Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA LUNES 19 s 11 s 2007 ABC Edurne Uriarte NEGRA LA ESPAÑA n líder político dijo a fines de 2002 lo siguiente: Detrás de la tragedia del Prestige hay 3 hechos claros: que la defensa de un mundo globalizador desde parámetros neoliberales abre las puertas de la codicia, que el discurso de menos Estado y más sociedad provoca una quiebra del seguro colectivo que es el Estado y que la derecha económica de nuestro tiempo quiere mandar sin política No se trataba de un mensaje desde Venezuela del líder de la revolución contra el neoliberalismo, Hugo Chávez, sino de unas declaraciones de su amigo español, José Luis Rodríguez Zapatero. Pocos meses después, en mayo de 2003, el mismo líder afirmó que la única España negra es la del Prestige. Ahora que el informe oculto por la Xunta ofrece nuevos datos para demostrar la operación de manipulación montada por el partido de Zapatero alrededor del hundimiento, es interesante recordarlo. Para valorar el escándalo Prestige y para valorar los extremismos que acechan a los dos grandes partidos españoles. Para repartir responsabilidades en lo que a la España negra toca. Y para calibrar dónde se encuentran las dificultades para los pactos de Estado entre la izquierda y la derecha. El PP ha alimentado su cuota de extremismo y de España negra con sus guiños a la teoría de la conspiración del 11- M. Pero, como han destacado los analistas de la izquierda sobre la Convención del PP, ésa no es la línea de discurso de Rajoy. Sus propuestas de pactos en los grandes asuntos de Estado suenan creíbles por eso. Sumamente difíciles en el contexto de enfrentamiento actual, pero posibles desde el discurso de Rajoy. Sus críticas rechazan los proyectos y decisiones de Zapatero, pero no cuestionan al conjunto de la izquierda ni ponen en duda su talante democrático. Dejan espacio para el encuentro. Sin embargo, Zapatero ha hecho de la identificación de la derecha con la extrema derecha uno de los ejes de su discurso. Su problema no es Rajoy, es toda la derecha. Lo cuenta de nuevo en ese folleto propagandístico en forma de libro firmado por Suso de Toro. Bush es el diablo, gritó Chávez, y la derecha es la extrema derecha, agita su amigo español. U IGNACIO GIL Medio millar de personas recuerdan en la plaza de Oriente a Franco Medio millar de personas se concentraron ayer en la Plaza de Oriente de Madrid para recordar y rendir homenaje a Francisco Franco y al fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, en un acto en el que expresaron además su indignación y repulsa por la Ley de Memoria Histórica. El fundador de Fuerza Nueva, Blas Piñar; su nieto Miguel Menéndez Piñar y el falangista Emilio Mariat fueron algunos de los que intervinieron. Cataluña pagará la exhumación de fosas de la Guerra Civil La ley catalana recoge la ocupación temporal de terrenos en caso de que los propietarios no autoricen la excavación ABC BARCELONA. La Generalitat de Cataluña sufragará con fondos públicos la exhumación de fosas donde haya indicios o pruebas documentales de localizar a personas desaparecidas en la Guerra Civil. Así lo adelantó el consejero de Interior y Relaciones Institucionales del gobierno catalán, Joan Saura, cuyo departamento pondrá a información pública esta semana el Anteproyecto de ley sobre la localización e identificación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la dictadura franquista para que las entidades, particulares y administraciones que lo deseen puedan presentar alegaciones. El objetivo es que el gobierno catalán dé luz verde al proyecto de ley durante el próximo mes de enero y que el Parlament, por consenso apruebe después del verano la que será la primera ley de este tipo en el España. En declaraciones a Efe, Saura señaló que el objetivo prioritario es señalizar y dignificar las fosas que hay en Cataluña, en lo que será una forma de cerrar una parte de las heridas abiertas en momentos muy tristes de nuestra historia, porque aún hay desaparecidos de la Guerra Civil y de la época de la dictadura que reposan de una forma indigna La Generalitat calcula que en Cataluña hay 151 fosas, en las que podrían estar enterrados alrededor de unos 9.000 desaparecidos, en su mayoría soldados anónimos fusilados en el último tramo de la Guerra Civil española. La administración catalana elaborará un mapa de fosas y un Censo de Personas Desaparecidas un registro administrativo de carácter público que, no obstante, estará regulado bajo la ley de protección de datos personales. Según el anteproyecto, sólo podrán pedir una exhumación las entidades dedicadas a la recuperación de la memoria histórica y los familiares directos de los desaparecidos, concretamente cónyuges o parejas, descendientes directos, parientes consanguíneos o por adopción hasta un tercer grado. Una comisión asesora se encargará de establecer los criterios para recomendar una exhumación, decisión que en última instancia recaerá en la administración autonómica. La comisión estará formada por 14 personas: cinco designadas por la Generalitat, dos por los municipios, cinco por expertos y dos más designados por entidades sin ánimo de lucro dedicadas a la Memoria Histórica. Una de las cuestiones más delicadas es que la Generalitat contempla que en el caso de que los terrenos a intervenir sean de privados, se debe solicitar el consentimiento de sus propietarios, pero que en caso de que no obtenerse, se puede autorizar la ocupación temporal, previa audiencia de las personas titulares de los derechos afectados y con el establecimiento de la indemnización correspondiente La marcha radical se saldó con 22 mossos heridos Además de sacar adelante una ley de fosas, el consejero de Interior de la Generalitat, Joan Saura, también tiene entre sus responsabillidades la seguridad pública. Esta se vio comprometida muy seriamente el pasado sábado en Barcelona durante el transcurso de una marcha antisistema. La manifestación se saldó con graves incidentes: 22 agentes de los Mossos resultaron heridos, uno de los cuales tuvo que ser ingresado al quedar inconsciente al recibir un golpe en la cabeza. Por su parte, fuentes del colectivo antisistema aseguraron que entre los manifestantes hubo una cuarentena de heridos. La marcha, durante la que también se destrozó una gran cantidad de mobiliario urbano, concluyó con la detención de siete personas, cinco de las cuales, una de ellas menor, permanecían ayer retenidas a la espera de declarar ante el juez. Los incidentes generaron también bronca política, al acusar CiU al consejero Saura de blando y de no creer en la Policía 151 fosas, 9.000 desaparecidos