Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 s 11 s 2007 INTERNACIONAL 35 Durao dice ahora que en las Azores se le dio información falsa El ex primer ministro portugués afirma que en la cumbre de 2003 recibió informes erróneos sobre Irak, y que la reunión en las islas se produjo por presión de España BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. Cuatro años y medio después de celebrarse la Cumbre de las Azores, José Manuel Durao Barroso afirma que Portugal aceptó organizar la reunión por tratarse de un pedido de sus aliados amigos, EE. UU, Gran Bretaña y sobre todo, de España. El entonces primer ministro luso y hoy presidente de la Comisión Europea, en una entrevista concedida en conjunto al Diario de Noticias y a la emisora TSF, elude toda responsabilidad en la organización de la cumbre que daría lugar a la invasión de Irak y subraya que Portugal no quería la guerra. El 16 de marzo de 2003, Durao Barroso apareció en la foto junto a Tony Blair, George W. Bush y José María Aznar. Criticado en su país por ceder una base militar ubicada en territorio luso y acompañar dicha reunión, el ex jefe del Ejecutivo portugués asegura que tuvo documentos en sus manos en los que se afirmaba que había armas de destrucción masiva en Irak Garantiza que existieron informaciones que me fueron dadas, a mí y a otros, que no corresponden a la verdad Prefiere no responsabilizar únicamente al presidente norteamericano de lo sucedido puesto que él habló personalmente con el ex presidente Clinton y me dijo que estaba totalmente convencido que todos los elementos que tenía indicaban la existencia de armas de destrucción Y recuerda que la decisión de invadir Irak fue tomada por todos, en los EE. UU, por los republicanos y por los demócratas. La decisión tomada fue consensual Barroso cree que Portugal, al decir que sí a su aliado norteamericano no perdió nada en Europa con eso es más, cree que reforzó la confianza que Portugal tiene por parte de los EE. UU. Tiene claro que la imagen de su país no salió perjudicada junto a sus socios europeos, incluso aquellos que tenían una posición diferente Desde el lado portugués, no hay nada que lamentar Eso sí, la operación militar salió muy mal y está saliendo muy mal Tony Blair, José María Aznar, George Bush y Durao Barroso, en la Cumbre de las Azores de 2003 ABC