creen en la veracidad de las visitas extraterrestres a la Tierra, y un 14 de los ciudadanos aseguran haber visto personalmente un objeto volador no identificado, entre ellos los ex presidentes Carter y Reagan POR ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. No todo el mundo piensa, como dijo recientemente a ABC Buzz Aldrin- -el segundo hombre en pisar la Luna- que hay vida inteligente allá fuera pero que la Humanidad nunca contactará con ella. Hay quien cree que los alien ya están aquí y que tienen voz y casi voto en la próxima campaña presidencial americana. Que le pregunten si no al congresista demócrata Dennis Kucinich, acusado en pleno debate televisivo electoral de haber avistado un ovni. Un entrevistador de la cadena NBC preguntó a Kucinich: La actriz Shirley MacLaine, que es madrina de la hija de usted, escribe en su nuevo libro que usted vio a un ovni sobrevolando su casa en Washington, que para usted fue un encuentro conmovedor, que era una nave triangular que se cernía silenciosamente sobre su cabeza, que usted sintió una llamada en su corazón y que oyó instrucciones en su mente. ¿Esto es así? El pobre Kucinich rechazó rotundamente toda la parte del corazón y de la mente, limitándose a admitir que vio un objeto volador no identificado Y recordando que otro tanto le sucedió una vez al expresidente Jimmy Carter. Bastó para que John Gibson, un columnista de la Fox de conocida antipatía hacia el Partido Demócrata, escribiera que esto demuestra que Kucinich está chiflado Gibson añadió esta exquisita flor: Y el resto de los lectores que hayan visto ovnis, absténganse de mandar e- mails coléricos. Para mí no hay diferencia, también creo que todos ustedes están locos Eso es coraje, teniendo en cuenta que la cadena NBC realizó una encuesta después del sonado debate, y resulta que un tercio de los norteamericanos creen en la veracidad de las visitas extraterrestres, y un 14 aseguran haber visto personalmente un ovni. Será más elegante no decirlo o no creérselo, pero la cuestión está ahí, firmemente arraigada. No olvidemos que el héroe americano por excelencia, Superman, era natural de otra galaxia. Quizás la arena electoral no sea la más adecuada para dirimir estas cuestiones. En el debate donde se ventilaron las miserias ufológicas de Kucinich estaba obviamente Hillary Clinton, que con su elegancia habitual se abstuvo de hacer sangre, aunque no de lanzar cartesianas miradas conmiserativas. ¿Qué habría hecho su marido de estar ahí? Porque durante su presidencia no faltó precisamente entusiasmo por los ovnis en la Casa Blanca. Varios de sus asesores eran adictos a la ciencia- ficción. Así lo prueban un montón de documentos recientemente desclasificados por la Biblioteca Clinton de Little Rock (Arkansas) Y eso que algunos seguirán sin desclasificar para proteger la vida privada de algunos. Lidiar a un tiempo con un caso Lewinsky y con un encuentro en la tercera fase puede ser demasiado para el cuerpo político de algunos. Pero no sólo los demócratas miran al cielo. Si está más o menos acreditado que el presidente Carter vio- -o creyó ver- -un objeto volador no identificado irradiando brillantes luces azules, blancas y rojas (igual Documentos desclasificados Una cadena de TV sostuvo que un ovni acompañó al Apolo XI en su aproximación hasta la Luna que la bandera americana) en su Georgia natal, el republicano Ronald Reagan aseguró haber visto dos. Tanto le impactó la experiencia, que no dudó en bautizar como la guerra de las galaxias su más granado proyecto de política exterior. Y no era sólo una forma de hablar, como quedó patente en su discurso oficial ante la 42 Asamblea General de las Naciones Unidas, el 21 de septiembre de 1987: En nuestra obsesión por los antagonismos del momento, a veces olvidamos lo que une a toda la Humanidad. A lo mejor hace falta que una amenaza exterior universal nos recuerde nuestros vínculos comunes Empezamos con Buzz Aldrin, acabemos con él. En 2005, el canal de televisión Science citó declaraciones suyas para asegurar que un ovni acompañó al Apolo XI en su aproximación a la Luna, pero la NASA prohibió hablar de ello por miedo a las críticas y al ridículo Datos históricos sobre el fenómeno UFO: http: www. ufoscience. org history