Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 INTERNACIONAL www. abc. es internacional SÁBADO 17- -11- -2007 ABC Irán y Venezuela llevan su cruzada antiimperialista a la cumbre de la OPEP Agrio debate en Riad por los intentos de Caracas y Teherán de hacer alusión a la depreciación del dólar LUDMILA VINOGRADOFF CORRESPONSAL CARACAS. El presidente venezolano, Hugo Chávez, emprendió ayer una breve gira exterior con la que prevé lanzar una intensa ofensiva diplomática y reforzar su alianza antiimperialista con Irán. El principal y primer punto del viaje será Riad, la capital saudí, donde asistirá a la cumbre de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) El caudillo bolivariano ya ha avanzado que la organización debe tomar visos políticos y geopolíticos y retornar a la OPEP originaria que puso en jaque a los países que más consumen energía, sobre todo a los occidentales. Chávez quiere impulsar la corriente contraria al aumento de la producción del cartel, como exigen las principales naciones consumidoras, especialmente Estados Unidos. A su juicio el precio del petróleo debe estabilizarse en una franja de entre 80 y 100 dólares, aunque los países más desarrollados tendrían que pagarlo más caro para evitar su despilfarro. El mandatario venezolano quiere también que la OPEP busque fórmulas para compensar a los países más pobres, una fórmula de protección para que el precio del crudo no se convierta en una bomba destructiva sobre las economías del Tercer Mundo Sin embargo, el primer choque se produjo no por el petróleo sino por el dólar, según informa Efe. Mientras los jefes de Estado de las naciones participantes comenzaban a llegar a la capital saudí, los ministros de Petróleo, Finanzas y Exteriores estaban dando los últimos retoques a la redacción de la declaración final de la cumbre, reunidos a puerta cerrada en una sala del centro de congresos del Hotel Intercontinental. De pronto, la televisión del centro de prensa del mismo hotel se encendió y mostró en directo los debates, en medio del asombro de centenares de periodistas internacionales que se hicieron eco inmediato de lo que veían y oían. Un agrio debate enfrentaba a Irán y Venezuela con el res- Hugo Chávez muestra un ejemplar de la Constitución venezolana durante una entrevista televisiva emitida ayer to de los países sobre la inclusión en la declaración final de una referencia a la depreciación del dólar. Las autoridades saudíes reaccionaron demasiado tarde. cuando vieron consternados lo que pasaba, y cortaron la transmisión. La tensión creció cuando se se divulgó el temor del anfitrión, Arabia Saudí, de que la sola mención del debilitamiento del dólar en la declaración final pueda propiciar una caída más profunda del ya debilitado billete verde. Las palabras del ministro de Exteriores del reino, Saud al Faisal, captaron la atención de la prensa especializada en economía por su posible efecto sobre el valor del dólar y del petróleo. Un portavoz de la OPEP tuvo que precisar que en la declaración final no habrá ninguna referencia a la divisa estadounidense. EFE Cámaras indiscretas Un comienzo tormentoso para unas cumbres que siempre se habían esforzado en mostar una imagen de cohesión y unidad. Imagen que se había mantenido hasta ahora con la llegada de la alianza irano- venezolano. Mal preludio de una cumbre en la que se prevén más tur- China y Rusia se alejan de la estrategia internacional para frenar el programa atómico iraní ANTONIO SÁNCHEZ SOLÍS CORRESPONSAL VIENA. Los esfuerzos de la Comunidad Iernacional para forzar a Irán a que detenga su programa nuclear fueron ayer lastrados por la resistencia de China a respaldar un régimen de sanciones más duro. China canceló su presencia en un encuentro previsto para el próximo día 19, en la que estaba previsto debatir junto a Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia y Estados Unidos la posibilidad de una tercera tanda de sanciones, más duras, contra Teherán. Pekín argumentó problemas de agenda para no participar en la reunión, aunque en los círculos diplomáticos occidentales en esta ausencia se ve la oposición del país asiático a aumentar la presión contra Irán, uno de sus principales suministradores de crudo. El pasado jueves, el embajador de Washington en la ONU, Zalmay Khalilzad, ya había advertido a Pekín sobre la inconveniencia de bloquear la aprobación de nuevas resoluciones de condena en el Consejo de Seguridad, donde China tiene derecho a veto. La reunión cancelada por China estaba llamada a evaluar los pasos a seguir tras confirmar el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) que Teherán sigue avanzando en un programa atómico, que Irán afirma sólo tiene objetivos civiles. El informe del OIEA resalta también que se está organizando el control del combustible nuclear que Rusia va a suministrar a la planta que está ayudando a construir en Bushehr. Este envío, confirmado ayer por Rusia, contribuye también a diluir la actitud de firmeza y unidad que EE. UU y la Unión Europea defienden para detener las ambiciones atómicas de los ayatolás.