Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16- -11- -2007 Identifican las regiones del cerebro que ayudan a recuperar las lesiones medulares 101 Las Tablas, el gran charco de dos ríos... secos Las Tablas de Daimiel se encuentran en la Cuenca Alta del río Guadiana. Están formadas por la confluencia de éste, de aguas dulces y carácter permanente, y el Gigüela, de aguas saladas y carácter estacional. Al situarse en una suave depresión de terreno, ambos ríos dan lugar a una laguna fluvial inundada con aportes de agua subterránea, procedentes de la descarga del acuífero en la llanura manchega. El Gigüela inunda la llanura en invierno, mientras que el Guadiana aporta agua procedente del acuífero 23 durante todo el año. Claro que esta es la teoría, porque en la práctica, ambos ríos se encuentran muy deteriorados. La extensión del acuífero 23 ronda los 5.000 kilómetros cuadrados, y ha sido emisor de agua para las Tablas de Daimiel hasta la década de los 70, cuando se transformaron los tradicionales cultivos de secano a regadío. La India y EE. UU. bloquean el acuerdo sobre el informe del cambio climático Algunos observadores afirman que la reunión, que debe terminar mañana, va muy retrasada ARACELI ACOSTA MADRID. París, Bruselas, Bangkok y ahora Valencia. Distintos escenarios para un mismo problema, el del cambio climático, y una misma conclusión, que la actividad humana es la causante del calentamiento global que está viviendo el planeta. algo que ya nadie pone en duda. Si en la primera parte (las bases científicas) del cuarto informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático la discusión en París se centró en si el carácter antropogénico del cambio climático pasaba- -en la terminología que habitualmente maneja el IPCC- -de probable (un 66 por ciento de posibilidades) a muy probable (un 90 por ciento de posibilidades) el mayor escollo en la reunión que desde el lunes mantienen a puerta cerrada científicos y delegaciones políticas en Valencia es si esa actividad humana conducirá a unos efectos abruptos o irreversibles según ha podido saber ABC de fuentes cercanas a la negociación. Si en aquella ocasión fue la delegación de Estados Unidos la que no puso pega alguna a la nueva calificación, ahora son ellos los que mantienen sus objeciones a la siguiente afirmación que se recoge en el borrador del texto a aprobar: Las actividades humanas pueden conducir a cambio climáticos y a impactos abruptos o irreversibles Al parecer, la delegación norteamericana alega que términos como irreversible no responden a la exactitud que debe marcar los postulados científicos. La fachada del Museo Príncipe Felipe, en Valencia, antes y durante el apagón de ayer MIKEL PONCE dad para invertir la situación y apostar por una recuperación del cauce y el caudal del Guadiana como única manera de que las Tablas de Daimiel experimenten alguna mejoría en su continuo mal estado. De esta forma, el Plan Especial del Alto Guadiana prevé la aplicación de varios programas que garanticen sus objetivos de sostenibilidad medioambiental y actividad económica. Entre ellos destacan, la reordenación y compra de terrenos y derechos de agua por valor de unos 800 millones de euros; un programa de ayudas para el mantenimiento racional de regadío o su transformación a secano, con un coste superior a los 900 millones o medidas de control del consumo de agua con la instalación de caudalímetros, que costará unos 430 millones. También habrá una partida de casi 600 millones de euros para apoyar en la búsqueda de alternativas económicas a la agricultura, además de un programa de abastecimiento, saneamiento y depuración, al que se destinarán otros 800 millones. Otro apagón contra el calentamiento Como ya ocurrió en buena parte del mundo el pasado febrero, con el fundido en negro de la parisina Torre Eiffel como emblema, muchos edificios y monumentos de distintas ciudades españolas apagaron ayer durante cinco minutos sus luces, respondiendo así a la convocatoria realizada por las organizaciones ecologistas para llamar la atención sobre el cambio climático. En Valencia, los edificios de la Ciudad de las Artes y las Ciencias apagaron progresivamente sus luces: primero fue el Oceanográfico, después el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe- -donde se está desarrollando la reunión del IPCC- y el Palau de las Artes Reina Sofía. Algunos de los miembros de este grupo intergubernamental asistieron a la concentración convocada por la plataforma Acción por el Clima en la plaza de la Virgen de Valencia, donde desplegaron un gran lazo verde y encendieron centenares de velas. El gesto se repitió desde Valencia a Granada (la Alhambra se quedó a oscuras) pasando por Madrid, con la Puerta del Sol engullida por la noche, y en varias ciudades españolas. Aprobación por consenso Más información sobre el parque: http: www. lastablasdedaimiel. com La discusión puede parecer banal, pero no lo es, pues el documento de Valencia debe aprobarse por consenso, palabra por palabra y frase por frase, lo que significa que todos los países suscriben lo que contiene. Y entre otras cosas, debe contener las causas y efectos del calentamiento global y medidas para frenar el aumento de la temperatura en la Tierra. Por tanto, se convierte en un documento imprescindible para las negociaciones sobre el régimen futuro de Kioto después de 2012, que debería empezar a perfilarse en la Cumbre Mundial del Clima que comienza en Bali (Indonesia) el próximo 3 de diciembre. El otro caballo de batalla está siendo la insistencia de India, que lleva la voz cantante aunque detrás está China, para que se rompa el vínculo que existe en el borrador del informe entre mitigación (reducir emisiones) y adaptación. El texto del IPCC asegura que ambos tipos de medidas deben complementarse, pero las fuentes consultadas aseguran que India ha expresado su negativa a hablar del control de sus emisio- nes y su discurso se centra en la financiación que los países ricos deben aportar a los pobres para adaptarse a los impactos del cambio climático. De esta reunión debe salir por un lado el llamado informe de síntesis, para lo que hay que decidir qué partes de los tres capítulos aprobados este año entran en ese resumen, y por otro el Resumen para los Polícos, un documento de sólo unas 20 páginas. Sin embargo, éste último es el que más pasiones despierta y, por tanto, el más difícil de consensuar, pues todos son conscientes de que, aunque sea sólo por una cuestión de volumen, esa veintena de folios son los que adquirirán una mayor relevancia. Así las cosas, la dificultad para alcanzar el acuerdo y la premura de tiempo- -el informe debe hacerse público mañana- -han llevado a que se trabaje en grupos pequeños desde el primer día. Aún así, la impresión de algunos observadores presentes en la reunión es que van muy mal de tiempo Más información en: http: www. ipcc. ch