Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 MADRID SÁBADO 17 s 11 s 2007 ABC El ciclo Rompiendo el cascarón se inaugura con el espectáculo La pupila de agua a cargo de La Casa Incierta, primera compañía residente del Centro Cultural de la Villa Teatro sólo para bebés Los bebés están de enhorabuena. La primera compañía residente del Centro Cultural de la Villa se ha especializado en ellos y ahora inaugura un nuevo programa del ciclo Rompiendo el cascarón POR MABEL AMADO FOTO: SIGEFREDO MADRID. Tienen menos de tres años pero poseen la fina capacidad de aventurarse hacia lo desconocido de la mano del artista teatral. Los bebés, en contra de lo que muchos puedan pensar, tienen una sensibilidad e inteligencia emocional que se desarrolla muy rápidamente en sus primeros años de vida. De ello es consciente la compañía La Casa Incierta que, un año más, convertirá al público más pequeño de la casa en protagonista de la escena teatral madrileña. Y en esta tercera edición están de enhorabuena. No en vano, se ha convertido en la primera compañía residente de teatro del Centro Cultural de la Villa, institución pública con treinta años de vida a sus espaldas. Mora Apreda, directora de la institución, presentó ayer orgullosa este proyecto que se desarrollará a dos años vista. Con esta iniciativa intentamos cubrir una franja de público que no suele estar contemplada en la programación habitual. Por eso podemos afirmar que se trata de una iniciativa pionera ya que no hay en el mundo ningún teatro público con una compañía residente de teatro de bebés aseveró. La Casa Incierta es una compañía formada por profesionales de amplia experiencia en la creación y gestión de las artes escénicas para un público tan especial. Además, han desarrollado su trabajo tras muchas horas de investigación en escuelas infantiles de España. Por ello, esta apuesta por la promoción y difusión de propuestas escénicas novedosas no sólo incluye la producción y exhibición de los espectáculos teatrales. Según avanzó ayer el dramaturgo Carlos Laredo, también se ha previsto la publicación de una revista Todos los bebés nacen poetas el desarrollo de un ciclo de cuatro talleres para educadores y artistas (bajo el título genérico de La poética de las artes escénicas en el jardín de la primera infancia la elaboración de un documental y la convocatoria de conferencias. Con estas actividades se brinda estabilidad a la compañía residente para que pueda seguir creando nuevos espectáculos. Así, en este ciclo de Rompiendo el cascarón se han programado tres espectáculos- La pupila de agua El circo incierto y La geometría de los sueños -creados tras observar las pequeñas tragedias y comedias que forman parte de las vida de los bebés. La presentación de ayer contó con una pequeña muestra de los espectadores a los que está dirigido el ciclo. Eran pequeños de la Residencia Infantil Rosa, de Madrid, que entre algún suspiro y más de unas pal- Ciclo Rompiendo el cascarón Pupila de agua Del 21 de noviembre al 23 de diciembre. Espectáculo recomendado para niños de 0 a 3 años con una duración de 30 minutos. El circo incierto Del 25 de diciembre de 2007 al 6 de enero de 2008. Recomendado para público familiar con bebés de 0 a 5 años. Dura 40 minutos. La geometría de los sueños Del 9 de enero al 17 de febrero de 2008. Recomendado para niños de 0 a 3 años. Dura 30 minutos. Nuevos espectáculos mas, siguieron con atención el desarrollo del montaje. Clarice Cardell y Beatrice Binotti supieron introducirles en las artes escénicas a través de un cuento original con doble lenguaje verbal y de signos. Y es que, como afirma Laredo, en contra de lo que muchos puedan pensar, en estos pequeños espectadores aparecen registros emocionales y de entrada en la poética que el adulto no tiene. Además demuestran un alto grado de escucha fina y una capacidad de concentración elevada Tras concluir el espectáculo, la primera en aplaudir fue Gabriela, hija del propio Laredo e inspiradora del montaje.