Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
68 MADRID DOMINGO 18 s 11 s 2007 ABC La solidaridad es blanca, roja y en espiral Más de 1.500 personas participan en la primera fotografía aérea del voluntariado s Formaron una espiral con los colores de la Comunidads Ouka Lele les hizo el retrato a 40 metros de altura POR MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. ¡Capuchas puestas. Arriba esos brazos. Quietos. Ahí, ahí, quietos! Eran las doce y media de la mañana de ayer cuando la fotógrafa madrileña Ouka Lele gritaba, a cuarenta metros de altura, esas frases a los mil quinientos voluntarios que estaban abajo. Ella, la artista, dispuesta para retratar, desde las alturas y con la mejor cámara digital del momento según nos dijo, una auténtica espiral humana vestida de blanco y rojo, los colores de la Comunidad de Madrid, los colores de la solidaridad. Ellos, mil quinientos voluntarios, abajo, pacientes, ilusionados y felices por dedicar su imagen a lo que será el logo del voluntariado madrileño. Lo que se hizo ayer en la Plaza de Oriente fue la primera fotografía área de ese voluntariado madrileño llegado de todos los rincones de la región y desde todas las asociaciones: discapacitados, de familia, contra el cáncer y Cruz Roja. Se les había llamado uno a uno. Los 1.500 contestaron que sí sin dudarlo un momento. Ouka Lele tiró la foto desde lo alto de una grúa. Luego la tratará, trabajará sobre ella y la mimará. Eso lo borda. El resultado será la nueva imagen para la Campaña de Voluntariado 2007 de la Comunidad de Madrid, una idea que corre a cargo de la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, dirigida por Gádor Ongil. Busco una figura abierta. Por eso la espiral se abre al final, como una explosión. En expansión. Es así como yo me imagino el espíritu solidario manifestaba Ouka Lele a ABC mientras vigilaba cómo los voluntarios iban componiendo ese dibujo, redondo, en círculos blancos y rojos según el color del Mujer, joven y ama de casa, el rostro del voluntariado El 73 por ciento de los voluntarios madrileños son mujeres, y de ellas, el 24 por ciento tienen entre 19 y 25 años. Es cierto que el 21 por ciento del voluntariado tiene más de 65 años. El 42 por ciento son amas de casa con alto nivel educativo: más de un tercio tiene estudios universitarios de grado medio o superior. El acompañamiento a mayores, dependientes y la denuncia social son las actividades con más voluntarios. chubasquero que a cada cual le habían entregado en el principio de la fila. La artista Ouka Lele estaba feliz pero preocupada. Ataviada de vivos colores ella también (vestido naranja, pañuelo azul a la cabeza y medias que mezclaban naranja, amarillo, rojo y negro) nos confesaba que no era esta la primera vez que trabajaba desde las alturas. Y no me gusta mucho pero no hay más remedio porque la idea es muy buena decía. Su preocupación, lógica, era porque los voluntarios llevaban dos horas esperando. Había niños, ancianos y discapacitados y ella quería que todo fuera rápido y bien para que no se cansaran demasiado. Además, hemos puesto a niños, ancianos y discapacitados al final de la espiral, en la explo- Dos horas y media costó hacer esta espiral humana junto al Palacio Real sión, para que la espera sin moverse del sitio no sea tan larga como la de los que componen el centro de la figura, que están ahí, quietos, desde hace tiempo También se preocupaba Ouka Lele por las amas de casa que tenían que irse a casa. Al final, aguantaron todos. Para esta particular actividad de ayer en la Plaza de Oriente el día estuvo de parte de la artista y de los voluntarios. Lució un precioso sol otoñal. Buena luz para hacer fotografías. Eso lo sabía Ouka Lele, aunque se lo callara. Se la notaba su satisfacción. Había complicidad entre la artista y la luminosidad de la mañana. Ese detalle no se le escapa a nadie que entienda un poquito de cámaras y de flashes La organización estuvo muy bien. ¡Correr por aquí, correr iban diciendo a los grupos de diez o doce voluntarios para que fueran formando la espiral. Un grupo con chubasqueros blancos, luego otro con los rojos, y así hasta mil quinientas almas que no desfallecieron en ningún momento. Por haber, había hasta comida y refrigerios. Personal de la COMUNIDAD DE MADRID Preciosa luz otoñal organización pasaba, cada dos por tres, con canastas llenas de donuts para hacer más dulce la espera. A miles los bollos. Pocos se resistían a no coger uno. Hasta los Guardias Civiles que vigilaban la entrada principal del Palacio Real cayeron en la tentación del sabroso rosco. Respuesta social Explosión y expansión La consejera de Familia y Asuntos Sociales, Gádor Ongil, que no se perdió detalle, nos señalaba que esa espiral simboliza la fuerza de la respuesta social de los voluntarios de la región. Es emocionante porque las 1.500 personas que están aquí nos dicen que el voluntariado no tiene edad ni ideología El resultado de los trabajos de Ouka Lele se darán a conocer el próximo 30 de noviembre en un acto para anunciar que el Día Internacional del Voluntariado es el 5 de diciembre y que Madrid ya tiene su logo y presume de sus voluntarios.