Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL LUNES 19 s 11 s 2007 ABC Alberto Sotillo La oportunidad de Obama El candidato afro- americano, el gran rival de Hillary Clinton en el Partido Demócrata, intenta superar su limitada experiencia presentándose como un necesario cambio frente al status quo POR PEDRO RODRÍGUEZ CORRESPONSAL DES MOINES (IOWA) El camino hacia la Casa Blanca pasa forzosamente por la carretera número 80 de Iowa. Una recta de cemento que atraviesa un interminable paisaje plano, agrícola y que sirve como estampa casi perfecta del medio- oeste de Estados Unidos. Estos días, a seis semanas de que comience el concentrado calendario de primarias, la vía interestatal es atravesada con asiduidad por el elenco de candidatos que aspiran a suceder al presidente George W. Bush. De todos ellos, con bastante diferencia, el que más entusiasmo está generando entre sus seguidores es Barack Obama, el carismático senador por Illinois que a sus 46 años ha roto con bastante de los esquemas de cómo debe ser y actuar un potencial presidente de Estados Unidos. Judith Fontana, residente del condado de Madison a unas cincuenta kilómetros de la capital estatal Des Moines, se declara una orgullosa simpatizante del Partido Demócrata y explica de esta forma su propio debate político: Al principio, estaba a favor de Hillary Clinton, aunque solamente fuera por el hecho de que se trataba de una mujer. Pero cuando tuve ocasión de ver a Obama, cambié rápidamente de opinión. Es como una bocanada de aire fresco y por eso tengo la firme intención de votar por él en las primarias Los planteamientos de la señora Judith no resultan precisamente excepcionales entre los seguidores de Barack Obama, un licenciado en Derecho por Harvard y protagonista de una corta pero intensa carrera de activismo político en la ciudad de Chicago, dentro de lo que se podría considerar como el sector más de izquierda del Partido Demócrata, más urbano y más en sintonía con minorías raciales. Con la peculiaridad en su caso de ser hijo de padre africano de Kenia y madre blanca de Kansas que se conocieron estudiando en la Universidad de Hawai. En un reciente mitin en Des Moines, esta amalgama racial que representa Barack es palna Fire up, ready to go un mensaje rítmico que denota genuina disposición a convertirle en presidente. Esta vez, la encargada de presentar al candidato es su mujer, Michelle Robinson. Una de las esposas políticas más interesantes dentro de este ciclo electoral, excluyendo por supuesto a Bill Clinton. La atractiva mujer, madre de dos hijas pequeñas, no duda en bailar un poco sobre el escenario y hasta explica por qué le gusta su marido, al que describe como delgado y atractivo. Piropos que terminan con la aparición de Obama sobre el escenario. Y durante un breve segundo, los dos bailan al unísono. En mangas de camisa, el recibimiento de Barack (que en suahili significa bendecido ayuda a explicar las nostálgicas comparaciones con Robert Kennedy en 1968. El hombre empieza bromeando que cómo se ha podido casar con una mujer como la suya: Supliqué. De rodillas. Y durante mucho, mucho tiempo Para entregarse después a un discurso en el que sin nombrar a sus rivales insiste en la necesidad de aspirar a algo mejor, entre continuas referencias a vuestras esperanzas y vuestros sueños Sin dejar de reiterar que el mismo librito viejo de las campañas de Washington no va a funcionar en esta elección, como no funcionará el no contestar a preguntas por temor a que las respuestas no sean populares Diatribas contra los republicanos pero, sobre todo, contra Hillary Clinton. Todo esto no quiere decir que la campaña de Obama, pese a haber acumulado plusmarcas de dinero a través de pequeñas donaciones, no haya cometido errores. Pero en general sus problemas son más atribuibles a la falta de experiencia que el resabio oportunista que exhiben otros candidatos. Aunque para el senador por Illinois, su limitado historial es una bendición: Cuando sea vuestro nominado, mi oponente no será capaz de decir que voté a favor de la guerra en Irak, o que le concedí a George Bush el beneficio de la duda en Irán, o que respaldé la política BushCheney de no hablar con los líderes que no nos gustan. Y no serán capaces de decir que dudé sobre algo tan fundamental como si es O. K. que Estados Unidos torture, porque la tortura no es nunca O. K. CHE, CHÁVEZ Y PROMETEO a separación entre religión y política muy pocas veces se ha aplicado en ciertos sectores de una izquierda que presume de agnóstica, pero que se entrega con ceguera a sus propias mitologías. A sus irracionales combinaciones de magia y política, vinculadas con la redención de los pobres y famélicos de este mundo, que han tenido la diabólica virtud de hundir aún más en el abismo a los desdichados. Un caso paradigmático fue el Che Guevara, el profeta que creía que las guerras dan de comer al hambriento. Aquella disparatada aventura del foquismo que pretendía crear decenas de nuevos Vietnam en Iberoamérica y África, cuando hubo suerte se hundió en el ridículo y, cuando no, fue inspiración y origen de iluminadas guerrillas que, a su vez, provocaron brutales represalias en Nicaragua, Guatemala, Perú o Colombia, donde campesinos y menesterosos todavía no se han repuesto de aquella guerra del fin del mundo. Hoy, las prédicas del Che, Ho Chi Minh o Mao Ze Dong provocan sonrojo a sus antiguos devotos que, para hacerse perdonar, han convertido a sus antiguos dioses tutelares en iconos de un consumismo imperecedero. Pero la confusa mezcla de religión y política redentorista sigue tan vigente hoy como entonces. Os confesarán a media voz que, tal vez, sí, Chávez, Evo o Ahmadineyad estén llevando a sus pueblos a la ruina. Pero, no lo pueden evitar, la necesidad de mantener viva la fe les incita a defenderlos con argumentos tan mitológicos como poco lógicos. Están en su derecho a equivocarse he oído más de una vez. Lo trágico es que es del sufrimiento de los hombres de lo que hablamos. Todavía hoy parece que para mostrar sensibilidad con los menesterosos hay que predicar insensateces. En Europa ponemos al cuidado de nuestro negocio a prosaicos contables, amigos de Bentham y Adam Smith. Pero, cuando miramos hacia otros continentes, hay a quienes les parece de mal gusto que el terrenal capitalismo que nos enriquece a nosotros pueda servirles a ellos. Son gentes de fe, que presumen de laicos, pero se resisten a renunciar al mito de un prometeo mágico y descamisado. L Barack Obama REUTERS De todos los candidatos a suceder a Bush, el que más entusiasmo está generando es Barack Obama Bendecido pable también entre sus seguidores. Aunque Iowa es un rincón de Estados Unidos al que se le reprocha ser poco representativo de la mezcolanza americana, es difícil pasar por alto la diversidad racial del público reunido para escuchar al senador. Al igual que la juventud de su audiencia, que le esperan coreando una y otra vez la consig- AFP Berlusconi anuncia su nuevo partido ROMA. El ex primer ministro Silvio Berlusconi anunció ayer por sorpresa la creación de su nueva formación política, el Partido del Pueblo Italiano para la Libertad. El empresario explicó que Forza Italia se disolverá dentro de esa formación En la imagen, muestra una hucha con 712 euros recogidos por su partido. ABC. es Más información sobre la campaña electoral en Estados Unidos en: abc. es internacional