Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Bloqueo del TC SÁBADO 17 s 11 s 2007 ABC Tres magistrados del TC piden que se excluya la carta que desvirtúa las recusaciones del PP Consideran que unir el escrito de seis de ellos a las actuaciones constituye una prueba preconstituida NATI VILLANUEVA MADRID. La carta que seis magistrados remitieron al presidente en funciones del Tribunal Constitucional (TC) en la que niegan que tres de ellos- -los recusados por el Grupo Popular- -anticiparan su opinión sobre el recurso presentando contra la reforma de la LOTC no debe unirse a las actuaciones de las que el Pleno del TC acordó el jueves dar traslado a Gobierno, PP, Congreso y Senado. Y ello es así porque este escrito, que desmiente una información periodística, es una prueba preconstituida es decir, se le quiere dar valor de prueba antes de que se haya iniciado el incidente de recusación. Este es el principal argumento que esgrimen los magistrados del sector conservador Jorge Rodríguez- Zapata y Roberto García- Calvo (dos de los cinco recusados; ellos, por parte del Gobierno) en sendos votos particulares contra la providencia dictada el jueves por el Pleno del TC. En ella, se acordaba, entre otras cuestiones, dar traslado a las partes (antes citadas) de la carta suscrita por estos seis magistrados en la que se niega que durante una reunión con la presidenta Casas, tres de ellos se hubieran mostrado partidarios de la prórroga del mandato de la presidenta. Este posicionamiento habría servido de base al Grupo Popular para promover las recusaciones contra esos tres vocales (Pascual Sala, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps) Como informó ayer ABC, algunas fuentes interpretan que con esta maniobra el TC, consciente de que hasta el momento está siendo imposible el entendimiento entre los vocales que componen el Pleno que ha de ver las recusaciones (diez magistrados, pues las abstenciones de la presidenta y del vicepresidente ya están admitidas) estaría poniendo la pelota en el tejado del PP. Es decir, al desmentir esta misiva la toma de posiciones que sirvió al PP para promover las tres recusaciones, ya no tendría sentido que el Grupo Popular siguiera adelante con las mismas. O dicho de otro modo: muerto el perro se acabó la rabia. Sin embargo, la situación de bloqueo del TC no parece que se vaya a resolver de una forma tan sencilla (las partes Carta del conservador Rodríguez Arribas a Vicente Conde Al Excmo. Sr. D. Vicente Conde Martín de Hijas, Presidente en funciones para el enjuiciamiento del recurso de inconstitucionalidad núm. 6729- 2007. Excmo. Sr. En relación con el documento de fecha 29 de octubre de 2007, firmado por seis miembros de este Tribunal, entre los que me encuentro, suscrito en relación con la información recogida en el diario El Mundo del día 25 de octubre, y conforme a lo que ha manifestado en el Pleno del día de hoy, quiero dejar constancia de los siguientes, también a los efectos que puedan resultar oportunos para V. E. El referenciado escrito lo firmé en la creencia- -ahora veo que equivocada- -de que al estar dirigido a V. E. a los efectos que puedan resultar oportunos no iba a tener acceso a las actuaciones, ya que solo pretendía poner negro sobre blanco si lo hablado en la reunión celebrada en el despacho de la Excma. Sra. Presidenta de este Tribunal el día 12 de junio del corriente estaba o no en concordancia con la también referida noticia periodística. De haber comprendido que aquella reunión no se habló de la constitucionalidad de la Ley reformadora de la LOTC, que nadie propuso la celebración de una conferencia de prensa y que tampoco yo dije que me reservaba las opiniones parar el Pleno. Ahora bien, también es verdad- -como por cierto, en parte, ha aparecido en noticias de prensa, concretamente en El País -que manifesté que la reforma legal era fruto de la desconfianza de los políticos, que esa desconfianza era injusta porque no hubiera sido posible remover la presidencia al vencimiento del término del mandato, e incluso llegué a jurar que personalmente no adoptaría ninguna determinación en ese sentido, proponiendo la dimisión de la Sra. Presidenta y del Sr. Vicepresidente y la convocatoria de un Pleno para su ratificación en los cargos, oponiéndome a cualquier declaración institucional al respecto, propuesta que fue desechada por los demás porque podría suponer una insumisión y porque el momento pudo haber sido el anterior a la promulgación de la Ley. En Madrid, a 14 de noviembre de 2007. Fdo. Ramón Rodríguez Arribas Ramón Rodríguez Arribas ABC el documento se incorporaría a las actuaciones hubiera puesto de manifiesto, en