Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 s 11 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 La Academia de Cine podría volver a incluir los cortos en la gala de los Goya ABC MADRID. La Academia de Cine volverá a reunirse la próxima semana para tomar una decisión sobre si vuelve a incluir los cortometrajes en la gala oficial de los Goya o mantiene su propuesta de entregarlos durante la cena de candidatos, que se celebra una semana antes, algo que no aceptan los cortometrajistas. Representantes de la plataforma Indignados. org creada a raíz de la exclusión, y de los candidatos a los Goya al mejor cortometraje se reunieron ayer con miembros de la Academia para intentar llegar a un acuerdo. Fuentes de los cortometrajistas explicaron a Efe que la próxima semana se adoptará una solución definitiva. Como se recordará, la Academia anunció su intención de entregar los Goya de la categoría de Cortometrajes durante la cena de candidatos que se celebra una semana antes de la gala, y no en ésta, para así agilizar la ceremonia. Qué veneno es el amor Consiga mañana domingo, con ABC, y por tan sólo 7,95 euros, una nueva entrega de la colección de cine de Cary Grant, Sospecha película que dirigió Alfred Hitchcock y en la que el actor compartió cartel con Joan Fontaine POR MANUEL LUCENA GIRALDO Cuentan las crónicas que Sospecha Suspicion 1941) fue una película carente de título definitivo hasta el final, con una pareja protagonista- -Cary Grant en el papel de Johnny Aysgarth y Joan Fontaine en el de Lina McLaidlaw- -que se aborrecía y un desenlace desconocido. Todo resulta en este sentido tan típico de Alfred Hitchcock, ese soberbio manipulador, como sospechoso (nunca mejor dicho) La Fontaine estaba disgustada porque después del rol estelar y del éxito que había tenido en Rebecca esperaba del director un tratamiento de estrella o, al menos, conocer cómo terminaría su personaje. Durante el rodaje sufrió varios ataques de nervios, que no hicieron más que mejorar su actuación, compensada con un Oscar a la mejor protagonista. En cuanto a Grant, en su primera película bajo la dirección de Hitchcock, estuvo magistral como criminal sonriente y explotó la naturaleza ambigua del personaje en una de sus actuaciones memorables, en el límite de su imagen cinematográfica. Johnny es un jugador tan atractivo como vividor que se encuentra en el compartimento de primera clase de un tren (aunque lleva billete de tercera) con Lina, una pudiente y estable soltero- na de familia militar, que se deslumbra e, imprudentemente, se casa con él. Sólo después de la luna de miel descubre su verdadero carácter, cierta afición a los venenos, y acontece el misterioso fallecimiento de su amigo y socio Beaky (Nigel Bruce) La sospecha y el temor a la muerte la conducen a una paranoia representada en aquella brutal escena en que Cary Grant asciende por la escalera de la vivienda familiar con un vaso de leche que ella sabe que está envenenada- -Hitchcock ha- bía mandado poner un foco dentro del vaso para agudizar el efecto- En este punto, algunos hablaron de traición a la obra de la que partió el argumento, la novela Before the Fact de Francis Iles, pues en ella el personaje de Lina vive un amor enloquecido, se queda embarazada y se deja asesinar por su esposo para evitar traer mayor maldad al mundo. En la película el final ¿feliz? fue una imposición de los productores, que estuvieron a punto de destrozarla con tal de evitar que Grant apareciera como el asesino de su esposa, pues en un preestreno privado el público se había echado a reír ante esa posibilidad. De tal modo, uno sospecha que el rompecabezas que tenía el maestro Hitchcock en la cabeza encajó a la perfección. El título de la película fue el que había propuesto desde el comienzo y la representación de Johnny como la maldad y el peligro que anidan en la belleza sirve de parábola moral para el hombre común, que siempre debe desconfiar de su impulso pasional. Una magnífica obra de arte cinematográfico.