Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17- -11- -2007 SALUD 85 Una mutación de un virus del resfriado común mata a diez personas en EE. UU. El adenovirus 14, conocido desde hace medio siglo, se ha vuelto más agresivo ANNA GRAU. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Estados Unidos se enfrenta a una epidemia incipiente pero muy preocupante. Una mutación de un virus se está revelando capaz de enfermar seriamente a adultos sanos y de causar incluso la muerte de bebés o de personas con el sistema inmunitario debilitado. En el último año y medio ha habido diez muertos y centenares de infectados, particularmente en el ejército, que ha puesto en estado de alerta sanitaria varios de sus cuarteles. El culpable de todo es el adenovirus 14, que se detectó por primera vez a mediados del siglo XX en Holanda. Durante un tiempo su acción causó estragos entre varios ejércitos de Europa. Después el virus se aplacó y aprendió a convivir con la Humanidad- -o la Humanidad con él- -en términos casi cordiales, sin conflictos más graves que los asociados a un resfriado común. Estadísticamente, de todos los adenovirus conocidos, el 14 era conocido por preferir elegir a sus víctimas entre hombres maduros y preferentemente fumadores. Pero ahora ha registrado una mutación que lo hace mucho más universal y le confiere una agresividad extraordinaria. Es capaz de provocar una neumonía severa que a veces tiene efectos letales. El primer caso se detectó en mayo de 2006 en la ciudad de Nueva York. Una niña recién nacida, y nacida sana, contrajo el virus, perdió el apetito sin remedio, se deshidrató y murió en doce días. Dos de los diez muertos hasta ahora eran bebés, lo que les situaba en unas condiciones extremas de vulnerabilidad. Otro de los fallecidos estaba enfermo de sida. Pero entre los otros siete muertos estaba una joven de 19 años de edad, rebosante de energía y de salud hasta el punto de servir en la base aérea del ejército en Lackland, cerca de San Antonio, en Texas. Además de Nueva York y Texas, el rastro de la infección se ha seguido por el momento en los estados norteamericanos de Washington y Oregón. De los más de 150 infectados, 50 requirieron hospitalización, y de ellos 24 llegaron a las unidades de cuidados intensivos. La mayoría de los infectados eran de la base aérea de Lackland. Hay varias dependencias militares afectadas, lo cual es inquietante pero no demasiado sorprendente para Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos. Fauci recuerda que los reclutas militares son una de las dianas favoritas de los adenovirus. No lo dicen los mandamientos de la guerra, lo dice el sentido común: los adenovirus se transmiten por vía oral y fecal, por vía respiratoria y por contacto directo a través de mucosas infectadas (por ejemplo, de la mano con el ojo) Sin excluir, claro está, el contagio venéreo. Imagen del adenovirus 14 a través del microscopio electrónico Nada de eso es obligatorio en un cuartel, pero sí es más fácil que suceda, dado el grado de promiscuidad masiva a que en cierto modo obliga la vida militar. De todos modos, y si se confirma que hay una abrumadora mayoría de militares infectados, ¿puede descartarse al cien por cien la teoría de la conspiración? Estados Unidos está AP De entre los 150 infectados, la mayoría pertenecen a la base aérea de Lackland Medio centenar de personas han sido hospitalizadas, 24 en cuidados intensivos La teoría de la conspiración arrinconando casi cualquier otro campo de investigación para favorecer los avances en la comprensión y contraprogramación de virus y patógenos emergentes. Los expertos en Estados Unidos ya empiezan a solicitar una vacuna contra este virus, aunque acaso lo primero sería determinar el alcance preciso de la mutación. El adenovirus 14 original estaba pendiente de tener su propia vacuna lista para 2009. A lo mejor habrá que acelerar el proceso o incluso volverlo a empezar desde el principio. De momento se extiende la alarma y la llamada a las medidas clásicas de precaución: beber agua mineral o clorada, lavar frecuentemente las manos, extremar la higiene ocular, etcétera. La primera víctima mortal Más información en: http: www. cdc. gov EFE Valentín Fuster, premio del Club Financiero Génova El presidente de la Asociación Mundial de Cardiología, Valentín Fuster, recibió ayer el premio Español con Relevancia Internacional 2006 concedido por el Club Financiero Génova. En la imagen, Fuster conversa con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón; el duque de Lugo, Jaime de Marichalar, y la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, antes del comienzo del acto.