primer lugar, que viene a integrar una prueba preconstituida, en segundo lugar, que, cuando menos, resultaba inconveniente que junto con mi firma figurasen la de dos miembros de este Tribunal abstenidos en dichas actuaciones, situación ya firme, y de otros tres recusados en las mismas, pendientes de resolución y finalmente que, aunque el contenido del documento responde a la verdad, no es toda la verdad. En efecto, corresponde a la verdad que, contra lo expuesto en la noticia del periódico, en En el tejado del PP tienen hasta el miércoles para formular las alegaciones que estimen oportunas) no sólo porque el PP no tiene intención de dar marcha atrás, sino porque ahora es la propia validez jurídica de esta carta lo que se cuestiona. En sus respectivos votos particulares, los vocales con- servadores Rodríguez Arribas y García- Calvo coinciden en asegurar que el Pleno ha admitido este escrito sin que todavía esté abierta la pieza de recusación referida a tales magistrados (a los que afecta directamente el contenido de la carta y que son, a la vez, los firmantes Pascual Sala, Manuel Aragón y Pablo Pérez Tremps) En este sentido, Rodríguez Zapata señala que desde una perspectiva institucional, ninguna manifestación de los magistrados, fuera hecha en las reuniones a las que fuimos convocados por la presidenta, en llamadas telefónicas posteriores, correos electrónicos, notas, La APM cree intolerable que los partidos coaccionen al TC El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) Antonio García, consideró ayer totalmente intolerable que los políticos traten de coartar la labor independiente del Tribunal Constitucional (TC) ejerciendo coacción y presiones sobre sus magistrados por razones espúrias García hizo estas declaraciones a Servimedia horas después de que la presidenta del TC, María Emilia Casas, calificara de irresponsables las presiones políticas de las que está siendo objeto el Tribunal Constitucional. El portavoz de la asociación que agrupa a los jueces conservadores insistió en que el Constitucional es una pieza clave del Estado constitucional y de derecho y abogó por dejar que realice su tarea de forma serena y sin injerencias políticas. Lo que no se puede tolerar dijo Antonio García, es que el Tribunal Constitucional no pueda ejercer sus responsabilidades de manera independiente y políticamente descontaminado y en cambio esté sometido al continuo zarandero y a la presión de los partidos, algo insostenible en una democracia homologada cartas o escritos dirigidos a la misma pueden ser objeto de conocimiento público Además, y por si la madeja no estaba ya liada, a las discrepancias de estos vocales respecto a la inclusión de la misiva en las actuaciones, se añade la de uno de los firmantes de esta carta, el conservador Ramón Rodríguez Arribas, quien en un escrito dirigido al presidente en funciones Vicente Conde (ver cuadro central) muestra su disconformidad con que la carta quede unida a las actuaciones. El referenciado escrito lo firmé en la creencia- -ahora veo que equivocada- -de que al estar dirigido a V E. a los efec. tos que puedan resultar oportunos no iba a tener acceso a las actuaciones, ya que sólo pretendía poner negro sobre blanco si lo hablado o no en la reunión estaba o no en concordancia con la también referida noticia periodística Al igual que sus compañeros del sector conservador Rodríguez Zapata y García- Calvo (los dos recusados) Ramón Rodríguez Arribas señala que unir esta misiva a las actuaciones implica convertirla en una prueba preconstituida máxime cuando resulta, además, inconveniente que, junto con mi firma, figuren la de dos miembros del Tribunal abstenidos de dichas actuaciones (la presidenta y el vicepresidente) Aún así, y pese a no estar de acuerdo con el uso que se va a dar a dicho escrito, el vocal reitera, como que corresponde a la verdad que en aquella reunión no se habló de la constitucionalidad de la ley reformadora de la LOTC Además de las discrepancias que se han puesto de manifiesto en torno a la unión de esta carta a las actuaciones, los magistrados recusados Rodríguez Zapata y García- Calvo coinciden en denunciar que se ha alterado el orden legal en el examen de las recusaciones, pues se tenía que haber respetado el orden cronológico de presentación de las mismas; es decir, las primeras en resolverse tendrían que haber sido las promovidas por el Gobierno, es decir, las que les afectan precisamente a ellos, y no las del Partido Popular. Estas tres últimas son las que formaron parte del primer punto del orden del día del Pleno celebrado el pasado miércoles. El debate de las cinco recusaciones sigue estancado.