Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 CIENCIAyFUTURO VIERNES 16 s 11 s 2007 ABC Los autómatas dirigieron la toma de decisiones colectiva hasta forzar elecciones antinaturales Los robots poseían en sus epidermis feromonas y sustancias químicas semejantes a las de las cucarachas inhabitual e inadecuada, que nunca habrían adoptado por sí mismos como se comprobó empíricamente en las numerosas ocasiones en que se permitió a las cucarachas decidir sin la presencia de los robots. Uno de los robots empleados en el estudio dirige a los insectos a voluntad de los investigadores SCIENCE El pastor de cucarachas Científicos franceses y suizos logran dirigir el comportamiento de una colonia de estos insectos por medio de pequeños robots de su mismo tamaño y dotados de una epidermis química similar POR S. BASCO MADRID. No es el flautista de Hamelin llevándose a las ratas camino del río. Se trata de robots capaces de pastorear rebaños de cucarachas. Es decir, científicos suizos y franceses de la Universidad Libre de Bruselas han desarrollado pequeños robots que, una vez integrados en colonias de estos insectos, han logrado controlar el comportamiento de las cucarachas hasta decidir, incluso, la elección de sus escondrijos. Los pequeños ingenios, del mismo tamaño que las cucarachas y recubiertos, a modo de epidermis, de emisores de feromonas y sustancias químicas iguales a las de estos artrópodos tan repelentes como difíciles de erradicar, fueron programados para reaccionar al entorno dirigiéndose a voluntad de los científicos hacia uno u otro lado. Los investigadores, cuyas conclusiones publica hoy la revista Science han logrado, apoyándose en la toma de decisiones colectiva que caracteriza a las colonias de animales gregarios- -no sólo insectos, también se da entre muchos vertebrados- dirigir el comportamiento de los rebaños de cucarachas de forma que sigan al robot en una determinada dirección, que se detengan con él y permanezcan inmóviles, o que elijan un refugio en contra del criterio colectivo que habrían seguido sin la actuación del pastor autómata. En resumen: a través de robots programados se puede controlar el comportamiento de algunos animales gregarios. Sobre el experimento llevado a cabo, José Halloy, uno de los co- autores del estudio, explica que ha consistido en decidir, mediante la dirección del robot, en qué escondrijo se guarece la colonia de cucarachas... Así, se ha comprobado que somos capaces de inducir a estos insectos a elegir una guarida La influencia de los pastores autómatas llegó hasta el punto de obligar a los insectos a escoger un escondrijo seco y bien iluminado antes que uno oscuro y húmedo, como hubiera sido lo lógico. El equipo científico actuó como el Gran Hermano capaz de decidir por las cucarachas, y los robots fueron su brazo ejecutor. George Orwell hubiese mencionado este episodio en su novela 1984 Los autores señalan que los robots fueron aceptados por la colonia de cucarachas sin reparo alguno Bueno es saberlo, porque refleja que no sólo los seres humanos nos comportamos a veces como autómatas ante cualquier voz de mando. Escondrijo equivocado Más información sobre el experimento: http: www. eurekalert. org jrnls sci emb scipak pdf halloy. pdf El cerebro activa sistemas de compensación para reparar lesiones medulares ABC MADRID. Los rehabilitadores que trabajan con lesionados medulares entrenan los sistemas neuronales que aún permanecen intactos para compensar el daño. Se sabe que el sistema nervioso cuenta con un sistema de compensación, pero muy poco sobre cómo funciona. Ahora un grupo internacional de científicos ha identificado las regiones cerebrales que activan esos sistemas de compensación durante el proceso de reparación de la lesión. Para averiguarlo realizaron un experimento con cinco macacos a los que les dañaron una zona del sistema nervioso. Las lesiones les impedían coger cosas con sus dedos. Los detalles de este experimento se publican hoy en Science Durante el proceso de recuperación de los monos, los científicos estudiaron el comportamiento de su cerebro con sofisticados escáneres. Por primera vez demostraron con imágenes los mecanismos de compensación que contribuyen a restablecer el daño. Vieron cómo el cerebro activa regiones diferentes según el momento de la recuperación. En una primera fase utiliza el córtex motor bilateral y después recluta regiones más extensas. Este estudio mejorará la rehabilitación de lesionados medulares o daño cerebral. AP Los 500 dientes del Nigersaurus El paleontólogo Paul Sereno presentó ayer ante la National Geographic Society, en Washington, a una nueva especie de saurópodo, del tamaño de un elefante, cuyos restos fósiles fueron hallados en el Sáhara: el Nigersaurus taqueti un herbívoro de 110 millones de años cuya boca estaba provista de más de 500 dientes.