Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
20 ESPAÑA Tras la sentencia del 11- M DOMINGO 18 s 11 s 2007 ABC El nuevo yihadismo, sin líderes, lo forman células espontáneas que imitan a Irak Seis analistas del terrorismo islamista consultados por ABC analizan, a la luz de la investigación del 11- M, los retos pendientes en la seguridad del Estado BORJA BERGARECHE MADRID. El 11- M es una historia tan simple como aterradora. Un grupo de jóvenes musulmanes residentes en Europa, ni ricos ni pobres, amigos del barrio desde la infancia y movidos por el sentimiento de injusticia que nutre a muchos inmigrantes mahometanos de su generación, son radicalizados por un hombre de acción El Chino y un fanático docto y piadoso El Tunecino compran explosivos a unos chorizos de poca monta y ejecutan la peor matanza de este país. Esta es la radiografía básica en la que coinciden los seis expertos en terrorismo yihadista consultados por ABC, que se muestran muy críticos con varios aspectos de la reacción española a la amenaza integrista. Después de los atentados del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos puso en marcha una comisión de investigación compuesta por cinco diputados republicanos y cinco demócratas- elegidos por los líderes de la nación en un clima de gran división partidista según el informe publicado- -que adoptó un estudio de 500 páginas en el que se revisaban con detalle los hechos y los fallos en la seguridad nacional que los hicieron posible. En España, sin embargo, la división ha presidido cada paso posterior a los atentados del 11- M. Es una vergüenza que los partidos españoles no sean capaces de trascender sus pequeñas riñas partidistas para defender juntos el interés nacional se lamenta Marc Sageman, autor de uno de los libros más consultados sobre terrorismo yihadista, Undestanding Terror Networks (Comprender las redes terroristas) Sageman, que trabajó para la CIA en Pakistán y Afganistán a finales de los 80, ha tenido acceso a los principales protagonistas de la investigación del 11- M. Lo que más necesita España es que el sistema político y los órganos de seguridad tengan la noción de interés nacional siempre presente para que, a la hora de investigar atentados como el 11- M, se limiten a seguir los hechos, y sólo los hechos, sin estar mirando al posible impacto político de cada paso que dan defiende. El experto israelí Ely Karmon destaca las dificultades comunes a las que se enfrentan quienes investigan este tipo de atentados: En casi todos los juicios que he seguido en Italia, en el Reino Unido y en la Audiencia Nacional, las pruebas presentadas se basan casi exclusivamente en escuchas telefónicas y en seguimientos policiales, pero no en información de primera mano porque los acusados de estas redes nunca confiesan sus crímenes como ocurrió en el caso del 11- M. Un elemento clave a la hora de explicar las limitaciones de la investigación sobre el caso del 11- M reside, según Scott Atran (especialista en antropología del Centre National de la Recherche Scientifique de París) en la imposibilidad de que los fiscales puedan ofrecer rebajas de condena o inmunidad parcial a los acusados, a diferencia de EE. UU. lo cual permitiría someterlos al dilema del prisionero para sacarles información (técnica encua- OPINIONES CUALIFICADAS SOBRE EL 11- M que residían en España, que formaban parte de una difusa red integrada por sujetos identificados con la doctrina salafista- yihadista y que tenían ciertos contactos con el mundo del crimen, los cuales les sirvieron para obtener los explosivos tal y como describe Luis de la Corte, investigador de la red Athena Intelligence. Los atentados del 11- M fueron un ejemplo típico de lo que llamo la tercera ola del terrorismo yihadista global declara Sageman (la primera hizo la guerra santa contra los soviéticos en Afganistán y la segunda estrelló dos aviones contra las Torres Gemelas) Como detalla en un libro de próxima publicación en EE. UU. Leaderless Jihad se trata de una yihad sin líderes, que consiste en células espontáneas formadas por bandas de chavales, generalmente expatriados y a menudo con vínculos de amistad o familiares, que se radicalizan juntos y que buscan ser héroes imitando los métodos terroristas que vemos en Irak Para Arnaud Mercier, el politólogo francés coautor de Armas de comunicación masiva Al Qaida es como una casa madre que acoge a grupos autónomos que pasan a funcionar como sus franquicias Según el informe oficial de la Policía británica sobre los atentados del 7 de julio de 2005, tres de los cuatro suicidas, británicos de padres pakistaníes, crecieron juntos en el barrio de Beeston, en las afueras de Leeds: Un factor común a los tres es la vida social en Beeston en torno a la mezquita, los clubes juveniles, los gimnasios y las librerías islámicas Atran ha contrastado con analistas y policías de varios países este tipo de dinámicas de grupo, que describe como la de los colegas del fútbol En el caso de Madrid, explica, Abdennabi Kounjaa, los hermanos Mohamed y Rachid Oulad Akcha y Jamal Ahmidan, El Chino crecieron en el mismo barrio de Tetuán, y los amigos de El Tunecino iban a Villaverde a jugar a fútbol en un campo frente a la casa de los Oulad Cuando Ahmidan salió de prisión en Tetuán a finales de julio de 2003, los hermanos Oulad le llevan a la mezquita de Alonso Cano donde predicaba El Tunecino Y así, concluye el experto, el señor busco acción encontró al señor yihad Con el resultado, tan simple como aterrador, por todos conocido. Tercera ola terrorista FOTOS ABC MARC SAGEMAN Ex agente de la CIA ELY KARMON Experto israelí Es vergonzoso que los partidos españoles no sean capaces de trascender sus riñas para defender juntos el interés nacional Las fuerzas de seguridad deben aprender las técnicas que permiten vencer la resistencia de los detenidos a hablar El problema en Europa tras el 11- S no es Al Qaida Al Qaida, entendida como la organización de Bin Laden, dejó de ser un actor relevante en Europa tras el 11- S afirma Javier Jordán, autor junto a Luis de la Corte de La yihad terrorista (Síntesis, 2007) A la hora de buscar la conexión de los atentados de Londres y Madrid con Al Qaida, los analistas consultados coinciden en destacar el carácter espontáneo y local de estas células. Sageman destaca que los yihadistas de la segunda ola pudieron ir a los campos de Afganistán, estos ya no Mientras Karmon y Jordán ubican el liderazgo intelectual del 11- M entre los suicidas de Leganés, Sageman matiza que no hay una inspiración intelectual: no son intelectuales, son hombres de acción SCOTT ATRAN Antropólogo del CNRS ARNAUD MERCIER Politólogo francés Que los fiscales no puedan ofrecer inmunidad parcial a un acusado a cambio de información es una gran limitación Al Qaida es como una casa madre que acoge a grupos autónomos que funcionan como sus franquicias drada en la teoría del juego para incentivar que se delaten los unos a los otros) Karmon, investigador sobre terrorismo en Oriente Próximo y en Europa del prestigioso Instituto Internacional Antiterrorista israelí (ICT por sus siglas en inglés) destaca que la experiencia israelí indica que la mayoría de la información se obtiene en las declaraciones de los terroristas en el momento de ser arrestados y considera que las fuerzas de seguridad europeas carecen del conocimiento suficiente sobre las técnicas psicológicas que permiten romper la resistencia de los detenidos Atran, que ha seguido de cerca el juicio en la Audiencia Nacional, cree que la ausencia de confesiones es la principal razón de que el tribunal haga un poco de batiburrillo con las relaciones entre unos y otros Ninguno de los seis analistas pierde un segundo en abordar hipótesis de autoría que no sea la de un grupo de personas de origen norteafricano