Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 17 de Noviembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.575. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany DIVORCIO EXPRÉS arece que el divorcio exprés está causando furor en España y, por cada pareja que se une, hay al menos otra que se devuelve las cartas. Del matrimonio, que tiene no pocos detractores, ya dijo Alejandro Dumas que es una cadena tan pesada, que para cargarla hacen falta dos y, a menudo, tres. En opinión de Montaigne, el mejor matrimonio sería aquél que reuniese a una mujer ciega con un marido sordo y otro cínico ilustre, el ingenioso Oscar Wilde, que yo creo que no tuvo tiempo en vida para inventarse tantas boutades como se le atribuyen, sentenció que la mejor base para un matrimonio feliz es la mutua incomprensión En cambio Groucho Marx, más optimista, pensaba que el matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución Qué duda cabe de que es también, según su célebre frase, la principal causa de divorcio Por mi parte, tengo que confesarles que soy una acérrima defensora de sus mieles y hieles. Cuando te casas, en general, lo haces pensando que es para siempre. Que has encontrado a la persona con la que te gustaría darte un paseo por las nubes, subirte a un tren en marcha, arrojar leña a un fuego, tener un por y un para cada día, sellar y traicionar algunos pactos, callar, hablar, sufrir, tomar y darlo todo, calentar la aterida madrugada. Luego llegan los hijos, como una flor de plomo. El compromiso, es cierto, tiene a veces aroma de suicidio. Pero es descabellado romperlo alegremente. Porque en ese estallido tú pones los pedazos. Porque, roto el cristal, el amor es un agua derramada. Porque por muy exprés que nos lo pinten, el divorcio es el último remedio del más existencial de los fracasos. P El inmigrante polaco Robert Dziekanski, en el suelo del aeropuerto de Vancouver, después de que la Policía le disparara REUTERS Un gatillo de alto voltaje Disparos con la pistola inmovilizadora Táser han provocado la muerte de un inmigrante en Canadá y estrés postraumático a un diabético inglés, confundidos con posibles terroristas EMILI J. BLASCO l polaco Robert Dziekanski llegó el miércoles al aeropuerto de Vancouver para reunirse con su madre. Nervioso por la demora de los trámites aduaneros y sin saber hablar inglés, este trabajador de la construcción entró en un estado nervioso, con abrupta respiración y comportamiento agitado. Esa situación, en la que no llegó a amenazar directamente a nadie ni a poner ninguna vida en peligro, le llevó a arrojar una mesa y una silla contra una pared de cristal, y luego también un ordenador. Cuatro policías llegaron y le dispararon con pistola Táser. Dziekanski, de 40 años, cayó al suelo entre gemidos y convulsiones y murió. Un pasajero canadiense filmó en vídeo todo lo sucedido. El inglés Nicholas Gaubert ni siquiera ejerció violencia. Su condición de diabético le condujo a un coma hipoglicémico cuando se encontraba en el segundo piso de un autobús en la ciudad de Leeds, al norte de Inglaterra. El ataque le hizo desplomarse y agarrar fuertemente la mochila que llevaba. Cuando el autobús llegó al fin del trayecto, el conductor se dio cuenta de la actitud del pasajero y llamó a la Policía. Ésta dio el alto a Gaubert y, al no obtener respuesta, pensó que era un terrorista suicida y le disparó dos veces. Gaubert, de 34 años, sufrió un grave estrés postraumático. Ahora lo acaba de contar públicamente, después de que la Fiscalía inglesa haya desestimado actuar contra la Policía. Los hechos ocurrieron en julio de 2005, una semana antes de que fuera abatidos a tiros, esta vez con fuego real, el brasileño Jean Charles de Menezes. Ambos casos han abierto de nuevo el debate sobre el uso de la pistola Táser. Planteada como alternativa menos letal en situaciones en las que conviene paralizar a un sospechoso que de otra forma huiría o activaría una carga explosiva, su uso puede estar cayendo en la banalización, con los resultados ahora vistos. A raíz de la muerte del inmigrante polaco en Vancouver, la televisión pública canadiense ha indicado que 18 personas han muerto en Canadá desde 2003 tras recibir los disparos de este arma. En estos cuatro años, en el Reino Unido se ha usado en 800 incidentes. Mediante aire compromido, la pistola táser dispara dos dardos que arrastran sendos cables eléctricos. Cuando los dardos dan en su objetivo, un corriente de 50.000 voltios es descargada durante cinco segundos, provocando que los músculos de la persona afectada se contraigan de modo incontrolado. Funciona en un radio máximo de 6,4 metros. La británica Comisión Independiente de Quejas contra la Policía ha abierto una investigación sobre el caso de Gaubert. E