Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo VIERNES 16- -11- -2007 ABC Una pasarela que debía servir de puente para cruzar una de las lagunas, ahora completamente seca, de este parque nacional EFE La sobreexplotación deja a las Tablas de Daimiel con sólo 18 hectáreas inundadas El Plan Especial del Alto Guadiana puede ser la única solución para este parque nacional, considerado Reserva de la Biosfera VICENTE PEÑA CIUDAD REAL. El parque nacional de las Tablas de Daimiel está viviendo uno de los momentos más difíciles de su milenaria historia. El número de hectáreas encharcadas ha vuelto a disminuir tras el trasvase de agua procedente de la cuenca del Tajo- Segura, que llegó al parque durante el pasado verano, y que llegó a inundar más de 200 hectáreas del espacio protegido. Hoy, la falta de agua, la sequía generalizada, la utilización de pozos ilegales que están secando el acuífero 23, del que se abastece este humedal, amén de las peleas políticas por los trasvases, han provocado que, de las casi 2.000 hectáreas susceptibles de ser inundadas, sólo 18 de ellas se encuentran hoy encharcadas. Y eso gracias a los bombeos de agua de emergencia que se llevan a cabo de manera esporádica a través de dos pozos habilitados para ello. Incluso hace varios meses ya surgieron los primeros comentarios sobre la posible pérdida de la catalogación de parque nacional de este paraje. No obstante, las Tablas de Daimiel siguen siendo uno de los referentes turísticos más importantes de la provincia de Ciudad Real y de Castilla- La Mancha, como lo demuestra la visita de cientos de personas que, diariamente, disfrutan del lugar. De los tres recorridos previstos para el visitante, sólo el conocido como Isla del Pan mantiene la superficie inundada, aunque un paseo por las Tablas durante el otoño siempre es un espectáculo para los sentidos. Uno de los últimos intentos por salvaguardar este parque nacional fue la firma, el pasado mes de octubre, del protocolo de colaboración para el desarrollo del Plan Especial del Alto Guadiana, entre Gobierno central y Junta de Castilla- La Mancha, por el que se comprometieron a invertir en este espacio natural 3.000 millones de euros en los próximos ocho años. El Plan Especial del Alto Guadiana es un documento elaborado por distintos organismos y asociaciones para frenar la sobreexplotación de los acuíferos del Alto Guadiana, el 23 y 24, y para hacer compatible esto con el desarrollo económico y social de la comarca, basada principalmente en la agricultura. En el caso concreto de las Tablas, se comprarán derechos de agua y fincas colindantes, que dejarán de tener así uso agrícola, y se invertirá en reforestación y en la restauración ambiental de la zona. No obstante, tal y como apuntó la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, hace algunos días, para que el parque se recupere plenamente, hay que recobrar un equilibrio ecológico perdido desde los años 60 y 70, cuando hubo un amplio proceso de desecación para la agricultura, por lo que nos llevará bastantes años Para el presidente de Castilla- La Mancha, José María Barreda, por su parte, el desarrollo del PEAG era urgente porque los acuíferos de la zona están en números rojos a lo que añadió que es posible un desarrollo sostenible en la zona, salvaguardando los recursos naturales para generaciones futuras y manteniendo el nivel de renta de los agricultores Diversas organizaciones agrarias y plataformas ciudadanas ven el Plan como la última solución fiable para recuperar el humedal ya que, después de sucesivas actuaciones y de polémicos trasvases de última hora, se necesita de un paquete de medidas que garanticen el equilibrio medioambiental en un futuro En ese sentido, la plataforma Movimiento por las Tablas ha pedido que se aproveche esta nueva oportuni- Llega el ansiado PEAG Aprovechar la oportunidad Se trata de hacer compatible el freno a la sobreexplotación de los acuíferos con el desarrollo económico