Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA España ante una nueva misión militar s El escenario LUNES 19 s 11 s 2007 ABC El avispero más endiablado del mundo El contingente militar que enviará el Gobierno de Rodríguez Zapatero al este del Chad se tendrá que enfrentar a un laberinto sangriento, en el que se atacan los convoyes humanitarios y se queman aldeas POR ALFONSO ARMADA ENVIADO ESPECIAL YAMENA. Darfur, al oeste de Sudán, y las áreas fronterizas del este de Chad y el norte de la República Centroafricana son hoy escenario de uno de los dramas más atroces e intrincados del mundo. La aportación española a la misión mixta de la ONU y la Unión Africana (UNAMID) para mantener la paz a Darfur y poner coto a la limpieza étnica genocidio según Washington) amparado y alentado por el régimen de Jartum será de 120 soldados y dos aviones, que formarán parte de las unidades de apoyo de la Unión Europea y se instalarán al este de Chad, bajo mando francés y británico con la misión de facilitar un puente aéreo a Darfur, donde hace cuatro años estalló un conflicto que ha desplazado a dos millones de personas y provocado la muerte de un cuarto de millón de almas. Enemigos hasta ayer, hoy aliados gracias a China y su sed de petróleo, las dictaduras militares de Sudán y Chad se atizaban mutuamente armando y financiando los cada vez más fragmentados movimientos opositores armados con bases al otro lado de la frontera. La operación sería más viable si hubiera una paz que mantener, pero las conversaciones convocadas en Libia han sido un fracaso y Darfur sigue siendo un laberinto sangriento: en septiembre, diez soldados de la AU murieron en Haskanita, elevando a 28 el número de pacificados africanos que han perdido la vida. En los seis primeros meses de este año, 160.000 darfurianos más fueron desplazados, y uno de cada seis convoyes humanitarios atacados. Los asesinatos y quema de aldeas por parte de los yanyauid (milicias árabes a caballo, diablos a caballo a las órdenes del gobierno sudanés) continúan. Más de 500.000 refugiados, según The Economist han visto cortadas sus vías de suministro, mientras tribus árabes de Níger y Chadhan sido invitadas Un niño exhibe una pistola de juguete en el campo de refugiados de Al Salaam, a las afueras de la capital, El Fasher por Jartum a ocupar el terreno limpiado por sus secuaces. Del lado chadiano, 1.500 soldados franceses (que controlan el aeropuerto de Abéché, capital del Este) y amparan al corrupto régimen de Idriss Déby, deben contribuir a la fuerza de la Unión Europea. Yamena ha anunciado la firma del enésimo acuerdo de paz con quienes amenazan el poder de Déby. El año pasado estuvieron a punto de lograrlo: Llegaron a las puertas de la capital, pero gracias a Francia, el discutido Déby- -que ha corregido la constitución para convertirse en líder vitalicio- sobrevivió. Pero Yamena juega ahora al gato y al ratón con Francia, crecida por el empuje económico y diplomático (incluido el Consejo de Seguridad) que le brinda Pekín: la abierta política neocolonial francesa (atizada por la intervención de Nicolas Sarkozy en el asunto de El Arca de Zoé) ha multiplicado el sentimiento antifrancés. Desde mediados del año pasado, árabes a caballo- -como en Darfur- -han comenzado a limpiar de africanos sedentarios el este de Chad. Aunque históricamente las divisiones raciales no han tenido la menor consideración a lo largo de una frontera tan artificial como porosa, la ideología de supremacía racial instigada por los ganaderos árabes de Darfur contra los campesinos no árabes- -todos musulmanes, que se disputan agua, pastos y tierras de cultivo cada vez más exhaustas- -han contaminado toda la zona. Para complicar REUTERS Hace cuatro años estalló un conflicto que ha desplazado a dos millones de personas y la muerte de 250.000 las cosas es difícil encontrar a un chadiano de la étnia zaghawa (la minoría a la que pertenece Déby, y la que le llevó al poder en el golpe de Estado de 1991) que no simpatice con los rebeldes darfurianos. Guerrillas chadianas (nutridas por desertarse del Ejército de Déby) no sólo ocuparon el año pasado brevemente Abéché, sino que estuvieron a punto de derribar un avión francés: poseen misiles SAM, tierra- aire. Desde 2003, según el quincenal británico, el espionaje militar sudanés ha reclutado a chadianos que detestan a Déby para integrarlos en las milicias yanyauid